¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Conociendo a la Dra. Bárbara Malagón

Cuando nos dan un diagnóstico de enfermedad grave, sentimos que somos incompetentes para afrontar lo que viene, que no tenemos recursos, que no sabemos… Pero ¡sí que sabemos! Tendremos que rodearnos de quienes nos hagan recordar las herramientas que tenemos, o nos enseñen a usarlas y a desarrollar otras nuevas; o nos estimulen a tomar las riendas de nuestra experiencia con la enfermedad.

Hoy celebramos nuestra colaboración con alguien muy especial para nosotros:  la Dra. Bárbara Malagón. Una médico de familia jienense con amplia experiencia en Cuidados Paliativos, que reside en la costa de Málaga y con la que nos une la amistad, el sentido del humor y la conexión de ver la vida de modo similar. En Conasi llevamos tiempo detrás de que se decidiera a compartir con nosotros su especial forma de entender la salud-enfermedad ¡al fin lo hemos conseguido! 😉

Os la presentamos, con parte del equipo de Conasi en la última Biocultura Madrid:

Bárbara en Biocultura Madrid con el equipo de Conasi
Bárbara con el equipo Conasi en Biocultura

¿Por qué nos parece tan especial su punto de vista? Porque Bárbara cree, por ejemplo, que antes y después de someterse a una intervención quirúrgica, se deberían tener en cuenta muchos aspectos de los que nadie habla (qué tejidos se lesionarán con la cirugía y las repercusiones funcionales de las cicatrices internas sobre las fascias en todo el organismo; cómo manejar cicatrices externas e internas; qué papel juega el ejercicio físico antes y después de una intervención, etc.). Cree que cuando te enfrentas a una enfermedad que te pone “en jaque” y todos tus esquemas se tambalean, hay que saber manejar los pensamientos y utilizar herramientas como el deporte, la meditación y el yoga, actividades creativas, como baile, escritura, pintura… Y que la alimentación ante un cáncer tiene otros aspectos más allá de seguir una alimentación anticáncer (culpabilidad, riesgo de que la alimentación se convierta en una tortura, aspectos económicos y sociales…).  ¿Y qué hay del apasionante terreno de la bioquímica de las emociones? Para nosotros son temas de gran interés, sobre los que nadie suele hablar y que ella tratará para nosotros. Con una particularidad: siempre con el respaldo de estudios científicos independientes. Si hay algo que Bárbara no admite es hablar sin un soporte científico y un respaldo serio sobre estos aspectos ya que le parece crucial para desprender estos temas del halo de excentricidad en el que a veces se envuelven, restándoles credibilidad.

Entrevista

Conasi: Hola Bárbara, gracias por permitirnos hacerte esta entrevista para que nuestros suscriptores te puedan conocer un poco. En primer lugar ¿cuál es tu formación y tu experiencia profesional?

Bárbara: Soy médico de familia y desempeño mi labor entre el centro de salud y el hospital, pero durante 10 años me dediqué por completo a cuidados paliativos, lo que me aportó una perspectiva extraordinariamente valiosa sobre la medicina y la vida.

Caballito pintado en una piedra
Caballito pintado en una piedra por Bárbara

C: No es habitual que los médicos presten atención a temas emocionales y “alternativos” ¿Cómo surge tu interés por estos enfoques?

B: Siempre me interesaron, pero sin duda fue mi paso por cuidados paliativos lo que estimuló la necesidad de contemplar una realidad que es más completa y compleja de lo que a primera vista se obtiene con el enfoque clásico de la medicina que yo aprendí. Los médicos siempre explicamos que estas cosas (emociones, comunicación, hábitos de vida, alimentación y repercusión de todo esto sobre la salud…)  no nos las enseñaron en la facultad…y es cierto. Pero otras muchas cosas tampoco y yo, como muchos otros compañeros, busqué  la forma de aprenderlas porque las consideré importantes para desempeñar mi trabajo lo mejor posible.

C: En tu práctica como médico en un hospital o en un servicio de urgencias ¿puedes tener en cuenta el aspecto emocional de los pacientes? ¿Puedes hacerles recomendaciones al respecto?

B: Es complicado pero no imposible. Además de las contingencias derivadas del funcionamiento del propio sistema asistencial (un tiempo limitado que no se ajusta a la gran demanda, unos recursos no siempre disponibles…) resulta que los pacientes se sorprenden cuando la atención es diferente y no se centra tanto en la dispensación de fármacos. La Urgencia es un lugar de trabajo apasionante y complejo, donde es crucial tener en cuenta y manejar delicadamente las emociones (de los usuarios y de los profesionales) y la comunicación. Cuando se trabaja centrando la atención en la persona, hay un cambio que perciben los trabajadores y los usuarios y es satisfactorio para todos.

Dibujo pintado en una piedra por Bárbara
Dibujo pintado en una piedra

 

C: En Conasi estamos especialmente interesados en la relación salud –alimentación ¿Cuál es tu opinión?

B: Pienso que es muy importante el peso que la alimentación tiene en el mantenimiento de la salud. Dado que en nuestro mundo, comer es una de las acciones que más repetimos a lo largo del día (además de movernos) entiendo que la influencia es considerable. Y me gusta mucho que también cobren relevancia los estudios y artículos que se dediquen a poder demostrar de manera científica lo que se intuye a nivel popular.

C: ¿Qué opinas sobre la relación cáncer-alimentación?

B: Es una asociación relevante y en auge en los estudios sobre cáncer. La alimentación supone una herramienta para pacientes y profesionales y puede ser  altamente efectiva en el tratamiento de la enfermedad a muchos niveles (potenciar la efectividad de los tratamientos habituales, disminuir los efectos secundarios de dichos tratamientos, mejorar la inmunidad, etc ). Pero de la misma manera, la alimentación puede ser parte del arsenal para mejorar muchas otras enfermedades crónicas graves. Es una oportunidad para convertir la alimentación en nuestro aliado para el bienestar. Repito, un aliado, no una amenaza. A veces, los cambios que tenemos que hacer en los hábitos de alimentación son importantes y se pueden vivir como otro hándicap más que se añade al hecho de estar enfermo. Manejar esto es también un objetivo de todos, de los profesionales y de los pacientes y su entorno.

Cara dibujada en una piedra
Cara dibujada en una piedra por Bárbara

C: ¿Crees que una persona que se enfrenta a un diagnóstico de cáncer dispone de suficientes herramientas para afrontar la enfermedad?

B: Creo que toda persona tiene herramientas pero con frecuencia olvida que las tiene y/o no sabe cómo usarlas. Me parece que el camino que hemos recorrido hasta ahora en medicina, ha influido en que todos (profesionales y usuarios) olvidemos los recursos que cada uno tiene para ser capaz de afrontar la enfermedad, la vida en general. Cuando nos dan un diagnóstico de enfermedad grave, sentimos que somos incompetentes para afrontar lo que viene… que no tenemos recursos, que no sabemos… Pero ¡sí que sabemos! Tendremos que rodearnos de quienes nos hagan recordar las herramientas que tenemos, o nos enseñen a usarlas y a desarrollar otras nuevas; o nos estimulen a tomar las riendas de nuestra experiencia con la enfermedad. Hay que ir con TODO.

C: ¿Consideras que la sociedad está avanzando en la concienciación de la importancia que tiene la alimentación en la enfermedad? ¿Percibes algún cambio entre la población que tratas?

B: Se van notando cambios, sutiles, pero reales. Hace 5 años encontrar una zona Eco o Bio en cualquier gran supermercado era ciencia ficción. Hoy día, los herbolarios y  tiendas de alimentación ecológica están dentro de los lugares que se frecuentan para hacer la compra. Estos cambios están llegando también a personas de edad madura y con múltiples patologías, que incluso consultan con más frecuencia a su médico de familia sobre tal o cual alimento o superalimento o complemento que han visto o han comprado. Cada vez es más es común entre la gente el gesto de mirar los ingredientes de las etiquetas de lo que va a consumir… es un avance, sin duda.

C: ¿Cómo es tu alimentación?

B: Yo diría: variada y colorida. Basada en las frutas, verduras de temporada y las legumbres; completada con cereales integrales, semillas y frutos secos, algas y setas; pescado azul y alguna vez blanco; leches y derivados pero de origen vegetal. Bebo infusiones de hierbas variadas, té verde, algarroba, malta, alguna vez achicoria. No como carne desde hace unos 15 años. Tampoco productos procesados ni azúcar. Durante el invierno tomo más platos cocinados (vapor o guisos de cuchara sobre todo) y en verano, el crudo gana casi todo el terreno.
Pero sobre todo, es una alimentación para sentirme bien con lo que elijo para comer desde que lo estoy comprando.

Elefante pintado en una piedra
Elefante pintado en una piedra por Bárbara

C: ¿Hacia dónde crees que debería dirigirse la medicina oficial?

B: Su papel ante situaciones de alta complejidad, agudas y urgentes es indiscutible. Pero creo que sería ideal que se dirigiera a la integración de otras medicinas y otros profesionales sanitarios para completar su cartera de servicios y dar una atención más completa a las necesidades en relación con la salud. Me parece que hace falta que los profesionales que formamos parte de la red de salud convencional modifiquemos nuestro enfoque actual y visión sobre la enfermedad. Sería un paso definitivo para que se incorporasen a esta red básica de salud otros profesionales como nutricionistas, osteópatas, homeópatas, naturópatas, acupuntores, especialistas en terapias energéticas (yoga, reiki, meditación…) entre otros. Nos ayudarían a tener una visión  más completa sobre el significado de la salud.

C: Háblanos de tus hobbies ¿quién eres más allá de la medicina?

B: Me encanta disfrutar de la vida, de ser y estar en la naturaleza (adoro la playa); cantar, bailar, pintar, viajar, yoga y deporte (¡sobre todo correr!), cocinar y muchas más que seguro olvido… pero sobre todo, disfrutar del amor de los que amo y de lo que amo.

atardecer junto al mar
Una de las vistas que más le gustan a Bárbara

C: Y ahora, respuesta corta para terminar:

  1. Tu plato favorito: cualquiera que lleve arroz

    Bárbara Malagón
    Bárbara
  2. Tu libro favorito: uff, ¡qué difícil! “Las intermitencias de la muerte” de José Saramago, aunque en realidad, cualquier título suyo, o de Mario Benedetti.
  3. Un paisaje: el mar, el mar, el mar, el mar, el mar, el mar, y así hasta el infinito.
  4. ¿Dónde viajarías ahora mismo?: ya estoy viajando.
  5. Recomiéndanos una película y un libro: recomendar un nombre solo es muy difícil. La peli: “Gato negro, Gato blanco”, de Emir Kusturika. El libro: “Las damas del fin del mundo”, de Ángeles de Irisarri.
  6. Un deseo: no necesitar desear.
  7. Un mensaje para los lectores: ¡Vamos, cariño…levántate…vamos, sigue…un poquito más…claro que puedes amor…vamos…anda…!
B: Gracias de todo corazón a Conasi, por creer en mí y darme la oportunidad y un espacio abierto al mundo.
C: Muchas gracias, Bárbara ¡Es un privilegio contar contigo en Conasi!

PD: Aunque ella no lo admita, es una artista. Las piedras pintadas de las fotos, las ha hecho ella. Le he pedido permiso para publicarlas. Para ella no tienen importancia pero yo creo que dicen mucho 😉

6 comentarios en “Conociendo a la Dra. Bárbara Malagón

  1. Bárbara es una de esas personas que todos deberíamos de tener en nuestras vidas, enhorabuena por el fichaje Conasi.

  2. Me ha encantado la entrevista y he aprendido mucho leyéndola. Bárbara es una persona que tiene el don de cambiar todo lo que toca, lo se porque tengo el privilegio de compartir con ella ciertos escenarios profesionales y me ha cambiado.
    Enhorabuena por tenerla como colaboradora, seguro que os cambiará.

  3. Un articulo genial! ojalá muchas personas, médicos y no médicos, tuvieran esa predisposición, sensibilidad y puntos de vista tan optimistas. Bravo!!

  4. Hola, cómo podría contactar con Dra. Bárbara Malagón? vivo en Granada y me gustaría seguir un propgrama de ejercicio físico y cancer. Me gustó mucho sus artículos bien explicados sobre como actúa el organismo, el sistema inmune y las numerosas hormonas… :) Cualquier info bienvenida. Muchas gracias.

    1. Hola Carolina, gracias por tus comentarios.
      Siento decirte que no estoy en Granada y necesitas supervisión para iniciar el programa, por lo que te recomendaría que te acerques a preguntar a la AECC de Granada por que sé que allí hay grupo de mujeres corredoras que pueden ayudarte.
      Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.