¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Todo sobre el calcio orgánico

El calcio es un mineral indispensable para la vida.

Es el quinto elemento más abundante de la corteza terrestre ¡y también de nuestro cuerpo!

El calcio nunca se encuentra en estado puro sino formando sales que en nuestros huesos son hidroxifosfato de calcio (también llamado hidroxiapatita), y en la sangre y fluidos corporales son carbonatos y fosfatos de calcio.

¿Cuánto calcio hay en nuestro cuerpo?

En nuestro cuerpo tenemos aproximadamente 1-1,200 Kg de calcio (el 2% de nuestro peso):

  • El 99% se encuentra almacenado en los huesos.
  • El 1%, aproximadamente 500 mg, se encuentra realizando sus funciones en sangre y tejidos.

La cantidad de calcio se puede medir:

  • El calcio de los huesos mediante densitometrías óseas.
  • El calcio en sangre mediante análisis de sangre.

¿Para qué sirve el calcio?

  • La función más conocida del calcio es la de formar la estructura de los huesos. Sin embargo, el calcio plasmático, es decir esos 500 mg que hay en sangre, desempeña funciones vitales:
    • En la contractilidad muscular.
    • En la transmisión de los impulsos nerviosos.
    • En la coagulación de la sangre.
    • En el mantenimiento del pH (acidez) del medio interno, el llamado sistema tampón…etc.
  • Estas funciones pueden desempeñarse cuando el calcio se mantiene dentro de sus niveles, los cuales tienen unos márgenes muy estrechos.
  • El calcio está continuamente siendo utilizado por las células de nuestro cuerpo y por otra parte introducimos calcio con los alimentos que tomamos, de modo que los niveles en sangre serían muy variables si no fuera por el sofisticado sistema de regulación de las siguientes hormonas: la calcitonina, la hormona paratiroidea, el calcitriol, los estrógenos y andrógenos y otros factores indirectos como la vitamina K y los factores de crecimiento.
  • Se trata de un complejo mecanismo que permite que los niveles plasmáticos de calcio se mantengan estables, y para ello, favorecen la entrada o salida de calcio en los huesos, o la excreción por medio de la orina y heces.

Calcio excesivo y salud ósea

La función más conocida de los huesos es la de ser el armazón que nos sostiene y protege nuestros órganos.

Son además nuestra reserva de calcio, ya que desde ellos se administra el calcio para mantener constantes los niveles plasmáticos. Es decir, que sale calcio de los huesos para mantener los niveles cuando disminuye el calcio en sangre de los 500 mg, y entra en los huesos para almacenar el calcio excesivo que llega a la sangre desde la alimentación y que no se supere el nivel de los 500 mg. Así es que nuestras hormonas tienen que estar muy activas, para quitar de en medio el calcio redundante. Lo introducen en el hueso, que es el almacén que nuestro cuerpo tiene dispuesto para tal fin, antes de poder ser eliminado.

Pero en contra de lo que se podría pensar, los huesos no pueden almacenar cantidades ilimitadas de calcio.

Estructura

Se podría decir que el hueso es un prodigio de ingeniería: no es un simple aglomerado de calcio informe, sino que tiene una intrincada estructura de células, rodeadas de sales minerales en capas concéntricas que le proporciona la fuerza del acero y un peso semejante al del aluminio.

Las células se comunican entre sí por canales vasculares por los que también circula el calcio y otros minerales para mantener el pH.

Por increíble que parezca, los huesos son flexibles. El 35% aproximadamente de su masa es de células y proteína: colágeno. Las células están incrustadas en una sustancia que tiene la propiedad de estar calcificada: el 65% es la masa de sales minerales, que los hace resistentes. Si a un hueso se le extrae la parte mineral introduciéndolo en un baño ácido se puede doblar e incluso anudar.

La estructura del hueso cambia conforme cambian las tensiones a las que se somete (crecimiento, cambios de peso, fracturas), y además cada día se renueva un 1% de su masa. ¡Los huesos están vivos y en constante actividad!

Por si fuera poco, en el interior de los huesos hay una red central como una malla con cavidades, llamada hueso esponjoso, que  proporciona fuerza sin añadir un peso excesivo. Aquí se encuentra la médula ósea, que es el tejido generador de células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas), otra función vital del hueso.

Por lo tanto, los huesos tienen una estructura determinada, y deben mantener su estructura para poder realizar sus funciones. Se podría comparar con una casa: no sería coherente que las paredes, el suelo y el techo tuvieran varios metros de grosor para hacerlas “superfuertes”, y que en el interior no quedase espacio suficiente para vivir. Entonces habría perdido su función.

Los huesos tienen su nivel de mineralización óptimo para mantener su estructura y poder desarrollar sus funciones: es la Densidad de Masa Ósea (lo que se mide en las densitometrías).

Pero resulta que en la actual dieta de los países occidentales ingerimos mucho más calcio del que necesita nuestro organismo. Cubrimos las necesidades diarias con 300 mg. y sin embargo tomamos entre 600 y 1200 mg. Y ya hemos visto que nuestro cuerpo no puede almacenar el exceso de calcio. Así es que intenta absorber tan poco calcio como le sea posible.

La mayor parte se elimina por las heces,  pero cuando se ingiere demasiado no se puede disminuir suficientemente la absorción, y pasa a la sangre más del necesario. Este calcio debe ser depositado en el hueso para que los niveles en sangre.

Así es que los huesos son el almacén TEMPORAL de calcio extra que entra en nuestro organismo, hasta que puede ser excretado por lo orina o por las heces.

Por lo tanto, cuando al comer los niveles de calcio en sangre suben por encima de los niveles tolerables, el calcio se deposita en los huesos, para que no estorbe en la sangre. Y cuando los niveles han descendido en sangre, el calcio sale de los huesos para ser eliminado por la orina, para que no estorbe en los huesos.

Este sobreesfuerzo no tendría mayor trascendencia si no fuera porque aquí radica un aspecto clave de la osteoporosis.

<< Desmitificando la relación calcio-lecheLeche y Osteoporosis >>

Un comentario en “Todo sobre el calcio orgánico

  1. Bueno , el articulo, falto agregarle , los alimentos que mas calcio aportan, (naranjas, algunas verduras, o el calcio orgánico en pastillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.