¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Pesto de kale

Pesto de kale en un bol con semillas de calabaza
Placeres verdes llenos de vitalidad

Pesto de kale con pipas de calabaza

Nos encanta el verde de los alimentos y combinar diferentes tonalidades de este color, sinónimo de riqueza nutricional y de compuestos bioactivos. Por eso hemos creado un sabroso pesto de kale para acompañar a la pasta fresca de espinacas. Así, fácilmente y en poco tiempo obtenemos un plato cargado de clorofila, carotenos, glucosinolatos, vitaminas, minerales y fibra.

La col kale es la heroína de las hojas verdes: presenta un contenido muy elevado en luteína mayor que en las espinacas, contiene glucosinolatos un precursor de antioxidantes muy potentes común en las crucíferas, y alto contenido en fibra, ácido fólico, vitamina Ccalcio, hierro y zinc. En definitiva, una joya a incluir en nuestra alimentación pero ¡ojo! hay que saber cocinarla .

En el post Cómo cocinar las verduras de hoja verde se explica al detalle las diferentes formas de preparación. Nosotros hemos escogido la opción más rápida y que nos asegura su aprovechamiento casi al completo: cocinar la col kale al vapor durante unos minutos y acompañarla con grasa de calidad como son las semillas de calabaza, las almendras y el aceite de oliva virgen extra. Si además añadiéramos granos de mostaza en polvo, láminas de rabanitos, chucrut casero o brotes de brócoli aseguraríamos la conversión de los glucosinolatos a indoles e isoticionatos y por tanto, aprovecharíamos la col kale al máximo posible.

Por último, combinamos la pasta fresca de espinacas con el pesto casero y al menos por hoy, ya estamos servidos de antioxidantes y clorofila. ¡Verde que te quiero verde!

Pesto de kale
  • Autor: 
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes

Instrucciones
  1. Lavar y trocear la col kale.
  2. Cocinar al vapor durante 5-10 minutos más o menos, hasta que esté tierna pero no haya perdido su color verde. Dejar enfriar.
  3. En una batidora de vaso o un procesador de alimentos, añadir el diente de ajo pelado con las semillas de calabaza y las almendras. Triturar unos segundos.
  4. Añadir las hojas de kale, las hojas de albahaca, el aceite de oliva y un poco de sal. Volver a triturar hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados.
  5. Dejar en la nevera hasta el momento de usar.

Notas
Podemos cambiar las almendras por nueces, avellanas o piñones.

Las hojas de albahaca son opcionales, pero le aportan un toque aromático y refrescante.

No hay que triturar en exceso, se tienen que notar un poco los ingredientes tanto a la vista como al comerlos.

Pesto de kale en un bol con semillas de calabaza
Las almendras se pueden sustituir por nueces, piñones o avellanas.

Para hacer esta receta de pesto de kale hemos utilizado:

Otros post relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta: