¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Sanación emocional a través de la alimentación

Muy a menudo me escriben personas para decirme que al leer mi libro o escuchar mi historia se sienten identificadas conmigo y quieren saber cómo lo he hecho yo para conseguir sentirme en paz y tranquilidad con lo que como, qué alimentos he tomado para superar la ansiedad, el estrés, el insomnio, recuperar las menstruaciones o sanar la disbiosis intestinal.

Siempre intento transmitir a las personas que me preguntan lo que hoy quiero compartir contigo. La alimentación es una herramienta muy buena para poder hacer un detox a nivel físico, mental, emocional y espiritual que nos llevará a algunos beneficios que están estrechamente relacionados con la sanación emocional. Limpiar y eliminar toxinas de nuestro organismo a través de un detox SEN y después seguir con unos hábitos de vida saludables nos ayuda a tener más claridad mental, a ser más conscientes de nuestras emociones, a detectar mejor qué nos ocurre a nivel físico y emocional, a reencontrarnos con nuestros deseos y necesidades más profundas y a hacer un reset de nuestros órganos. Gracias a todo esto será inevitable que después vengan cambios emocionales, de manera progresiva, más profundos.

Ensalada-sen
Ensalada SEN de calabacín y aguacate

He visto muchas veces en mi consulta y en personas que han hecho algún programa online o presencial conmigo cómo a raíz de cambiar los hábitos de alimentación y estilo de vida ha sucedido algo mágico: han tomado la decisión y las acciones necesarias para cambiar todo aquello que ya no funciona en su vida. Gracias a los primeros cambios en la alimentación después han venido otros muy profundos y, sobretodo, muy importantes, porque eran la raíz de sus malos hábitos de alimentación y las conductas dañinas con la comida. De hecho, esto mismo es lo que me ocurrió a mi.

Alimentación SEN

La alimentación SEN nos ayuda a tomar consciencia de qué es lo que está funcionando en nuestra vida y lo que no. Pero esto no significa que nos solucione lo que debemos resolver. A partir de este darse cuenta empieza el camino de sanación emocional, que la mayoría de veces no podemos hacer por nuestra cuenta ni sólo con la alimentación, sino que debemos recurrir a algún profesional que nos guíe, acompañe y de herramientas para aprender a vivir la vida desde otro punto de vista. No me cansaré nunca de repetir que hay dos maneras de vivir: una es desde el miedo, que nos lleva a sufrir ansiedad, antojos, hambre emocional, ataques de pánico, obsesión por la comida, relaciones tóxicas con los demás y con nosotros mismos, pensamientos negativos, sentimiento de culpabilidad constante, estrés, agobio…, y la otra es desde el AMOR, es decir, donde tenemos relaciones sanas que nos suman, pensamientos positivos, nos observamos con curiosidad, somos amables con nosotros mismos y los demás, dejamos de lado la crítica para ser tolerantes y flexibles, y la ansiedad, la culpa, el estrés y los agobios se disipan.

Cuando comemos de manera SEN empezamos a experimentar más energía y somos más proactivos y co-creadores de nuestra realidad. Nuestro paradigma de qué es la vida y cómo nos relacionamos con ella cambia. Dejamos de vernos como víctimas de lo que nos ocurre para convertirnos en responsables de ello, y agradecemos todo lo que sucede porque no sólo lo hace para que aprendamos algo, también porque sabemos que desde el momento en el que nos sucede significa que la Vida ya lo ha aceptado. Encontramos nuestro propósito, conocemos nuestro aporte de valor y, en definitiva, nos auto conocemos. Este autoconocimiento es el que necesitamos para dejar de actuar de manera auto destructiva, para escuchar lo que necesita de verdad nuestro organismo y para sanarnos emocionalmente. Si no nos conocemos no nos podemos aceptar. Si no nos aceptamos no nos queremos. Si no nos amamos no nos respetamos. Si no nos respetamos no comemos lo que de verdad nos nutre desde dentro hacia fuera. Es así de fácil y a la vez así de complicado al principio porque estamos muy enredados en nuestra mente y nuestras emociones, y vivimos desconectados de nuestra esencia.

Sanación emocional y alimentación SEN

Entonces, para mi la sanación emocional y la alimentación SEN van de la mano. Una persona que coma alimentos saludables, energéticos y nutritivos sanará más rápidamente y fácilmente sus emociones porque está más despierta, más presente, más consciente de todo y no podrá ni querrá cerrar los ojos a su realidad. Y una persona que emocionalmente esté sana fácilmente comerá alimentos que le nutran de verdad y no recurrirá a falsos alimentos que le quiten energía, le pongan de mal humor, le provoquen mala salud física, ni necesitará tapar o evadirse con la comida, es decir, no pondrá sus bienestar en peligro por unos falsos alimentos. Porque si nos amamos, queremos, aceptamos y respetamos todo lo otro fluye: ingerimos alimentos beneficiosos, nos apetece mover el cuerpo, nos relacionamos con gente que está en la misma energía, conseguimos el trabajo que se ajusta a nuestra manera de ser, agradecemos cada día y estamos en paz con la vida. Es así.

Para conseguir una buena salud emocional debemos poner atención a nuestro cuerpo físico nutriéndole con alimentos de verdad que no provoquen una alteración en nuestros intestinos, ya que en ellos se encuentran millones de bacterias con una relación directa a nuestra salud emocional. En un artículo publicado en El País , Yolanda Sanz, investigadora del CSIC y coordinadora del proyecto europeo MyNewGut explica que “ya se han realizado estudios en humanos en los que se compara la microbiota (flora intestinal) de personas sanas con la de otras que tienen cierta enfermedad y se ha visto que modificando el ecosistema intestinal o sus funciones se pueden reducir los estados de ansiedad”. Yolanda Sanz afirma que “en personas con alteraciones gastrointestinales, como síndrome de intestino irritable, se ha observado que tienen problemas como la ansiedad o incluso depresión, y que en estos pacientes con trastornos mentales, se ha observado que la mitad tenían problemas del sistema digestivo”.

Pero también debemos prestar atención a nuestro cuerpo emocional trabajando aquello que nos está impidiendo brillar, a nuestro cuerpo mental para cambiar aquellas creencias y pensamientos que nos están limitando y a nuestro cuerpo espiritual para encontrar nuestro aporte de valor y nuestro propósito.

Te invito ahora a que reflexiones sobre qué es lo que realmente buscas sanar mirando hacia tu interior. ¿Qué es lo que te está impidiendo vivir desde el amor?

Mientras tanto, anota también en una libreta cual es el pequeño cambio de hábitos o de alimentación que harás para empezar este camino de sanación que ha empezado hoy AQUÍ. Acabas de tomar un compromiso contigo sabiendo que la sanación emocional es fruto de un proceso de autoconocimiento que no se hace de la noche a la mañana y que nadie lo hará por ti. Así que ¡ENHORABUENA!

Si deseas más información sobre qué alimentos comer para sanar tus intestinos y así mejorar tu salud emocional puedes ver el vídeo de la conferencia que di en Biocultura Barcelona 2016: Alimentación SEN rica en pre y probióticos.

Pero recuerda que no sanamos sólo porque “limpiamos” nuestra alimentación, lo hacemos porque lo acompañamos de un trabajo profundo de nuestras emociones, pensamientos y alma.

5 comentarios en “Sanación emocional a través de la alimentación

  1. me gustaria aprender mas, me encanta la forma que tienes de ver la vida desde la alimentacion y los cambios que has experimentado en tu vida, puedo yo hacerlo con tu ayuda? gracias

  2. Estoy pasando una fuerte depresion que ademas me ha llevado a una sobrecargas de bacterias en el instentino y me ha producido gastriti, gran perdida de peso y nutrientes, estreñimiento que me han ocasionado varices internas con abundante sangrado y tambien intolerancia a la lactosa.
    Por todo ello me gustaria tu ayuda para cambiar mi alimentacion. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.