¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Albóndigas de polenta y champiñón Portobello con tomillo

La polenta es producto de la molienda del maíz secado y descascarillado. Puede estar hecha con otros cereales, pero habitualmente es de maíz. Es muy versátil, puede usarse en platos salados o dulces, pero hoy nuestros compañeros de Menúdavida nos la presentan como base de unas deliciosas albóndigas:

Albóndigas de polenta
Albóndigas de polenta
Albóndigas de polenta y champiñón Portobello con tomillo
  • Autor: 
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes
Para las albóndigas
  • ¾ de vaso de polenta
  • 8 champiñones de portobello limpios y muy picaditos
  • 1 diente de ajo picadito
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva 1ª prensa en frío
  • sal marina
  • 2 vasos de agua
  • 1 cucharadita de comino
  • 2 cucharaditas de tomillo fresco
Para la salsa
  • 1 cebolla cortada fina
  • 2 cucharadas soperas de kuzu o harina de maiz disuelta en un poquito de agua
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva 1ª presión en frío
  • 4 cucharadas soperas de soyu
  • 2 vasos de agua

Instrucciones
  1. Ponemos a calentar 2 cucharadas soperas de aceite y doramos el ajo, añadimos el champiñón y rehogamos 4 minutos.
  2. Incorporamos el tomillo, rehogamos 1 minutos más y reservamos
  3. En una cazuela calentamos el agua junto con el aceite de oliva, comino y sal.
  4. Cuando empiece a hervir retiramos del fuego y añadimos la polenta lentamente hasta que obtengamos una consistencia muy espesa (tipo masa).
  5. Incorporamos el champiñón rehogado y mezclamos bien.
  6. Esperamos un poco a que enfríe la masa para poder manejarla y hacer las albóndigas sin quemarnos, cuidado de que no enfríe demasiado. Nos humedecemos las manos, hacemos las albóndigas y dejamos enfriar en una fuente o plato grande en la nevera 20 min.
  7. Salsa: calentamos el aceite en una sartén y añadimos la cebolla. Rehogamos unos 15 min. a fuego lento.
  8. Añadimos un poco de agua y dejamos cocer a fuego lento y con la tapadera puesta hasta que la cebolla esté muy tierna.
  9. En un vaso aparte disolvemos el kuzu en un poco de agua fría y añadimos a la salsa. Removemos hasta que haya espesado. Si la quisiéramos más espesa podemos añadir más kuzu de la misma manera.
  10. Apagamos el fuego y añadimos el soyu. Reservamos
  11. Precalentamos el horno a 180ºC y metemos las albóndigas unos 15 minutos o hasta que estén calientes.
  12. Servimos con la salsa de cebolla por encima.

Notas
Cuando incorpores la polenta al agua, hazlo “en forma de lluvia” y sin dejar de remover, para que no se formen grumos.

Para hacer estas albóndigas de polenta y champiñón portobello con tomillo hemos utilizado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta:  

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.