¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Germinados de brécol: enorme poder anticáncer

Los germinados de brécol son un alimento clave.  Conjugan la importancia de los germinados y la capacidad anticáncer de las crucíferas.

Los germinados de brécol, contienen, al igual que el brécol,  dos moléculas claves para el efecto anticáncer:  sulforano y mirosinasa.  Con la ventaja de que en los germinados se encuentran en mayor cantidad.

Semillas de brécol germinadas en plato de germinación
Germinados de brécol de tres días de germinación

Sulforano

El sulforano es una molécula del tipo isotiocianatos (compuestos fitoquímicos con potencial anticanceroso). Según el Dr. Beliveau, el sulforano es  “la estrella de los isotiocianatos”.    Está demostrado que:

  • Induce directamente la muerte de las células cancerosas o apoptosis.
  • Aumenta la eficacia de los sistemas de desintoxicación: acelera la eliminación de tóxicos asociados a cáncer.
  • Combate la bacteria Helicobacter pylory, responsable de úlceras de estómago.  Disminuye la incidencia de cáncer gástrico, puesto que la úlcera gástrica aumenta el riesgo de cáncer de estómago entre 3 y 6 veces.

El alimento que más sulforano contiene son los brotes de brécol, seguido por el brécol:  tienen 100 veces más sulforano que el brécol crudo.   Y debemos tener en cuenta que la cocción de brécol en agua durante 10 minutos disminuye a la mitad la cantidad de sulforano del brécol.  Por lo tanto los mejores métodos de comer brécol son, en este orden:

  1. Semillas de brécol germinadas.
  2. Brécol crudo.
  3. Brécol al vapor.
  4. Brécol salteado en el wok.
  5. Brécol cocido.

Mirosinasa

Para que el sulforano se libere completamente y sea correctamente absorvido en nuestro cuerpo, precisa de la presencia de la enzima  mirosinasa.  La mirosinasa se encuentra en el brécol y se une al sulforano en la masticación.  Pero la mirosinasa es muy sensible al calor, de forma que de nuevo nos encontramos con la necesidad de:

  1. Consumir brotes de brécol, que contienen gran cantidad de mirosinasa.
  2. Consumir brécol crudo y masticarlo bien.
  3. Si cocinamos el brécol acompañarlo de brotes de brécol o de otro alimento que contenga mirosinasa, que son los alimentos picantes como: rábano, mostaza, rúcula, berros, wasabi.

 

Los germinados de brécol son muy fáciles de hacer crecer en casa, de buen sabor y son uno de los tesoros nutricionales que deberíamos incorporar en nuestra alimentación.

¡Disfruta de la maravilla de ver crecer las plantas en casa y enriquece tu comida inestimablemente con estos tiernos germinados!

¡¡Salud para todos!!

 

Para germinar semillas de brécol en casa:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.