Tarta de yogur con higos y crujiente de avena

Tarta de yogur con higos y crujiente de avena
Autor: 
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo Total: 

 

Ingredientes
Yogur:
Base:
  • 1 T – 100 g de nueces (activadas y secas mejor)
  • ½ T – 60 g de trigo sarraceno germinado y seco
  • 1 T – 160 g de dátiles carnosos (o remojados)
  • ¼ cucharadita vainilla
  • 1 cucharada de aceite de coco crudo (opcional)
Crujiente:
  • 1 T – 160 g de dátiles
  • ¼ T de agua
  • ⅓ T – 30 g de nueces activadas secas
  • 1 T + ¼ T de copos de avena sin gluten
  • ¼ T de frambuesas liofilizadas o frescas
  • ¼ cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita de cáscara de lima
Mermelada:
  • 400 g de higos maduros
Extra:
  • 3-4 higos
Instrucciones
Yogur
  1. Lava y escurre los anacardos y ponlos en la batidora junto con el resto de ingredientes a excepción del aceite de coco y tritura hasta obtener una crema fina teniendo cuidado de no sobrecalentar la crema (haciendo pausas si es necesario).
  2. Coloca en un bol o bote de cristal con tapa y deja reposando toda la noche para que fermente.
  3. Pasadas las horas verás que se han formado unas burbujitas. Esto es por la fermentación. Añade el aceite de coco y mezcla bien con una cuchara para que se incorpore. Reserva.
  4. *Nota: Si no lo quieres fermentar y prefieres hacerlo en versión rápida, mezcla todos los ingredientes y ajusta de ácido o dulce según tu agrado (es probable que necesites un poquito más de zumo de lima para asemejarlo más a una crema de yogur).
Base:
  1. Introduce en la batidora las nueces y el trigo sarraceno y tritura hasta que se piquen finamente, luego añade el resto de ingredientes y tritura hasta que quede una masa moldeable con las manos.
  2. Ten preparado un molde forrado de papel de repostería, rellena con la base y presiona ligeramente con los dedos para igualarla. Reserva en el congelador mientras haces el resto.
Mermelada de higos:
  1. Pela los higos, introduce en la batidora y tritura hasta obtener una mermelada. Reserva.
Crumble:
  1. Introduce los dátiles y el agua en la batidora y tritura hasta obtener una pasta. Pon en un bol y añade el resto de ingredientes (las nueces picadas). Mezcla con las manos para que quede todo bien incorporado.
Montaje:
  1. Filetea 2 o 3 higos y reserva.
  2. Recupera la base de la tarta y haz encima una primera capa con los higos fileteados, luego añade la capa de yogur, luego la mermelada y por último el crumble.
  3. Puedes guardarlo en la nevera por unas 6 horas antes de comer o lo puedes congelar. En el caso de elegir el congelador retira al menos ½ hora antes de que lo vayas a servir.
Notas
Que no te asusten la cantidad de pasos que ves para hacer la tarta. Son varios, si es cierto, pero también son muy fáciles, no hay más trabajo que el de triturar y batir.
Si tienes algo más de prisa por hacerla, puedes hacer el yogur sin los probioticos. En ese caso no se parecerá tanto al yogur si no más bien a una crema de queso. Pero la tarta será deliciosa igualmente.

Si decides congelarla, aguantará perfecta por semanas en el congelador. Así que la puedes tener lista con mucha antelación para un día que esperes visita. Es perfecta para acompañar un té a media tarde.
También la puedes congelar en porciones chiquititas e ir sacando según te convenga.
Eso sí, atención porque debido a sus ingredientes esta es una tarta muy contundente, ¡con un pedacito pequeño tendrás suficiente!

Recipe by Blog Conasi at https://www.conasi.eu/blog/recetas/tarta-de-yogur-con-higos-y-crujiente-de-avena/