¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Valoración e interpretación del pH en orina

Es importante mantener nuestro organismo en niveles de pH con tendencia a la alcalinidad, por lo que os invitamos a comprender la influencia de los alimentos  sobre el pH de nuestro organismo.  Si queremos entender el estado de nuestro organismo o la influencia que tiene en nuestro pH la alimentación que realizamos, podemos llevar un control mediante tiras reactivas pare medir el pH en orina.

El pH de la orina y de la saliva pueden ser fácilmente medidos con tiras de papel reactivo. Elegimos tiras de papel que midan rangos estrechos de pH, ya que un incremento en la escala de pH de una unidad (por ejemplo de 6 a 7) significa que hemos incrementado 10 veces el nivel de alcalinidad.  Es la razón por lo que recomiendo utilizar tiras reactivas que midan rangos inferiores a una unidad,  por lo que utilizamos tiras reactivas que miden en intervalos de 0,3 unidades, ya que estos cambios son significativos y deben ser tomados en consideración.

pH en orina

En medicina se considera que la orina habitualmente mantiene rangos de pH entre 5 y 8 aunque:

  • Valores mantenidos siempre o casi siempre por encima de 7,5 reflejan una falsa alcalinidad o enfermedad subyacente.
  • Valores mantenidos siempre o casi siempre entre 5 y 6 nos muestran una acidosis metabólica crónica leve (definición que todavía no está reconocida por la medicina oficial y que por lo general es fruto de la alimentación).
  • Valores mantenidos por debajo de 5 reflejan una acidosis metabólica manifiesta y son sinónimo de enfermedad.

La primera orina de la mañana acostumbra siempre a estar más ácida que la del resto del día, pudiendo encontrar valores de 6,5 ó inferiores y a lo largo del día subir incluso hasta 7,4 ó superiores si ya se lleva tiempo haciendo una dieta adecuada (por diversas razones consideraríamos adecuado, que dos terceras partes de su composición sea de carga alcalina y un tercio de carga ácida), acompañada de buena hidratación y hábitos saludables.

Libro Ácido Alcalino, una guía práctica para interpretar el pH de nuestro organismo
Libro Ácido alcalino y tiras reactivas

Cómo hacer la medición del pH con tiras reactivas

Para poder valorar bien los cambios en el pH urinario lo ideal sería tomar nota de las medidas de pH urinario durante unos días antes de hacer los cambios en hábitos y alimentación, varias veces a lo largo del día, empezando por la primera orina de la mañana y terminando por la noche.

Emplearemos cada vez un pequeño trozo de la tira reactiva y leemos rápidamente una vez mojado con la orina (ideal de 10 a 15 segundos después) comparándolo con la escala que trae el indicador (procurar que haya buena iluminación y fondo blanco para que destaquen los colores). Este papel reactivo es de dos zonas: tiene dos bandas de color en la misma cara.

Una banda empieza en amarillo y cambia a verdes azulados a medida que sube el pH, y la otra empieza en marrones y vira a morados también según sube el pH. La banda de amarillos lee mejor en rangos más alcalinos y la marrón en rangos más ácidos y no tienen que coincidir ambas bandas de color con la escala al hacer la lectura comparativa.

Es muy normal que sólo coincida una de ellas si nos alejamos del pH neutro tanto en ácido como en alcalino y esta lectura coincidente es la que tenemos que anotar.

Tiras reactivas para medir pH
Medición del pH mediante tiras reactivas

A la hora de interpretar los valores del pH debemos tener en cuenta que son muchos los factores tanto internos como externos que influyen decisivamente en él. Además, frecuentemente los efectos son retardados y se solapan con factores más predecibles y más inmediatos (a veces muy inmediatos) como los alimentarios, por lo que pueden hacer pensar sobre todo al principiante impaciente que las lecturas no tienen ni pies ni cabeza y son una pérdida de tiempo.

Factores que influyen en el pH urinario

Continuamente estamos excretando orina a través del filtrado renal y se va acumulando en la vejiga urinaria hasta que la expulsamos al exterior. Como hemos apuntado anteriormente, muchos son los factores que condicionan su grado de acidez o alcalinidad. Si bien se requieren más estudios y comprobaciones para refrendarlos, los factores que influyen en el pH urinario son:

  • Factores internos o propios, que guardan estrecha relación con el metabolismo celular. Los más importantes son: la edad, actividad física, stress, fiebre, ritmo circadiano, hiperuricemia, grupo sanguíneo u otras características individuales,
  • Factores externos o añadidos que influyen directa o indirectamente en el metabolismo celular: grado de hidratación, alimentación y bebidas con carga ácida o alcalina, determinados complementos alimenticios, hierbas e infusiones, fármacos, baños de sol intenso y mantenido, calor y frío, alcohol, etc.

Por lo general no tenemos que esperar cambios espectaculares y rápidos en el pH urinario, menos aún si los cambios que hacemos en alimentación son tímidos e inconstantes. Recordemos que el pH sanguíneo está entre 7,35 y 7,45 el celular aproximadamente alrededor de 7,2 y que nuestra maquinaria biológica elimina ácido como uno de los productos de deshecho.

Ante todas estas circunstancias, esperar que nuestra orina sea tan o más alcalina que nuestro medio interno requiere una ingesta extremadamente baja en carga ácida y que no concurran elementos desestabilizadores como ejercicio físico intenso, determinados complementos alimenticios, alcohol, fármacos, etc.

Las personas que más van a apreciar las variaciones de pH son todas las que hacen la típica dieta a base de café, lácteos, harinas, azúcares y proteína animal y pasan a una dieta fundamentalmente con alimentos alcalinos (estos vienen muy detallados en el libro ACIDO ALCALINO guía de alimentos).

Conclusiones

Como resumen y sin ánimo de debates pseudocientíficos, podemos decir que si se aumentan los procesos de síntesis o destrucción celular, si se aporta una ostensible carga ácida por vía oral y si hay baja hidratación se acidificará la orina y si hay un gran aporte alcalino y buena hidratación se alcalinizará la orina. Sólo una carga ácida mantenida en el tiempo provocará o favorecerá a la larga la aparición de patologías (ver el libro Ácido Alcalino: Guía de alimentos). Con las determinaciones regladas y pacientes de pH urinario podremos saber con el paso de los días si necesitamos aumentar o no la carga alcalina de nuestra alimentación para prevenir en lo posible la aparición de osteoporosis y otras enfermedades.

También es importante reseñar que lo que refleja de nuestro organismo la acidez o alcalinidad de la orina, es sólo una parte (poco estudiada aunque no por ello menospreciable) de la compleja máquina que intenta mantener a toda costa la salud.

Rafael Cepa, Médico Internista

Aprende cómo medir el pH de la orina con:

6 comentarios en “Valoración e interpretación del pH en orina

  1. Me gustó el articulo,pero al fnal no dicen nada del precio del libro,pues imagino que las tiras van incluidas un saludo.

  2. Hola buenos días,

    Recientemente he comprado las tiras reactivas. Cuando me miro el ph en la saliva no tengo problema para medirlo ya que me coinciden los 2 colores de las tiras reactivas con los colores de la escala, pero cuando miro el de la orina no me coinciden los 2 colores de las tiras en la misma escala, sino en diferentes escalas, un color en una escala y el otro color en otra escala, o eso me parece a mí. No sé si me explico , entonces no sé cual de las 2 escalas tengo que elegir. Me ocurre parecido a la tira que tenéis en la foto de éste artículo, la de 7,4 de ph, el color morado de la tira reactiva coincide claramente con 7,4 de ph pero el el verde me parece más a la escala de 6,8 o 6,5. ¿Qué os lleva a elegir la escala de 7,4?

    Gracias

    1. Hola Jorge, tienes razón. Hay dos escalas precisamente por eso, ya que una mide mejor los rangos ácidos y otra los alcalinos. Lo explico aquí mismo, en este post:
      La banda de amarillos lee mejor en rangos más alcalinos y la marrón en rangos más ácidos y no tienen que coincidir ambas bandas de color con la escala al hacer la lectura comparativa. Es muy normal que sólo coincida una de ellas si nos alejamos del pH neutro tanto en ácido como en alcalino y esta lectura coincidente es la que tenemos que anotar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.