Tarro de vidrio cilíndrico para conserva Weck - 1,06 l

Tarro de vidrio cilíndrico Weck para elaborar conservas en casa. Capacidad de 1.062 ml.
 

En stockRecíbelo en 24/48hs

WEC1062

PAGO SEGURO
en todas las compras

RECÍBELO EN 24/48h
en península

Descripción

Descripción de Tarro de vidrio cilíndrico para conserva Weck - 1,06 l

El tarro de vidrio cilíndrico Weck de 1,06 litros de capacidad, es muy apropiado para la elaboración de conservas vegetales y encurtidos debido a su tamaño. Aunque también para conservas dulces como compotas y frutas en almíbar. No sólo es perfecto para elaborar conservas, también para guardar todo tipo de alimentos o comida preparada, congelar, etc.

Los tarros Weck son tarros con múltiples usos y de alta calidad (de ahí que permitan tanto la esterilización como la congelación), y que cumplen perfectamente nuestro requisito de materiales totalmente seguros.

Los tarros cilíndricos Weck están disponibles en 3 medidas para adaptarse a todas las necesidades: 340 ml, 600 ml, 1.062 ml y 1.590 ml.

Características del tarro de vidrio cilíndrico Weck

Elegimos tarros Weck entre todas las opciones de tarros del mercado por las características que los diferencian:

  • Versatilidad: se trata del mejor tarro para elaborar conservas, pero también tiene muchas otras utilidades:
    • Guardar legumbres, cereales, pasta, azúcar, cacao, encurtidos, pickles, salsas, etc. Se pueden guardar los deshidratados, ya que son totalmente estancos y no entra humedad, también los alimentos ya fermentados. 
    • Hornear comida dentro del tarro: en el horno tradicional o en microondas.
    • Congelar: en este caso, como en cualquier otro tarro, debemos tener precaución de dejar un podo de espacio libre para evitar la rotura cuando los alimentos se expandan al congelarse. Es conveniente evitar los cambios bruscos de temperatura: si hemos puesto el alimento caliente en el tarro, hay que dejarlo enfriar antes de meterlo en el congelador.
    • Transportar comida (ensalada en bote, platos listos para calentar, sopas o cremas sin peligro de que se derramen, postres...). No necesitamos fiambreras, el tarro es el envase perfecto.
  • Gran surtido de tamaños y formas: hay tarros de todos los tamaños, para todas las necesidades y raciones. 
    • Desde pequeños tarros para meter unos dientes de ajo, un poquito de salsa o aliño, medio tomate que hemos cortado, café molido, especias.... (tarros de 50 ml, de 80 ml y 140 ml).
    • Tarros para raciones individuales de comidas o postres (160 ml, 290 ml y 370 ml).
    • Tarros para llevar raciones de 2 ó 3 personas o conservar mayores cantidades de comida (580 ml y 850 ml).
    • Tarros más altos y de menor diámetro, que ocupan menos espacio para el almacenamiento según en qué muebles (340 ml, 600 ml y 1,06 l)
    • Botellas para caldos, cremas, zumos, batidos, etc (botella de 290 ml para una ración, de 530 ml para dos raciones, de 1,06 l para 4 raciones).
  • Las conservas más seguras: se trata de los tarros de conserva más fiables con su sistema hermético de autosellado, puesto que en caso de que la conserva pierda el vacío nos daremos cuenta muy fácilmente. Para hacer la conserva en casa, antes de llevar el tarro a ebullición o de poner al baño maría lo tapamos con la tapa de vidrio, el aro de goma y 2 grapas.  ¡Hay que poner 2 grapas, no más! de este modo permitimos la correcta expulsión del aire del interior del tarro y que al enfriarse se haga el vacío de forma perfecta. Una vez que hemos hecho la conserva y se ha enfriado, si queremos podemos quitar las dos grapas (esto es opcional: al haberse hecho el vacío, la tapa no se puede separar del tarro y no necesita las grapas). Si una conserva en los tarros Weck pierde el vacío, se advierte rápidamente porque la tapa estará suelta. Esto no es fácilmente detectable con tarros de tapa de rosca o con el sistema tradicional de clampaje. Por esta razón este método de conservar es el más seguro, ya que una conserva en mal estado es muy peligrosa. 
  • Prácticos: estamos acostumbrados a los tarros de conserva que tienen la tapa unida al tarro por medio de un aro, o a tarros con tapas metálicas con plástico en el interior. Sin embargo, los tarros Weck se cierran mediante dos grapas, lo cual nos ofrece las siguientes ventajas:
    • La tapa se puede separar completamente, para una mejor limpieza y manipulación.
    • La tapa es plana y de mayor diámetro que la base, por lo que se pueden apilar, ahorrando espacio.  
    • Boca ancha, son más fáciles de rellenar.  
    • El alimento sólo está en contacto con el vidrio, material totalmente seguro que no transmite ningún tóxico a los alimentos.
    • También disponibles tapas flexibles por si preferimos utilizarlas en lugar de la tapa de cristal.
  • Materiales de primera calidad: todos los materiales son seguros desde el punto de vista de la toxicidad. El vidrio de los tarros Weck para conserva es de alta resistencia, permitiendo tanto la esterilización mediante ebullición, como el congelado. La junta es de caucho y las grapas de acero inoxidable, siendo todos materiales de la mejor calidad. Además, podemos adquirir por separado todas las partes para reponer en cualquier momento.


Definitivamente, los tarros Weck son la mejor opción para nosotros: podemos usarlos para muchas cosas, su estética es sencilla y agradable y cumplen con todos nuestros requisitos de seguridad en todos los sentidos. 

Más información

Ficha técnica

Características de Tarro de vidrio cilíndrico para conserva Weck - 1,06 l

Materiales Vidrio, caucho natural y acero inoxidable
Contenido Tarro, tapa de vidrio, junta de goma y dos grapas de sujección
Medidas (alto / diámetro) 21 x 9 cm (diámetro exterior)
Capacidad 1.062 ml

Opiniones

Comentarios

06/06/2017

Respuesta a Virginia

Hola Virginia, este tarro pesa unos 0.615 kg. Saludos

06/06/2017

Peso de tarro de vidrio 1'06l

Me gustaría saber el peso del tarro, gracias.

Escribe un comentario

Si quieres hacer una consulta o tu comentario requiere respuesta, por favor envíanos un correo a info@conasi.eu o llámanos al teléfono (+34) 953 102 560.

Preguntas