¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

¿Podemos confiar en la crema solar?

La respuesta es: habitualmente no. La realidad alarmante es que la mayoría de protectores solares no nos ofrecen la protección que prometen y de hecho, suponen otros peligros asociados, porque contiene ingredientes sintéticos perjudiciales para la salud.  Hay medidas alternativas y naturales, que podemos tomar para proteger la piel y seguir disfrutando del verano.

Cuidado con las cremas solares
Es mejor la protección natural

Inconvenientes de los protectores solares

En primer lugar, los filtros que absorben la luz en las cremas de sol no son fotoestables. Es decir, los elementos que tienen función de protegernos de los rayos UV  se descomponen cuando están expuestos a la luz solar (1).  Esta inestabilidad de las cremas solares socava completamente su función pretendida, además de poner en duda las consecuencias secundarias de éstas reacciones químicas en nuestra piel a la hora de tomar sol.

En segundo lugar, la composición de este producto es muy desconcertante porque muchos de los químicos sintéticos que contiene son reconocidos como disruptores hormonales,  por ejemplo (2):

  • 4-methylbenzylidene)-camphor (4-MBC),
  • octyl-methoxycinnamate (OMC) – es un estrogénico que puede afectar al tiroides
  • octyl-dimethyl-PABA (OD-PABA)
  • bexophenome-3 (Bp-3)
  • homosalate (HMS) (Krause, 2012; Schlumpf, 2001)
  • oxybenzone- un estrogéno sintético

Por otra parte, el muy utilizado dióxido de titanio ha sido clasificado como posible cancerígeno por la IARC (Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer). Además, debemos plantearnos el problema de las nanopartículas en cosmética que el dióxido de titanio suele contener.  Llegados a este punto, la alternativa más saludable es el óxido de zinc, una pantalla mineral sin efecto tóxico y que aún en el caso de contener partículas inferiores a 100 nm no se absorbe a través de la capa más superficial de la piel, la capa córnea.  No obstante, aunque usemos protectores solares naturales, que contengan óxido de zinc e ingredientes de cosmética ecológica, siempre debemos tener en cuenta adoptar medidas de protección naturales:

 

¿Cuáles son las medidas naturales?

En cuanto a la prevención de quemaduras de sol, el envejecimiento prematuro o el cáncer de piel, las medidas que deberíamos tomar son bastante sencillas. Básicamente:

  • Busca protectores solares libres de sustancias tóxicas.
  • Reducir nuestra exposición al sol. Hay que destacar la importancia de refugiarse del sol durante las horas del calor más intenso, de cubrir la piel sobre todo en las partes más sensibles y pasar la mayor parte del tiempo a la sombra.
  • Utilizar gafas de sol adecuadas.
Ponte debajo de un parasol
Sé prudente: mejor debajo del parasol
  • Como una precaución complementaria, se pueden aprovechar las propiedades naturales de las plantas que, por el hecho de cultivarse en climas calurosos, gozan de FPS natural si las utilizamos para preparar cremas solares caseras. El aceite de pepitas de frambuesa y el aceite de semillas de zanahoria, por ejemplo, son recursos naturales que tienen su propio nivel de protección solar muy alto. Los aceites de jojoba, de sésamo, de coco y de germen de trigo también proporcionan protección natural ante los rayos ultravioletas. No obstante, os recomendamos las observaciones que nos hace nuestra dietista en el siguiente apartado respecto a este tema ampliamente aceptado.
  • La nutrición, además,  nos podría ayudar a desarrollar una capa protectora. Incorporar alimentos que aumenten los niveles de melanina en la dieta, tales como proteínas,  vegetales ricos en carotenos y licopenos, podrían estimular la producción de la melanina lo cual puede actuar como un escudo solar.  El pescado, las nueces y semillas, las legumbres, el chocolate negro, espinacas o algas y las frutas sandía y melocotón se han atribuido con dichas propiedades.
  • Mantener una buena hidratación, antes y después de tomar el sol.  Si la piel está bien hidratada tiene mayor elasticidad, está más protegida y es más resistente frente a cualquier agresión externa. Para ello se recomienda beber al menos 2 litros de agua, de forma continuada durante todo el día (más si se hace ejercicio intenso o hace mucho calor), teniendo en cuenta que encontramos agua en frutas y verduras y bebidas naturales, como zumos, infusiones, leches vegetales.  Y cuidado con las bebidas alcohólicas, que son muy diuréticas.  Y después de tomar el sol, hidratar con un after sun, crema adecuada que no contenga productos tóxicos o algo tan natural como el jugo de pepino.

Un poco más allá

Nuestra compañera Dietista-Nutricionista  Maribel Cruz, nos hace el siguiente razonamiento que consideramos muy digno de tener en cuenta:

“Los ácidos grasos procedentes de las semillas (sésamo, lino y demás) son sumamente frágiles a la luz y el calor alterándose rápidamente su composición química.  De ahí que se recomiende su consumo en crudo, que no se almacenen durante mucho tiempo y que se evite su exposición a la luz directa.  Me pregunto: un aceite de este tipo, untado sobre nuestra piel y expuesto al sol ¿no empezaría enseguida la oxidación? ¿No actuaría más como un aporte de radicales libres que como un protector? Me parecen más seguros los consejos que abogan por:

  • Protegernos desde el interior: tomando los ácidos grasos por vía oral, una mezcla adecuada de omegas 3, 6, 9 y 7.
  • Betacaroteno por vía oral:  la Dunaliella Salina  -alga marina unicelular-  proporciona un espectro de carotenoides equilibrado, tales como el betacaroteno (que protege la epidermis de la radiación solar neutralizando el oxígeno singlete) y otros carotenoides como alfacaroteno, zeaxantina, criptoxantina y luteína, los cuales aportan beneficios antioxidantes al proteger frente a la peroxidación lipídica y favorecer la síntesis de melanina, que es un filtro natural de la radiación ultravioleta.
  • Tomar el sol con moderación de forma paulatina a las horas adecuadas.  Lo más razonable sería comenzar con exposiciones más cortas a diario, empezando con 10-15 minutos y después no más de una hora de exposición solar, evitando las horas de máxima radiación. Y no quedarse quieto.
  • También resultaría provechoso tomar un complejo de antioxidantes.

(1) Bredholt K, Christensen T, Hannevik M, Johnsen B, Seim J, Reitan JB (1998) ‘Effects of sunscreening agents and reactions with ultraviolet radiation’ PubMed 118(17):2640-5.

(2)  Klann A, Levy G, Lutz I, et al. (2005). Estrogen-like effects of ultraviolet screen 3-(4methylbenzylidene)-camphor (Eusolex 6300) on cell proliferation and gene induction in mammalian and amphibian cells. Environ Res, 97:274-28

Schlumpf, M., Cotton, B., Conscience, M., Haller, V., Steinmann, B., & Lichtensteiger, W. (2001). In vitro and in vivo estrogenicity of UV screens. Environ Health Persp, 109, 239–244.

2 comentarios en “¿Podemos confiar en la crema solar?

  1. Mi experiencia con los aceites vegetales.

    Lo único que puedo recomendar es que usen los aceites vegetales de primera presión en frío, y si es posible, que sean comestibles o alimentarios , ya que están cargados de vitaminas, minerales, acidos omega 3,6 y 9 y antioxidantes naturales, sin aditivos químicos que te envejecen aún mas.
    Las cremas comerciales no me han hecho absolutamente nada, la cosmética industrial es muy mentirosa, por eso ganan tanto dinero, tengo 40 años y muy pocas líneas y manchas, y tengo un año apenas haciendo esto.

    Mi recomendaciones son:

    1.- que los compren en herbolarios, que sean de primera presión en frío, y que sean comestibles o alimentarios, si no los tienen en el momento, ellos te los encargan sin ningún coste adicional.

    2.- Al principio unta un disco de algodón con un poco de infusión de manzanilla o te verde, y si lo vés muy complicado con esto, untalo con agua y le agregas unas gotitas del aceite de tu preferencia, y lo pasas por todo el rostro, esto evitará al principio la sensación de mucha grasa en la piel hasta que te acostumbres poco a poco.

    3.-Hacerlo por las noches como tratamiento antes de acostarte, al día siguiente retirar bien con desmaquillante o jabón y agua.

    4.-Y por la mañana, hacer lo mismo (mota o disco de algodón untado de agua y aceite), luego poner tu proyector solar y maquillarte.

    5.-Pasado un tiempo ya podeis usarlo puro sin mezclar con agua,

    6.-Los pueden usar también para la piel de todo el cuerpo, lo mejor es después de salir de la ducha, porque al encontrarse la piel aún húmeda, la penetración de los aceites es más rápida y la sensación es más ligera.

    7.-Disfruten del proceso de experimentar con cada aceite que se apliquen y de la sensación tan placentera de descubrir lo que nos sienta bien….Siempre que puedan los ván intercambiado o rotando día a día, o haciendo sus propias mezclas, es divertido!.

    Los que mas me han ayudado son: pepita de uva(naturgreen), aguacate (alimentario y marca marnys), argan crudo y alimentario (marca marnys), onagra y aceite de germen de trigo, ambos en capsulas (mercadona), borraja en perlas (solgar), jojoba (no es de beber y es marnys), rosa de mosqueta (no recuerdo), lino (marca Finestra cielo), sésamo (naturgreen) , soja (naturgreen) y almendras dulces (uso cosmético y marca mon).

    Las botellas de algunos de estos aceites alimentarios vienen de 250 mm, saquen lo que van a usar durante algún tiempo, y lo ponen en un goterito de 30 mm (venden en farmacias que preparan formulas) o botito pequeño limpio y el resto lo guardan en la nevera porque son extra vírgenes y se te podrían dañar, duran años en la nevera sin problemas. También consúmelos en tostadas, ensaladas pero siempre en frío, nunca los calientes porque pierden propiedades.

    Te recomiendo que veas y visites LOS CANALES DE YOU TUBE DE DAKIDISSA Y ECODAYSI , PARA QUE VEAS COMO USAN LOS ACEITES VEGETALES Y LA PIEL QUE TIENEN TAN PRECIOSA, además hay una extensa gama de información maravillosa en Internet acerca de las propiedades de los aceites vegetales, tanto para la salud de su piel como la de su cuerpo, se sorprenderán…

    P.D.: PARA EL DÍA NO ES BUENO USAR COMO BASE DEL MAQUILLAJE EL ACEITE ROSA MOSQUETA, NI AGUACATE PORQUE PODRÍAN MANCHARTE. El resto si puedes, yo los uso tanto por la noche como por el día antes del maquillaje y antes del protector solar.

    SI tienes MAS dudas les puedo explicar CUANDO QUIERAN , no soy cosmetóloga ni comercial de alguna marca, sencillamente una persona que quiere contar su excelente experiencia con estos productos, además de unirme al sentimiento de las mujeres que están decepcionadas totalmente de la cosmética industrial (ni de herbolarios siquiera)… juanihl@yahoo.es

    Un saludo!

  2. Muchas gracias Juani, la de botellas de aceite vegetal que he tirado a la basura porque se me ha hecho rancio por ser aceites que no uso tan a menudo como el de oliva: pepita de uva, nuez etc. Si hubiera sabido esto!!!!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.