Volver Guardar PDF / Imprimir

Pasta fresca de espinacas: una forma original de consumir hojas verdes

Raúl García
Tras aprender las propiedades de las hojas verdes y cómo cocinarlas, hemos creado una colorida pasta fresca utilizando una de las reinas de este tipo de verduras: las espinacas. Como resultado obtenemos un plato cargado de fitoquímicos, sabroso y de fácil elaboración.
El color verde intenso de las espinacas nos indica su alto contenido en clorofila, un pigmento vital para las plantas y de gran ayuda para nosotros por su acción anti-genotóxica y antioxidante. También, la presencia de carotenos es notable en las verduras de hoja verde, sobre todo luteína y zeaxantina, determinantes para gozar de una buena salud visual a lo largo de nuestra vida. Y por supuesto, son ricas en provitamina A, vitamina C y E.
Por tanto, estamos ante una verdura de grandes beneficios para nuestra salud. Sin embargo, las espinacas tienen un alto contenido en oxalatos, que pueden interferir en la absorción del calcio y del hierro, pero si las cocinamos al vapor reducimos su presencia casi a la mitad. Y si además las acompañamos con grasa saludable, aumentamos la biodisponibilidad de los carotenos. Sabiendo esto, cocinamos las espinacas frescas al vapor, las integramos en la harina y cocinamos de nuevo para que se haga la pasta. Por último, acompañamos con un pesto o con unos ajitos dorados en aceite de oliva y listo. ¡La sencillez con conocimiento es deliciosa!
3.67 de 3 votos
Tiempo de preparación 1 h 10 min
Tiempo de cocción 15 min
Tiempo total 1 h 25 min
Categorías Pasta
Raciones 3
Calorías / RACIÓN 266 kcal

Ingredientes
  

  • 1 manojo espinacas
  • 200 g sémola de trigo duro

Elaboración paso a paso
 

  • Limpiar y trocear las espinacas: desechando los tallos, conservar las hojas verdes. En una vaporera cocinar las hojas unos 10 minutos o hasta que estén tiernas. Dejar enfriar.
  • Sobre la superficie de trabajo, hacer un volcán con la sémola de trigo duro, colocar en el centro las espinacas y un par de cucharadas del líquido de la cocción al vapor.
  • Comenzar a amasar la sémola con las espinacas de manera que éstas se deshagan y repartan por toda la masa. Amasar unos 10 minutos hasta obtener una bola homogénea y elástica. Si la masa es muy dura y cuesta amasarla añadir una cucharada más de caldo. Si por el contrario, la masa es muy blanda y se pega a las manos y a la superficie, espolvorear con un poco más de sémola de trigo duro y seguir amasando.
  • Tapar y dejar reposar unos 20 minutos.
  • Dividir la masa en 4 partes. Si se utiliza máquina de pasta, estirar la masa hasta conseguir el grosor deseado. Por el contrario, si se hace a mano, usar un rodillo para estirar del centro a los bordes, girando la masa de vez en cuando, hasta obtener una lámina fina de unos 3 mm de grosor.
  • Cortar la pasta a nuestro gusto, en este caso tagliatelle, y dejar secar unos 10 minutos antes de cocinar.
  • Para cocinarlos, cocer en abundante agua caliente con un poco de sal durante 3 ó 4 minutos.

Nutrición

Calorías: 266kcalCarbohidratos: 53gProteinas: 12gGrasas: 1gGrasas saturadas: 1gSodio: 90mgPotasio: 756mgFibra: 5gAzúcar: 1gVitamina A: 10627IUVitamina C: 32mgCalcio: 124mgHierro: 6mg