¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Vitamina D, ¿seguro que tienes suficiente?

La vitamina D, comúnmente llamada la vitamina del sol, es esencial para la salud física, mental y como prevención del cáncer. Sin embargo, una de cada seis personas es deficiente en Vitamina D. Detallamos la función de la vitamina D y cómo la dieta y el estilo de vida nos pueden ayudar a mantener unos niveles adecuados.

Vitamina D y sol
Vitamina D

Obtención de la Vitamina D: el laboratorio de nuestro cuerpo

La vitamina D se produce de forma natural cuando exponemos la piel al sol.

¿Sabes cómo se produce esta transformación?

  1. La luz UVB entra en contacto con la capa exterior de la piel, penetrando en las capas profundas (estrato basal y estrato espinoso).
  2. En estas capas profundas se encuentra un tipo de colesterol denominado 7-dehidrocolesterol, el cual es degradado a pre-vitamina D3 por la luz UVB.
  3. Posteriormente, esta pre-vitamina D3 se transforma en vitamina D3, también llamada colecalciferol (debido a una reorganización inducida por el calor).

Razones por las que puede no obtenerse una cantidad de vitamina D a partir de la exposición solar:

  • Temor a las consecuencias del exceso del sol
  • Menor tiempo de permanencia al aire libre
  • Cosmética protectora
  • Utilización de cremas de pantalla total
  • Edad
  • Determinados problemas de salud que obstaculizan la absorción de la vitamina D
  • Etc.

El papel de la vitamina D

Siempre se ha conocido su importante papel en la absorción y utilización del calcio, lo cual significa que es esencial para el fortalecimiento de los huesos, ayudando a desarrollar la densidad de los huesos sobre todo alrededor de los 20 años de edad.

Pero los nuevos estudios demuestran que también juega un papel relevante en la salud inmune, reforzando el sistema inmunológico.

También puede proporcionar protección prostática, de mama, colon y tejido pancreático.

Niveles adecuados de Vitamina D

La CDR (cantidad diaria recomendada) ha estado marcada en 400 UI, pero las actuales recomendaciones se han incrementado hasta incluso las 7000 UI (según la Sociedad de Endocrinología Americana), aunque las prescripciones de esta magnitud deben ser realizadas por un profesional de la salud.

Las cantidades que un adulto ingiere por término medio al día se han cifrado en 230 UI; sin embargo se ha estimado que en muchos individuos son necesarias 1000-2000 UI para satisfacer las necesidades del organismo.

¿Cuáles son los riesgos?

Los médicos y científicos llevan un tiempo advirtiéndonos de que la carencia de vitamina D impide el desarrollo de huesos sanos. Estudios recientes han revelado el vínculo entre su deficiencia y la cardiopatía, la esclerosis múltiple y el cáncer.

En lo que concierne el cáncer, los científicos han descubierto que la vitamina D aumenta la cantidad las proteínas p21 y p27, que inhiben la multiplicación celular. Además, estimula la producción de E-caderinas, proteínas que mantienen la adhesividad de las células en sus tejidos. Si disminuyen hay más posibilidades de diseminación de células tumorales. Han concluido también que la exposición al sol durante 3 horas a día en los veinte y los treinta años de edad puede reducir el riesgo del cáncer de hasta 36%.

La investigación del impacto en la fertilidad y la salud mental sigue, pero se han asociado los niveles bajos de la vitamina D con un riesgo elevado de la depresión, sobre todo en las mujeres, mientras se cree que la vitamina puede regular el ciclo menstrual y mejorar la fertilidad porque la luz del sol alienta la producción de la progesterona y el estrógeno.

Cómo asegurar los niveles adecuados de Vitamina D

Por supuesto, la dieta es la mejor manera de asegurar los niveles óptimos de vitamina D. Se recomienda el consumo frecuente de huevos, pescado azul (limitado a dos veces por semana) y cereales y bebidas vegetales fortificados con la vitamina D.

Es importante exponernos a los rayos solares durante periodos breves sin protección solar: 10-15 minutos al día es suficiente para poder aprovechar sus beneficios.

Tomar suplementos es un método popular de aumentar los niveles pero en este caso, siempre sería aconsejable hacer una determinación de niveles en sangre, para evitar una potencial sobredosis; consulta tu médico para más información.

Interacciones a tener en cuenta

La vitamina D no se debe tomar con fármacos como Digital, diuréticos tiacídicos o calcitonina sin supervisión médica. Las personas con hiperparatiroidismo no deben tomar vitamina D sin consultar al médico.

Curiosidades

¿Sabes que un factor de protección solar del “15” bloquea aproximadamente el 99% de la producción cutánea de vitamina D?

¿Sabes que la única fuente vegetal de vitamina D son los champiñones desecados al sol con unas 1600 UI por cada 85 g?

¡Salud para todos!

3 comentarios en “Vitamina D, ¿seguro que tienes suficiente?

  1. Magnifica forma de informar, a los que no tenemos idea de medicinas, sobre como se debe usar y los riesgs que puede tener en un momento dado.
    gracias por la informacion.

  2. Tenia dudas en tomar nuevi ,pero ahora leyendo sus explicaciones estoy bien informada , gracias por su compartir .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.