¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Alimentos a evitar durante el embarazo

Cuando te quedas embarazada, no importa si eras de las que comía comida rápida a diario o si eras una raw vegan ejemplar, en el momento del embarazo te verás envuelta en un mar de dudas:

  • ¿Tomé suficiente calcio ayer?
  • ¡Estuve comiendo jamón las primeras 7 semanas hasta que me enteré!
  • ¿Y si como manteca de cacahuetes y luego mi hijo tiene alergia?
  • ¿Puedo seguir tomando germinados?
  • La macrobiótica dice que nada de…
  • Juana la vegana del blog tal y cual, no comió nada de esto y no tuvo problema…
  • Leí que el lino contiene un tóxico…
  • Etc.
embarazo-alimentacion
Alimentación durante el embarazo

Pocos momentos en la vida como el embarazo nos llevan a desarrollar una especie de neurosis involuntaria respecto a la alimentación. Y si lo piensas, es normal. De repente te encuentras con la responsabilidad de tener en tus manos una vida nueva, ¡cómo para no preocuparte!

Hay una lista bastante consensuada de alimentos que es mejor evitar. Y por supuesto que te la daré aquí, pero antes de entrar en materia, quiero aludir a tu sentido común.

Esta lista “oficial” que antes tenía un puñado de alimentos y algunas recomendaciones, crece cada vez más y es cada vez más controvertido por lo que una madre que va recopilando información de “alimentos a evitar durante el embarazo” acaba con una lista interminable y entre Google, el médico, la suegra, la señora en el supermercado y su amiga Juana, ha desarrollado una pequeña paranoia cuando toca comer…Y esto, sí que no es bueno.

¿Te parece normal que esté contraindicado tomar especias como la cúrcuma durante tu embarazo si en la India se toman a diario?
¿O que dejes de tomar perejil en un batido verde porque dicen que puede ser abortivo?
¿Te parece normal que te digan que no comas cosas crudas cuando tu cuerpo necesita máxima nutrición?
¿O que haya una lista interminable de ingredientes “posiblemente” con riesgos naturales pero nadie te advierte lo malas que son las grasas trans para tu bebé?

¿Qué alimentos evitar durante el embarazo?

Vamos por partes, primero la lista “oficial” de lo que no se debe tomar. No me extiendo mucho con esto porque hay miles de artículos en internet en los que puedes ir a mirar todo detalle:

  1. Quesos no pasteurizados y leche cruda.
  2. Embutidos y carnes frías.
  3. Pescados crudos, ahumados en frío o fermentados.
  4. Huevos crudos o la yema sin cocinar.
  5. Germinados y cosas crudas mal lavadas o sin desinfectar.
  6. Pescados y mariscos con alto contenido en mercurio.
  7. Más de taza y media de café o té al día (200 miligramos de cafeína).
  8. Alcohol.

Los por qués generales son el riesgo de contraer enfermedades que pueden afectar tanto a la madre como al feto: listeriosis, toxoplasmosis, salmonela y e-coli.

Y el tema es que aunque es una lista más o menos “oficial”, dependiendo del médico que lleve tu embarazo, te dirá que lo evites del todo, o que compres un termómetro de cocina y entonces hagas algunas excepciones si calientas la comida a 75ºC, que el equivalente a una caña al día está bien o que ni una sola gota de alcohol.

Y si a esto le añades la lista “no oficial” de cosas que lees o escuchas por ahí acabas dudando de si puedes seguir tomando tu chucrut casero, de si debes de dejar de poner cilantro fresco en tu batido verde, de si esas crackers que tomas con lino pueden ser tóxicas, etc.

¿Y cómo actuar?

Pues eso no te lo puedo decir. Lo que sí puedo hacer es darte algunos consejos para que decidas:

  • En el caso de los quesos crudos y embutidos, evítalos del todo, son sólo 9 meses (hay quesos ricos con leche pasteurizada o si mueres por chorizo pues ponlo en un guiso que cocines a 75º).
  • En el caso del pescado y el mercurio, mira esta lista muy completa, hay muchas opciones si quieres tomar pescado sin riesgo de ingerir demasiado mercurio. Y con el tema del pescado crudo, en teoría si estás comiendo en un restaurante de confianza que sigue las pautas de congelación y de higiene, no debería de haber problema (piensa en las embarazadas de Japón) pero como lo ideal es tomar los menos riesgos posibles, deja el sushi para el postparto ;-).
  • En el caso de los germinados, para total seguridad, hazlos en casa o compra sólo de empresas que puedan asegurarte que llevan a cabo un análisis bacteriano de sus semillas y que usan agua potable en sus cultivos y antes de comerlos lávalos con agua corriente. Hay tres tipos de germinados de los que no se deben comer más de 10g aprox. al día durante el embarazo: alfalfa, trébol rojo y fenogreco (estos mismos son ideales antes del embarazo y en postparto).
  • El tema de evitar frutas y vegetales crudos, como entenderás, me toca un punto sensible porque nada mejor que un zumo o batido verde para tomar vitaminas y minerales que tanto necesita tu cuerpo. Eso sí, es muy importante la higiene, hay que lavar muy bien los ingredientes puedes seguir estas instrucciones de higiene o lavar con agua avinagrada o algunas gotitas de desinfectante para vegetales.
  • Y con todos los demás alimentos naturales que tengas dudas, pregúntate ¿es un ingrediente que ya tomabas antes de estar embarazada? Si la respuesta es sí, lo más probable es que no haya problema, tu cuerpo está acostumbrado. Si no es algo que tomabas ya, en el embarazo no es el momento de tomar grandes cantidades de un alimento nuevo. Un ejemplo sería con lo que mencionaba de la cúrcuma. Si tú cocinabas con cúrcuma normalmente o tomabas “leche dorada” con regularidad, puedes seguir tomándola embarazada. Sin embargo si no, la podrías tomar como especia pero no hacer un tratamiento de leche dorada o algún otro que la incluyera en grandes cantidades a menos que lo consultes con tu médico o terapeuta. Con el ejemplo del perejil, para que nos afectara en el embarazo de forma negativa, necesitaríamos tomar una gran cantidad de cualquier hierba aromática. Un manojo pequeño de cualquier hoja o hierba no tendrá este efecto (a menos de que tengas historial de tema de contracción uterina). Además, las especias como el perejil las usamos por lo general en pocas cantidades.

Dicho esto, es muy posible que la mujer embazada note que varios platos o ingredientes que le gustaban mucho antes, embarazada ¡no puede ni olerlos! Y es recomendable que haga caso a esto. Porque siguiendo con el ejemplo de las hojas verdes, es posible que a una madre le apetezca muchísimo su batido verde de siempre pero a otra sólo con el olor le den arcadas. En ambos casos es el cuerpo el que marca su necesidad.

Concluyo comentando algo que es imprescindible para la salud de la embarazada, además de la precauciones de no tomar ciertos alimentos y de la higiene en su manipulación, será de su especial interés ocuparse de que su flora bacteriana sea buena y esté en equilibrio.

La científica Guila Enders en su libro, “La Digestión es la Cuestión”, nos explica que para que una bacteria pueda enfermarte cuando entre a tu cuerpo (por medio del alimento en cuestión), esta debe encontrar un terreno fértil para propagarse. Es decir, es importantísimo ocuparte de que tu terreno intestinal no sea un terreno fértil para estas bacterias tomando alimentos prebióticos y probióticos. Y por tanto, suplementar con probióticos durante el embarazo será muy buena idea.

3 comentarios en “Alimentos a evitar durante el embarazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.