¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Crema de zanahoria y jengibre

Fin de fiestas ¡al fin! Volvamos a la rutina y reconfortemos nuestros estómagos, sobre todo si hemos hecho excesos estos días.

Sugerencia: una crema calentita y contundente que combina el dulzón de las zanahorias con el toque picante del jengibre. La combinación de esta raíz con su pariente botánico, la cúrcuma (las dos especies comunes en la cocina asiática e india) le da un sabor exótico a la vez de atribuir a esta crema un amplio rango de beneficios medicinales, como propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Hemos incorporado la quinoa también para crear una consistencia más cremosa y un sabor tostado a la vez de proveer una interesante porción de proteína.

Crema de zanahoria y jengibre
Crema de zanahoria y jengibre

 

Crema de zanahoria y jengibre
  • Autor: 
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes
Ingredientes para 4 personas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cebollas rojas ecológicas picaditas
  • 8 zanahorias ecológicas cortadas en rodajas finas
  • Trozo de 4 cm de jengibre fresco
  • 3 tazas de caldo de verduras
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo, o un trocito de cúrcuma fresca
  • Pimienta
  • 1 taza de quinoa
  • Semillas de lino para aderezar
  • Sal y aceite

Instrucciones
  1. Sofreír la cebolla y las zanahorias a fuego lento y con la olla tapada, durante unos 5 minutos.
  2. Pelar y picar el trozo de jengibre antes de sofreírlo en la misma olla 1 minuto. Si no tenemos jengibre fresco, utilizamos una cucharadita de jengibre en polvo.
  3. Verter las 3 tazas de caldo y hervir a punto de ebullición. Añadir la cúrcuma y sazonar con sal y pimienta al gusto.
  4. Añadir la quinoa a la olla, bajar la temperatura y cocer a fuego lento durante unos 15 minutos.
  5. Cuando los granos de quinoa se hayan abierto, apartar la olla del fuego.
  6. Triturar hasta conseguir una crema espesa pero suave.
  7. Servir en cuencos y aderezar con semillas de lino recién molidas, si queremos aprovechar sus beneficiosos omega 3 y sin moler si preferimos sus cualidades laxantes.

Notas
Si las zanahorias son ecológicas, no es preciso pelarlas, es suficiente con raspar la piel con el cepillo de verduras.
Si no tenemos caldo de verduras preparado (puede servir de haber hervido verduras un día anterior), podemos utilizar caldo de verduras ecológico en cubitos o simplemente agua, los sabores de esta crema son deliciosos y no precisan “coadyuvantes”.
Si utilizamos la Vitamix para triturar, dejamos enfriar un poco la preparación.

Para hacer esta crema de zanahoria y jengibre hemos utilizado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta:  

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.