Volver Guardar PDF / Imprimir
risotto-de-calabaza

Risotto de calabaza y espinacas

Louise Spratt
Hoy sugerimos esta deliciosa receta "Risotto de calabaza y espinacas", un plato vegetariano que no sólo es de temporada, con la calabaza como base, ¡sino también bastante contundente para combatir el fío de esta temporada!
0 de 0 votos
Tiempo de preparación 30 min
Tiempo de cocción 1 h 10 min
Categorías Paellas y arroces
Raciones 4
Calorías / RACIÓN 618 kcal

Ingredientes
  

Elaboración paso a paso
 

  • Cortar la calabaza a lo largo por la mitad. Hacerle incisiones a 1 cm del borde de las dos mitades, creando una cuadrícula.
  • Retirar la pulpa y las semillas y sacar los cubitos de calabaza.
  • Colocar las mitades ahuecadas en una bandeja de cristal y rociar con un poquito de aceite. Con el horno precalentado a 200º previamente, hornear durante 20-30 minutos, hasta que estén blandas.
  • En una cacerola sofreír la cebolla y el ajo.
  • Cuando estén doraditos, añadir la calabaza y freír durante unos 5 minutos, con cuidado de que no se queme.
  • Enjuagar el arroz antes de mezclarlo con el resto de ingredientes, para quitar el exceso de almidón.
  • Mezclarlo todo y sofreir hasta que los granos de arroz parezcan transparentes.
  • Echar el vino y cocer a fuego lento hasta que se evapore.
  • Añadir el caldo de verduras, poco a poco, y seguir removiendo el arroz a fuego lento durante 25-30 minutos, hasta que el arroz quede al dente.
  • Antes de que se evapore todo el líquido, añadimos 1 o 2 cucharadas más del aceite de oliva (para conseguir la textura deseada), los coquitos de Brasil picados, la nuez moscada, y el queso y salpimentamos al gusto.
  • Quitar del fuego.
  • Colocar las espinacas encima del arroz y tapar la cacerola hasta que las espinacas se pongan blandas con el calor residual. Quitar la tapa y remover todo.
  • Servir el risotto en las mitades de la calabaza y aderezarlo con pipas de calabaza crudas.

Notas

Para seguir una dieta sin lácteos, cambiamos el queso por más coquitos de Brasil, ya que añaden una textura suave y cremosa y un sabor fuerte que parecido al de un queso curado ¡además tienen multitud de vitaminas, minerales y aceites monoinsaturados!
¿Y por qué no experimentáis con otros frutos secos como los anacardos o los piñones?

Nutrición

Calorías: 618kcalCarbohidratos: 91gProteinas: 16gGrasas: 19gGrasas saturadas: 5gGrasas Trans: 1gColesterol: 9mgSodio: 1749mgPotasio: 1195mgFibra: 8gAzúcar: 9gVitamina A: 23642IUVitamina C: 49mgCalcio: 323mgHierro: 4mg