¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

¿Qué es la candidiasis intestinal?

La candidiasis es una infección que afecta al intestino delgado causada por diversas variedades de cándida, parásitos de ‘hongos’, especialmente Cándida albicans, aunque existen unas 150 especies de cándidas distintas. La Cándida albicans es una levadura que reside en nuestro tracto intestinal y si todo va bien vive en armonía dentro de nosotros y cumple sus funciones de mantener el equilibrio intestinal, eliminar restos de carbohidratos mal absorbidos, absorber cierta cantidad de metales pesados para evitar que entren en nuestra sangre, y mantener el pH de nuestra sangre en equilibrio.

La candidiasis surge cuando por varios factores se deprime el sistema inmune y se desequilibra la flora intestinal, causando el crecimiento excesivo de esta levadura.

Cándida Albicans
Imagen de cándida albicans

Factores desencadenantes de la candidiasis

  1. Exceso de azúcar, bebidas alcohólicas, levaduras, trigo y carbohidratos simples y refinados. Este tipo de alimentos, a parte de alimentar la cándida directamente hacen aumentar los niveles de glucosa en la sangre, que también hará que se alimenten.
  2. Consumo de peces de piscifactoría, porque están intoxicados con mercurio y alimentados con soja transgénica, trigo y restos de animales muertos.
  3. Exceso de carne no ecológica, debido a las hormonas y medicamentos con los que son alimentados los animales de granja convencionales.
  4. Consumo de embutidos, porque están repletos de azúcar, lactosa, conservantes, colorantes y otras sustancias tóxicas.
  5. Uso de antibióticos, porque destruyen la flora intestinal bacteriana pero no la candidiasis; otros medicamentos como la cortisona, que deprimen el sistema inmune; o los anticonceptivos, que destruyen nutrientes como la vitamina B6, que es indispensable para un sistema inmune saludable.
  6. Falta de nutrientes. Es más común la candidiasis en personas que no siguen unos buenos hábitos de alimentación, ya que sufren malas digestiones, fermentaciones, carencia en la absorción de los nutrientes, o subidas y bajadas de azúcar en sangre, de modo que al final terminan con un sistema inmune totalmente debilitado.
  7. Carencia de enzimas digestivas y ácido clorhídrico. Cuando segregamos pocas enzimas tenemos malas digestiones, se fermentan los alimentos en nuestro interior y sufrimos putrefacción intestinal. Entonces irritamos la mucosa intestinal y desequilibramos la flora, dando pie al sobre crecimiento de levaduras como la cándida.
  8. Uso y consumo de agua del grifo, ya que tiene cloro que destruye la flora intestinal, y flúor que deprime el sistema inmune.
  9. Estrés prolongado en el tiempo. Cuando nos estresamos el cortisol y los niveles de glucosa en sangre aumentan, y por otro lado se deprime el sistema inmune y se destruye la flora bacteriana intestinal.
  10. Embarazo o niveles elevados de progesterona. Durante el embarazo los niveles de progesterona aumentan, induciendo a las glándulas endometriales a producir glucógeno, lo cual favorece el crecimiento de las cándidas vaginales. Por otro lado, unos niveles altos de progesterona pueden provocar resistencia a la insulina, causando un exceso de glucosa en la sangre y favoreciendo el crecimiento de las cándidas.
  11. Diabetes y obesidad.

Síntomas de sufrir candidiasis

El hongo cándida suelta toxinas en el torrente sanguíneo y tiene un efecto devastador en el sistema nervioso y el sistema inmune; afecta al bienestar físico, mental y emocional. Cuando la cándida se apodera de nuestro cuerpo, nos pide de manera ansiosa hidratos de carbono y dulces, lo que aún la alimenta más y consigue proliferar de tal manera que agota el sistema inmunológico.

La candidiasis se origina en primer lugar en los intestinos, y luego puede ir a cualquier otro órgano y parte de nuestro cuerpo.

Algunos de los síntomas que podemos tener si sufrimos de candidiasis son: depresión; ansiedad; baja autoestima; cansancio incluso a pesar de haber dormido 8 horas; dificultad para tomar decisiones; confusión mental; ansiedad por dulces y carbohidratos; dolor de cabeza; malestar general; lengua blanca; exceso de histamina; permeabilidad intestinal; gases y flatulencias; fatiga injustificada; manos y/o pies fríos; diarreas y/o estreñimiento; distensión abdominal; ardor estomacal; reflujos ácidos; sensación de embotamiento; formación de gases después de las comidas; sensación de hinchazón al comer o poco después; mareos; retención de líquidos.

Se pueden diferenciar dos tipos de personas con candidiasis:

  • Personas con evidencias claras de candidiasis en la vagina o la boca, con enfermedades del sistema inmune, embarazadas, diabéticos o pacientes con cáncer que están en tratamiento de quimioterapia.
  • Personas que sufren candidiasis crónica con una sintomatología menos “clara” pero que tienen algunos de los síntomas que describo a continuación: Insomnio, infecciones crónicas, alergias, picores vaginales y/o anales, afonía, congestión nasal, falta de equilibrio, vértigo, síndrome premenstrual, desequilibrio hormonal, erupciones frecuentes, aftas bucales, acné, uñas quebradizas, hongos en las uñas de las manos o de los pies, lengua blanca y seca y/o pastosa, anemia, debilidad al saltarse una comida, sueño después de comer, sudor nocturno, infecciones frecuentes de los senos nasales o los oídos, conjuntivitis, infecciones del tracto urinario (cistitis), problemas renales, dolores articulares y musculares.

Cómo diagnosticar la candidiasis

Las personas que sufren candidiasis en silencio, sin saberlo, a menudo se sienten débiles, son tachados de hipocondríacos que se quejan sin motivo, y sienten que algo no va bien pero no saben qué les pasa porque notan que no tienen la energía de antes, que les cuesta hacer cosas que antes disfrutaban, que pierden la memoria o cualquiera de los síntomas descritos anteriormente.

Buscando la solución y respuestas a diferentes sintomatologías y desajustes van de médico en médico: acuden a psicólogos por los estados depresivos, a neurólogos por la migraña o la falta de memoria, son medicadas por la ansiedad, tratadas por la fibromialgia o la histamina, acuden al endocrino y son diagnosticadas con colon irritable, etcétera. Y en realidad lo que pasa es que el sistema inmune está débil y hay candidiasis.

Hay varias maneras de diagnosticar la candidiasis

  1. Por análisis de sangre. Si los niveles de eosinófilos tienden a estar en el extremo máximo y a la vez los niveles de basófilos bajos es una señal de que hay alguna alteración bacteriana y sobre crecimiento de levaduras.
  2. Test de la arabinosa en orina. Es un tipo de azúcar que en presencia de candidiasis no se metaboliza adecuadamente por la orina y da resultados de test elevados.
  3. Cultivos microbiológicos -para analizar la presencia de levaduras-, ya sean vaginales, de la mucosa bucal, oftalmológico, nasal o de heces.
  4. Por aparatos de Biorresonancia.
  5. Pruebas de resistencias a los distintos anti-fúngicos.
  6. Por kinesiología. Con esta técnica, además, se puede precisar con mucho detalle qué alimentos excluir de la dieta.
  7. Por sintomatología. Si al leer la sintomatología se padecen varios síntomas.
  8. Test del vaso y la saliva, según Andreas Moritz en su libro “Los Secretos Eternos de la Salud”.  Al levantarse por la mañana, hay que enjuagarse la boca y luego llenar un vaso de agua fresca. Se junta un poco de saliva y se escupe en el vaso. Hay que observar qué sucede con la saliva durante los siguientes 30 ó 40 minutos, en especial durante los primeros minutos. Si se tiene una infección por cándida aparecerá al menos uno de estos indicios:
    1. Hebras que se forman a partir de la saliva y descienden hacia el fondo del vaso.
    2. Presencia de saliva de aspecto extraño en el fondo del vaso.
    3. Pequeñas motas turbias suspendidas en el agua.

Cuanto más rápido se formen las hebras y las pequeñas motas turbias, más extendida estará la infección. Si los indicios señalados suceden de inmediato, significa que las bacterias se han extendido a otras partes del cuerpo. Por otro lado, si la saliva queda flotando en la superficie y el agua se mantiene perfectamente clara, lo más probable es que no se tenga ninguna infección. Cuando existe un desarrollo excesivo de bacterias, la prueba mostrará los resultados a cualquier hora del día.

En el próximo post continuaremos con las normas dietéticas para tratar a combatir la candidiasis: la alimentación es fundamental para limitar el crecimiento de las cándidas en nuestro organismo.

26 comentarios en “¿Qué es la candidiasis intestinal?

  1. Muchas gracias por la informacion, he tenido candidiasis cronica y la unica forma de vencerla es llevando una alimentacion asi de estricta. Enhorabuena a Conasi por este blog.

    1. Hola Alejandra. He visto tu comentario en el que dices que has tenido una candidiasis crónica. Es que yo creo que tengo candidiasis, pero no lo sé seguro. Me gustaría que me informases si a ti te hicieron algún test o análisis médico para descubrirla. Gracias.

  2. estimados amigos como se elimina la candidiasis intestinal, existe algo para reducir la cand intestinal y luego mantener en nivel necesario? grac att justino

  3. ¿Con un análisis de sangre habitual se puede saber a ciencia cierta si se tiene candidiasis? Tengo la lengua con manchas blancas y trozos rajados desde siempre, vamos, mi lengua que yo recuerde siempre ha sido así, he sufrido estreñimiento siempre (excepto desde hace un par de años que comencé a comer saludable), es habitual en mí tener las manos y pies fríos y me falta concentración. Me he visto identificada con varios de los efectos de la candidiasis crónica. ¿Recomiendas algún médico por la zona de Barcelona que trate este tipo de cosas? ¿en especial que ayude a realizar una dieta sana? ¡Gracias!

  4. O sea que la candidiasis se da por un exceso de proliferación de la cándida, que forma parte de la flora intestinal. Luego, unos párrafos después, decís que “se deprime el sistema inmune y se destruye la flora intestinal”. ¿En qué quedamos? Tal y como yo lo veo, cualquier cosa puede ser causa de la candidiasis, pero sin saber muy por qué: mercurio, azúcar, gluten, transgénicos, leche, hormonas, conservantes, colorantes, antibioticos… Ya ni agua del grifo puedes beber, ¡que tiene cloro! Pero sin cloro el agua causa disentería y mil movidas que (esas sí) te pueden dejar todo el tracto intestinal hecho polvo. ¿Quién no ha bebido de una de esas fuentes “naturales” de los pueblos? Tampoco es correcto que el azúcar suba el nivel de glucosa en sangre, más bien es al revés.

    Veo que la gente en los países desarrollados tiene muy pocos problemas, y necesita prestar atención a amenazas misteriosas e imaginarias. En EEUU están obsesionados con la limpieza y la contaminación, por ejemplo. La alimentación natural está bien, pero muchos de los aditivos cuyos nombres nos resultan raros sirven precisamente para prevenir enfermedades y para preservar la integridad de los alimentos. Otros evidentemente son basura: rodajas de fiambre relucientes a base de gases, caffe-latte más espeso con celulosa, zumo con más sabor con potenciadores… hay mucha mierda, pero tampoco se puede meter todo en el mismo saco y venir a decir, en pocas palabras, que tienes que ir a un pueblo y pescar, cazar y cultivar tú si quieres vivir más y mejor. Hay mucho negocio también detrás del tema bio-eco-orgánico.

  5. Buenos días!!! He escuchado que lo más eficaz contra la candidiasis es la trementina. Me gustaría saber tu opinión al respecto Gracias

    1. Hola Beatriz,
      Se necesita un tratamiento mucho más completo. Es un desajuste de salud bastante complicado y requiere de tiempo y varios enfoques para sanarlo.
      Saludos.

  6. Hola,tengo diagnóstico de fibromialgia!!pero los síntomas son muy parecidos y lo que más tengo es cansancio total!!!dolores sí pero no los que relatan otras personas que padecen fibro. Mi intestino es un desastre,gastritis y candidiasis vaginal y en este momento en la boca. Tomé antibióticos muchos! !!por infecciones en la garganta. Durante muchos años todos los meses en los días pre menstruación.Tenia mucho stres por diferentes situaciones.Esto a los 15 20 años pero hoy tengo 58 y no puedo con mi cansancio y la depre avanza!!!Amo la vida nunca me aburro!!pero me siento mal me cuesta mucho el día a día. Estoy mal diagnosticada??Saludos

  7. por los sintomas..creo que yo lo padezco y no sabia xq frecuentemente tengo problemas estomacales, sudoraciones y picor perianal entre otras cosaa..Ningun medico me habia hablado de esto!..ufff ahora soy yo que debo ir y decir que tengo la sospecha y ayudar al doctor a enontrar un diagnostico.. ufff

  8. Me diagnósticaron hace 6 años un Kinesiologo las cándidas y lleve un tratamiento a rajatabla. Note mejoría pero luego me surgió un problema de piedras en el riñón, debido al la alimentación que había llevado tan estricta

  9. Hola:

    Hoy he sabido, por casualidad, de la existencia de esta enfermedad. A finales de julio, de repente, comencé con fuertes dolores de cabeza, visión borrosa, hormigueo generalizado en pies y manos, movimientos involuntarios de algunos músculos y, estando de pie, las rodillas se me doblaban sin venir a cuento. Acudí a mi médica el día que vi doble. Me remitió a las urgencias de mi hospital de referencia. Me hicieron un TAC y se descartó una tumoración cerebral, pero se encontraron calcificaciones en las ganglios basales. Hasta dentro de un mes no me ven en neurología, aunque ya salí de allí con la petición de una resonancia cerebral, otra de las cervicales y una electromiografía.

    Cuando la persona que me ha comentado que padecía candidiasis intestinal me ha relatado sus síntomas, he recordado que yo tengo pendiente una tercera analítica de sangre porque ya llevo dos seguidas en las que los valores de las transaminasas salen algo altos. Tomo medicación antidepresiva, por lo que mi médica me explicó que podría deberse a la medicación, pero que había que seguir investigando, por si acaso. Como una de las causas de las calcificaciones en los ganglios basales puede ser una enfermedad hepática, me ha surgido la duda.

    Mi lentitud a la hora de razonar y de hacer cálculos me llevó hace unos años a consultar con una logopeda. En el informe me dice que tengo dislexia y discalculia. Últimamente me dicen las cosas y en menos de 5 minutos no soy capaz de recordarlas. Tanto es así, que en mi trabajo, cuando he de pasar una llamada a algún jefe, antes sólo anotaba el nombre porque recordaba a la perfección el lugar desde el que llamaban… ahora, cuando voy a repetirlo, me quedo en blanco. Por no recordar, ni recuerdo las extensiones telefónicas de mis compañeros y he de consultarlas siempre. Tengo ropa de varias tallas por mi tendencia a hincharme, tanto es así, que hace años era frecuente que me preguntasen si estaba embarazada. No como dulces, no soy golosa. Sí que tomo carbohidratos, pero se trata de pasta. Sólo tomo una ración de pan al día y pesa 40 gr. No me gustan las bebidas carbonatadas… He tenido épocas de mi vida en las que he llegado a pasarme una noche entera eruptando, y ahora mismo, suelo tener serios problemas con las ventosidades. Suelo tomar cereales integrales para desayunar y zumo de naranja, más el café con leche. Hace una semana me pasé a la leche sin lactosa, porque por la noche me tomo un vaso antes de irme a dormir y era como si me metiera un saco de cemento en el estómago. Desde que me he pasado a sin lactosa he notado mejoría.

    ¿Puede estar todo esto relacionado?

    Gracias y un saludo

    1. Hola María!
      Claro que sí que puede estar todo relacionado!
      Te aconsejo que visites a L-Monís Más que dietas. Ella hace análisis de la sangre porque es bióloga molecular, y su padre -que trabajan juntos- es médico internista.

      Saludos!

  10. hola Nuria,

    buscando información sobre la candida he leído varias veces que hacer ayuno de agua podría ayudar a solucionar el problema, que piensas?

    Muchas gracias

    1. Hola,
      Pienso que tiene que pautarlo un profesional de la salud, porque no bastará con sólo el ayuno. Hay que hacer un buen seguimiento y un tratamiento holístico e integral.
      Saludos.

  11. Acabo de leer la explicacion sobre la candidiasis y me parece tener muchos de los sintomas: una necesidad incontrolable de dormir y dormir, fatiga sin aunque no realice muchas cosas, mucha irritabilidad, flactulencias, hubo un tiempo en que todos los dias andaba eruptando hasta altas horas de la noche, todo el mundo me pregunta si estoy embarazada, hoy me bañe y me heche dos veces shampoo, se me olvido que ya me habia lavado el cabello inmediatamente que termine de enjuagarlo, tome el shampoo y me heche otra vez, dolor de cabeza seguido, estreñimiento, no me dan ganas de comer mucho dulce pero si coincido con muchos de los sintomas y lo unico que medio me logra controlar es cuando hago dieta, mi esposo me llevo con una gastroenterologa, estuve en tratamiento pero no vi muchos resultados, mi abdomen hay dias que amanece desinflamado pero alfinal del dia termino con una panza de unos 6 meses de embarazo, ya llevo casi 3 años asi ¿tendre candidiasis cronica? ¿ hay algun tratamiento efectivo?

    1. Hola Araceli,
      Muchas personas sufren candidasis crónicas. No creo que haya un solo tratamiento efectivo, ni en general ni para una sola persona. Hay que ir buscando y encontrar lo que a cada uno le funciona, siempre en manos de profesionales cualificados.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.