¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Tarta de manzana, mijo y avellana

Hoy comenzamos a publicar las recetas de nuestros colaboradores Fran y Vanessa, de Menúdavida. Sus originales recetas y su forma de entender la alimentación están totalmente en consonancia con nuestra filosofía ¡y la calidad de sus creaciones es absolutamente de primera!

Os los recomendamos sinceramente, en sus cursos, actividades y si los encontráis en una feria donde nos ofrecen sus delicias saludables. Ellos desmienten la idea de que comer sano no es rico, vistoso y sugerente. Vamos con su primera sugerencia, una tarta de manzana sin harina, huevos, lácteos ni azúcar y riquísima.
El uso del mijo y la ausencia de azúcar, sustituida por ágave y amasake hacen esta tarta más alcalinizante y apta para celíacos e incluso para diabéticos. En las anotaciones os explicamos más sobre el amasake.

Tarta de manzana, mijo y avellana
Tarta de manzana, mijo y avellana
Tarta de manzana, mijo y avellana
  • Autor: 
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes
  • 4 manzanas tipo golden peladas (cortadas en rodajas finas y con un chorrito de limón)
  • ¾ vaso de mijo
  • 8 cucharadas soperas amasake de arroz
  • 3 vasos de agua
  • ½ vaso de pulpa de avellana (sobrante de hacer leche de avellana)
  • 1 pizca de sal
  • 3 cucharadas soperas de sirope de agave
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva 1º prensa en frío
  • 1 cucharadas soperas canela en polvo

Instrucciones
  1. Precalentamos el horno a 200ºC
  2. En un cazo ponemos a tostar el mijo. Cuando comience a hacer “pop” y huela a grano tostado añadimos el agua y dejamos cocer a fuego lento hasta que se haya consumido completamente. El mijo debe quedar pasado y ser una pasta espesa.
  3. Incorporamos a la masa la pulpa de avellana, una pizca de sal, y el aceite. Mezclamos bien y dejamos que enfría 5 minutos hasta que podamos manejar la masa sin quemarnos. Si lo dejamos enfriar demasiado endurecerá y no podremos moldear la masa.
  4. Untamos nuestro molde con un poco de aceite y con la manos humedecidas vamos haciendo la base de la tarta de un grosor aproximado de ½ cm (si en el proceso se nos volviera a pegar la masa a las manos nos las humedecemos de nuevo). Metemos en el horno y ponemos al grill hasta que la masa empiece a quedar crujiente. Entre 20 y 30 minutos.
  5. Sacamos la base del horno y en un bol mezclamos las manzanas con la canela.
  6. Sobre la base untamos unas 3 cucharadas soperas de amasake y encima vamos colocando las rodajas de manzana superponiéndolas y formando un circulo concéntrico. Cuando hayamos cubierto la base con manzana ponemos otras 2 cucharadas de amasake, extendemos y cubrimos con otra capa de manzana. Para terminar cubrimos con 3 cucharadas de amasake.
  7. Metemos al horno otros 20 minutos hasta que la manzana esté blandita.
  8. Sacamos del horno y dejamos enfriar si queremos desmoldar. También se puede tomar caliente, pero en ese caso evitaremos sacar del molde. Podemos servir con nata de soja y nueces.

Notas
El amasake o amazaké es un pudin japonés dulce, que se obtiene por la fermentación de un cereal sometido a la acción de un hongo (el Aspergyllus oryzae). Se trata del mismo hongo con el que se obtiene el miso (información extraída de: ELLIX KATZ, S. (2003): Pura fermentación, Gaia Ediciones).
Podéis encontrarlo en las tiendas de productos naturales y ecológicos y herbolarios. Es el endulzante de elección en la dieta macrobiótica. Si no lo habéis probado nunca, os sorprenderá al principio. No es un potente endulzante, pero sí el más saludable de ellos.

Para hacer esta tarta de manzana, mijo y avellana, hemos utilizado:

Un comentario en “Tarta de manzana, mijo y avellana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta:  

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.