¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Ensalada templada de invierno

Sin duda una de las mejores cosas que tiene cada estación es la variedad de frutas y verduras que nos ofrece, y es cierto que el invierno no es una época muy provechosa, pero si sabemos sacarle su juego tiene ingredientes muy interesantes.

En este caso he utilizado las alcachofas, habas y las fresas para darle un punto ácido y amargo que combina genial con la dulzura del calabacín , la zanahoria y la vinagreta dulce. Así hemos jugado con la textura crujiente de las verduras cortadas con el Spirali, las alcachofas, y las avellanas tostadas, en contra de las cremosidad de las habas, fresas y la vinagreta de cítricos. Un plato muy equilibrado de sabores, fácil de preparar y genial para el invierno.

Espero que la disfrutéis tanto templada como fría y os guste.

ensalada-templada-verduras
Ensalada templada de invierno
Ensalada templada de invierno
  • Tipo de receta: Ensalada
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes
Para 4 personas:
  • 2 zanahorias cortadas con el Spirali
  • 1 calabacín cortado con el Spirali
  • ¼ de taza de habas confitadas en aceite de oliva
  • ¼ de cebolla
  • 6 fresas
  • 4 alcachofas
  • 1 puñado de avellanas
Vinagreta:

Instrucciones
  1. Mientras nos lavamos las manos ponemos a calentar una olla con agua hirviendo y sal para blanquear (cocer levemente) el calabacín y la zanahoria una vez cortados.
  2. En un cazo pequeño ponemos a confitar las habitas ya peladas con aceite de oliva a fuego muy suave durante 30 minutos aproximadamente.
  3. Por otro lado pelar, cortar y guardar las alcachofas en juliana en un recipiente con agua y limón para que no se nos pongan negras.
  4. Cortar las fresas, picar las avellanas y cortar en juliana muy fina la cebolla.
  5. Una vez que el agua de la olla esté caliente y antes de que rompa a hervir, con la ayuda de nuestro Spirali cortar en tiras el calabacín y la zanahoria y darles un golpe de agua caliente para cocerlas levemente.
  6. Ya con todos los ingredientes preparados, preparar la vinagreta. Muy sencillo, poner todos los ingredientes en un bol y mezclar. Rectificar el punto de sal. Si la quisiéramos “emulsionar” lo podríamos hacer con una batidora lentamente hasta que cuaje.
  7. Ya está todo listo. Poner una sartén con unas gotas de aceite, y mientras se calienta mezclar nuestras tiras de calabacín y zanahoria con el resto de ingredientes menos las avellanas y las alcachofas. Aliñar y reservar.
  8. Saltear las alcachofas hasta que tomen color, mezclarlas con el resto de la ensalada, terminar de aliñar y espolvorear las avellanas por encima.
  9. Para el montaje podemos hacerlo todo junto mezclado en un bol, en un plato hondo, o como en este caso yo, todo por separado y puesto con delicadeza, aquí ya entra el gusto de cada cual.
  10. Recuerda que la puedes comer fría o templada, pero no te olvides de darle ese punto de hervor al calabacín y la zanahoria, sin pasarte, para que sea más agradable de comer.

Para hacer esta ensalada templada de invierno hemos utilizado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta:  

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.