¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

No conviertas el aceite en un producto tóxico

2 ideas imprescindibles que todos debemos tener claras sobre los aceites cuando cocinamos:

1. No quemes el aceite: que no humee

Cuando el aceite empieza a humear se está iniciando la combustión de la grasa, es decir se está convirtiendo en un producto (no alimento) quemado y tóxico. Podemos percibir que está ocurriendo porque:

  • Comienza a producirse humo y acroleína (producto tóxico e irritante que respiramos y con potencial cancerígeno).
  • En la superficie de las sartenes con antiadherentes resistentes se deposita una capa oscura que apenas se puede apreciar pero que altera la antiadherencia. Esta capa producto de la combustión es resina de alquitrán. Si la sartén está cubierta por antiadherentes poco resistentes, no se produce porque sencillamente se “pierde” el antiadherente.

Y hay otros cambios que no percibimos. Esta información la hemos localizado de la forma más completa en el libro de la Dra Olga Cuevas, “El equilibrio a través de la alimentación“:

  • Los ácidos grasos insaturados cis cambian a la forma trans: esto significa que no son activos biológicamente, nuestro cuerpo no los reconoce.
  • Se producen polimerizaciones: productos de difícil digestión y que afectan a la función hepático-biliar.
  • El calor acelera el proceso de enranciamiento de los aceites, produciendo radicales libres.
Aceite
Aceite

2. El aceite se quema antes cuanto más puro es

El punto de humeo del aceite es más bajo cuanto más puro es un aceite. Queremos hacer notar con esto, que si nos preocupamos por la salud y compramos aceites de la mejor calidad, por ejemplo aceite de oliva de primera presión en frío, debemos ser conscientes de que son los más sensibles al calor. Estos son los puntos de humeo de los aceites que solemos usar para cocinar:

  • Punto de humeo del aceite de oliva virgen 215º
  • Punto de humeo del aceite de oliva extra virgen 160º
  • Punto de humeo del aceite de oliva de 1ª presión en frío: comienza en 130º
  • Punto de humeo del aceite de girasol refinado: 220º
  • Punto de humeo del aceite de girasol sin refinar: 105º
  • Punto de humeo del aceite de palma: 230º
  • Punto de humeo del aceite de coco: 230º

RECOMENDACIONES CONASI

  • Tapar la botella de aceite una vez utilizado para evitar la oxidación y que absorba olores y sabores del exterior.
  • Proteger de la luz (botella oscura) y de las oscilaciones de temperatura.
  • Recomendamos botella de cristal: intentamos evitar el contacto de alimentos con plásticos siempre que se pueda si el alimento va a estar en contacto con el plástico durante períodos prolongados de tiempo, como es el caso.
  • Tener en cuenta que las sartenes con fondo térmico difusor, como los productos Skk, se calientan rápido y permiten una distribución del calor homogénea en toda la superficie. La forma correcta de usarlos es como Skk recomienda: calentar la sartén brevemente, reducir el fuego y poner los alimentos. Usar siempre con una grasa o líquido.  Si usamos aceite, no llegar a la temperatura de humeo, sino hasta que burbujean. Según Skk, cuando freímos con aceite, sabemos si ha llegado a su tª óptima con la prueba del cucharón: introducir una cuchara de madera limpia y seca en el aceite caliente. Si se forman pequeñas burbujas, ya se ha alcanzado su tª óptima.
  • Prescindir de las frituras al máximo y en los salteados y cocinados a la plancha, tener en cuenta que habitualmente ponemos muy poco aceite que calentamos demasiado y muy rápidamente. Por lo tanto, controlad la temperatura especialmente en estos casos.
  • En los sofritos, moderar la tª y añadir un poquito de agua.  Salar las verduras y cocinar con tapa, moviendo con frecuencia.
  • No reutilizar el aceite: de verdad  ¡no ahorremos en estos temas tan importantes!

                                                                                                                                                                                ¡Salud para todos!

                                                                                                                                                                                          

15 comentarios en “No conviertas el aceite en un producto tóxico

  1. EXCELENTES RECOMENDACIONES, TENGO UNA PEQUEÑA EMPRESA DE TAJADAS DE MINIMO VERDE, PLATANO VERDE, YUCA Y MALANGA TAMBIEN PAPA FRITA Y ESTAS ABSERVACIONES ME SERAN DE MUCHO INTERES, FAVOR SIEMPRE MANDARME SUS CONSEJOS. GRACIAS

  2. Hola un gusto conocerlos, tengo una empresa para elaboracion de oblea y barquillo de harina de trigo, las planchas o moldes de coccion son de hierro dulce, considera usted que el uso de este aceite seria una seria una buena opcion?
    Agradeceria sus comentarios.

  3. Me recomendaron quemar ajos en aceite de oliva para un niño de 22 meses para dolor de estómago será toxico?

    1. No tenemos conocimiento de este remedio, pero el término “quemar” nos parece un poco extraño para algo curativo. No podemos decirle, la verdad. Un saludo,

  4. Buenas noches, es perjudicial calentar el aceite de coco directo al fuego en un bote de plástico para derretirlo?

  5. Hola,

    siempre es muy útil y atento, además de vender un producto, explicar a los consumidores la mejor forma de utilizarlos o consumirlos. Y esta información es muy buena porque para ser un producto que usamos tanto en nuestra alimentación, normalmente no se conocen estos datos tan importantes.

    Así que gracias por ellos y por ocuparos en distribuir productos tan saludables.

    Un saludo,

    Lula
    jabonjabonlula.com

    1. El tema del microondas es controvertido, si bien cuando se buscan estudios científicos que se miran detalladamente, sorprende ver que posiblemente no se sostiene el peligro del que se habla.
      Por otra parte, en cuanto a temperaturas, el microondas es ideal porque permite regularlas muy bien y en este caso hace falta muy poca temperatura para que se fluidifique el aceite de coco.

  6. Y que tal la opción de no cocinar con aceite, no jugársela en absoluto y cocinar simplemente con agua o caldo de verduras? Ni que decir tiene del horneado que rara vez se hornea por debajo de los 180 grados. Sin duda la mejor opción es cocinar con agua, sé que no da el mismo sabor… pero es cuestión de tiempo el acostumbrarse y se agradecerá de por vida (menor coste y mucho mejor para la salud).

  7. Buenos días.
    Yo utilizo AOVE de 1ª prensada en frío para todo. Lo que me ha dejado muy preocupada es que, ¿entonces poner AOVE a mi bizcocho casero (que horneo a 180º) lo convierte en un alimento no saludable por mucha calidad que tenga sus ingredientes?!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.