⭐ TODO PARA UNA COCINA SALUDABLE Y LIBRE DE TÓXICOS ⭐ TODO PARA UNA COCINA SANA ¡IR A LA TIENDA!

Cómo hacer limonada probiótica: dos recetas paso a paso

Limonada probiótica en dos versiones
Una limonada diferente aliada de tu microbiota.

La limonada es la bebida casera por excelencia, requiere de muy poco tiempo y de tan solo 3 ingredientes: zumo de limón, azúcar y agua. Esta receta básica se puede fermentar añadiendo un iniciador muy fácil de conseguir. En este post, te explicamos cómo hacer limonada probiótica para que esta bebida casera tenga un burbujeo natural y esté llena de vida. ¡A fermentar!

Por qué hacer limonada probiótica

Hoy en día está instaurado el hábito poco o nada saludable de tomar a menudo bebidas carbonatadas industrializadas como algo “normal” y habitual. Es una costumbre aceptada y “bien vista” completamente desequilibradora y desvitalizante. Pero esta vieja costumbre, tan rentable para unos pocos, viene de un hábito muy antiguo que si tenía un sentido biológico. Si observamos hacia atrás, en las culturas más antiguas, siempre encontramos vestigios de cómo se elaboraban y tomaban bebidas naturalmente fermentadas, caseras, altamente nutritivas y burbujeantes, así al natural. 

De esta forma, podemos entender el por qué de esa atracción por el burbujeo y es que, fermentar bebidas, era la forma de curarse en salud para asegurar el poder beber agua sana y segura, ya que gracias a la acidez producida por la fermentación, los patógenos del agua no pueden sobrevivir, y  se genera ecosistema protegido, y ¡ese es el inicio de los “refrescos”!

Vamos a preparar dos limonadas caseras fáciles y fermentadas que son tesoros de salud para ¡refrescarnos a la vez que nos nutrimos! Se trata de dos recetas sencillas, nutritivas y radiantes, tan fáciles de preparar que esperemos que te encanten tanto como a nosotros.

Utensilios e ingredientes para preparar limonada disponibles en nuestra tienda online

Cómo hacer limonada probiótica

Muy fácil, se mezclan los ingredientes en un tarro de cristal, se cubre con un paño y se deja fermentar. En pocos días, se observará el burbujeo indicándonos que ya está lista para consumir.Para conseguirlo, hay que utilizar miel cruda o suero de leche como iniciadores de la fermentación.

Suero de leche

El suero, es la parte más acuosa que queda en la leche cuando ésta se cuaja o fermenta y se separa de la parte sólida. Está formado por una parte de la leche que contiene muchas proteínas y que ha perdido la mayor parte de las grasas.

Si procede de leche cruda, de la elaboración de queso con leche cruda o de un yogur natural de buena calidad, y sin que haya intervenido calor elevado, es un alimento rico y poblado en organismos vivos. 

La limonada lactofermentada resultante ¡te va a sorprender! Es más saludable que la limonada convencional porque es rica en probióticos y además, estos consumen parte del azúcar, dejando la bebida dulce pero con menos contenido de azúcar que con el que comenzó y con un sabor sorprendente.

Miel cruda

Otra forma de fermentar bebidas es utilizando la miel cruda, como en la hidromiel. La miel, como fuente microbiana de vida, nos permite obtener un verdadero alimento fermentado.

Para ello, debemos asegurarnos que estamos usando miel pura y natural, que no esté adulterada y para que la limonada fermente realmente la miel ha de ser cruda, o lo que es lo mismo, no tratada con calor. De esta forma, usamos la riqueza de microorganismos salvajes que tiene la miel sin procesar que van a generar la fermentación. 

La mayoría de mieles que podemos encontrar en supermercados han sido pasteurizadas. Para saber si la miel es cruda, es decir, directa de la colmena al tarro y sin calentar a más de 32-35ºC, no los indicará el apicultor o lo pondrá en el tarro de la miel, y será más fácil de encontrar esas condiciones en mieles artesanales.

El autor y experto en fermentación Sandor Katz en su libro “El Arte de la fermentación” nos recuerda que la miel contiene abundancia de vida durmiente, como en estado latente, y cuando aumentamos el nivel de agua en la miel estimulamos la activación de su biodiversidad microbiológica.

Receta de limonada lactofermentada

Autora: Aïda Lirola
Esta bebida es una limonada cremosa y que recuerda el sabor al merengue. ¿Qué significa lacto-fermentada? que unas bacterias llamadas bacterias acidolácticas, a partir del proceso fermentativo, producen además de ácido láctico principalmente, también dióxido de carbono, alcohol y ácido acético, ofreciendo una protección frente al crecimiento de otras bacterias que podrían estropear el alimento.
Además de aportar todas sus cualidades probióticas, esta bebida obtiene sus cualidades del suero de la leche o del yogur, que es la sustancia acuosa que se forma cuando separamos los coágulos sólidos de la leche cuando esta se cuaja o acidifica. Este suero se mezcla con zumo de limón, agua y azúcar como base y,  el suero que contiene, gracias a sus probióticos, continúa multiplicándose y consumiendo gran parte del azúcar, generando un entorno saludable y nutritivo.
5 de 1 voto
Tiempo de preparación 3 d
Categorías Fermentados

Ingredientes
  

  • 1/2 taza suero de leche o de yogur
  • 1-1,5 tazas zumo de limón
  • 6 tazas agua
  • 1/2 taza panela o azúcar de coco

Elaboración paso a paso
 

  • Mezclar todos los ingredientes en una jarra de 2 litros y remover hasta que el azúcar se disuelva
  • Cubrir el tarro con un paño/gasa y sujetar con una goma elástica.
  • Dejar reposar y fermentar 48-72 h. Remover la mezcla 1-2 veces al día.
  • Pasado el tiempo, se observará un burbujeo, signo de que ya esta lista para disfrutarla así.

Segunda fermentación (opcional)

  • Para generar una limonada más carbonatada, repartir la bebida en botellas de cuello estrecho que puedan cerrarse herméticamente dejando siempre un espacio de 3-4 cm en la boca de la botella.
  • Se puede añadir un poco más de azúcar en este paso, ya que se va a alargar la fermentación, y añadir de forma opcional algún ingrediente saborizante como frutas, especias, hierbas frescas, leche de coco, etc.
  • Introducir las botellas en la nevera y alargar la fermentación 2-4 días. Pasado el tiempo, abrir con cuidado y disfrutar de la bebida.

Notas

En el caso de utilizar suero de un yogur natural, introducir el yogur en una gasa limpia y cerrar. Colgar la gasa con el yogur y colocar un tarro o bol debajo para que recoja el suero.
Keyword Fermentar
¿Te ha gustado esta receta?Ayúdanos valorando qué te ha parecido

Receta de limonada probiótica con miel cruda

Autora: Aïda Lirola
Para hacer esta limonada probiótica es imprescindible usar una miel cruda que nos garantice que está llena de vida. En este caso, hemos utilizado la miel de producción ecológica y no pasteurizada de Sol y Tierra procedente del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.
5 de 1 voto
Tiempo de preparación 3 d
Categorías Fermentados

Ingredientes
  

Elaboración paso a paso
 

  • Mezclar todos los ingredientes en una jarra de 2 litros y remover hasta que la miel se disuelva.
  • Cubrir el tarro con un paño/gasa y sujetar con una goma elástica.
  • Dejar reposar y fermentar 48-72 h. Remover la mezcla 1-2 veces al día
  • Al cabo de 2-3 días observaremos un burbujeo, signo de que ya esta lista para disfrutarla así.

Fermentación secundaria (opcional)

  • Para generar una limonada más carbonatada, repartir la bebida en botellas de cuello estrecho que puedan cerrarse herméticamente dejando siempre un espacio de 3-4 cm en la boca de la botella.
  • Se puede añadir un poco más de miel en este paso, ya que se va a alargar la fermentación, y también, incluir opcionalmente algún ingrediente saborizante como frutas, especias, hierbas frescas, leche de coco, etc.
  • Introducir las botellas en la nevera y alargar la fermentación 2-4 días. Pasado el tiempo, abrir con cuidado y disfrutar de la bebida.
Keyword Fermentar
¿Te ha gustado esta receta?Ayúdanos valorando qué te ha parecido
Limonada probiótica en tarros de cristal
La panela le otorga un color oscuro a la limonada mientras que con miel se mantiene el amarillo del limón.

Preguntas frecuentes sobre limonada lactofermentada

¿Qué beneficios aporta la limonada?

Al tratarse en su mayoría de agua, la limonada ayuda a hidratarse sobretodo en eprsonas que les cuesta beber agua. Por otro lado, aporta vitamina C procedente del jugo de limón, un potente antioxidante.

¿Cuánto tiempo se conserva una limonada?

Se debe introducir en el frigorífico y consumir en 2-3 días. EN el caso de una limonada fermentada, este tiempo se alarga hasta los 7 días.

¿Cómo se obtiene limonada fermentanda?

Añadiendo un iniciador como el suero de leche o miel cruda.

¿Qué es una limonada lactofermentada?

Aquella que ha utilizado suero lácteo rico en bacterias acidolácticas que producen además de ácido láctico principalmente, también dióxido de carbono, alcohol y ácido acético.

¿Qué ingredientes lleva la limonada probiótica?

Agua, zumo de limón y azúcar ecológico o miel cruda.

Aïda Lirola - CONASI - Publicaciones
Naturópata, especializada en cocina saludable. Formada en dietética y nutrición, macrobiótica, dietética china y tradiciones culinarias. Focalizada en los últimos años en la fermentación y la agricultura ecológica. Complementa su vocación y profesión con el estudio y aplicación de la aromaterapia y el ayuno como herramienta de salud. Desde el año 2016, comparte camino, pasión y aprendizaje en conasi como asesora, además de elaborar contenidos y realizar demostraciones de cocina saludable.

Otros post relacionados...

2 comentarios en “Cómo hacer limonada probiótica: dos recetas paso a paso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valorar la receta