¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Fitoquímicos: moléculas protectoras que nos conectan con las plantas

Los fitonutrientes o fitoquímicos  son moléculas presentes de forma natural en el reino vegetal.  Las plantas producen los fitoquímicos como parte de sus actividades metabólicas y desempeñan acciones biológicas “no esenciales”, que intervienen en las interacciones entre la planta y su medio ambiente. Se trata de interacciones de protección en periodos de estrés, ayudando a la planta a adaptarse y sobrevivir a los agresores naturales.

Fitoquimicos o fitonutrientes
8 grupos de fitoquímicos más conocidos en nuestra alimentación

Los fitonutrientes, protectores naturales del reino vegetal

Se calcula que hay entre 5.000-10.000 tipos de  fotoquímicos y desde hace unas pocas décadas se están investigando e identificando. Hasta el momento se han identificado más de 900 fitoquímicos y se están estudiando en profundidad la acción de unos pocos. Los podemos identificar fácilmente, ya que confieren aroma, sabor y color a los vegetales y le otorgan a los alimentos propiedades muy beneficiosas para nuestra salud.

Algunas de las acciones que los fitoquímicos realizan en las plantas

  • Protectores ambientales: permiten la absorción de las radiaciones ultravioletas, son protectores frente a periodos de desecación.
  • Orgánicos: sistemas de protección frente a virus, hongos, bacterias y parásitos.
  • Productos de detoxificación de venenos ambientales.
  • Protección frente al estrés orgánico.
  • Antioxidantes: “Los radicales libres oxidan el ADN, los lípidos y las proteínas, afectando su función y causando mutaciones. El envejecimiento se caracteriza por una acumulación de estas moléculas dañadas, un deterioro progresivo de los mecanismos de reparación y degradación y como consecuencia, la aparición de enfermedades asociadas a la vejez. Pero a dosis bajas, estos radicales activan sistemas de defensa, promoviendo un efecto beneficioso denominado hormesis”

Se ha descubierto que estas sustancias, en su estado natural, producen un efecto similar en nuestro organismo al que realizan en la planta. De esta forma nos aportan todo un conjunto de beneficios muy interesantes para nuestra salud.  Desde Conasi nos queremos acercar concretamente a este lenguaje que se establece entre la planta y el ser humano a través de estos compuestos, que actúan en sinergia con el resto de elementos que forman la planta.

fitoquímicos en vegetales
las plantas y los animales activan códigos genéticos similares para sobrevivir a las adversidades

La xenohormesis: la comunicación entre las plantas y el ser humano

La xenohormesis estudia cómo determinadas moléculas generadas por una especie (en este caso una planta) en respuesta al estrés ambiental, pueden generar respuestas protectoras en otras especies, como el ser humano. Gracias al campo de estudio de la filogenia, que estudia la estrecha relación evolutiva de unos organismos con otros, podemos saber que las plantas y los animales activan códigos genéticos similares para sobrevivir a las adversidades. Podemos deducir resumidamente que cuando ingerimos vegetales frescos y sanos modificamos nuestras respuestas innatas a determinados estímulos (como puede ser una inflamación), ya que nuestros cuerpos reaccionan a las señales que las plantas generan en situaciones de estrés.

Así  podemos llegar a entablar un diálogo con las plantas y concebirlas como mensajeras de información. Esta información nos es traspasada a través de la comida, ayudándonos a la supervivencia y la adaptación. Cambiamos así el paradigma nutricional que hemos manejado durante el siglo XX, donde se concebía el alimento solamente como un conjunto de nutrientes, calorías y químicos. En el nuevo paradigma añadimos más significados, como información hormonal, celular y energética que nos influencia a diferentes niveles.

“Estamos presenciando un cambio en el concepto del alimento siendo este redefinido como información, que altera la función celular en el estado *post-pandrial*” ¹

*Post-pandrial: estado del organismo después de haber ingerido alimentos.

Algunos ejemplos de actividad protectora de los fitoquímicos en nuestro medio interno

Los flavonoides son fitoquímicos presentes en frutas, vegetales y bebidas derivadas de plantas, como por ejemplo: el té, el cacao, la algarroba, la rúcula, frutas como la granada, los arándanos, el açaí. etc.  Se han descrito efectos protectores de los flavonoides en diversas patologías cardiovasculares, diabetes mellitus, hipercolesteremia, la ateroesclerosis y el cáncer. Recientemente se está estudiando su efectividad en el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas, como en el Alzheimer  y en el  Parkinson, por su potencial neuroprotector. Destacamos tres mecanismos en los que tienen un efecto muy beneficioso: la neuroinflamación, el estrés oxidativo y una mejora del los procesos cognitivos.

  • Procesos inflamatorios del sistema nervioso: la inflamación caracteriza a las enfermedades neurodegenerativas del sistema nervioso central. Estudios en cultivos celulares muestran que la administración de quercetina, catequina y galato de epigalocatequina bloquean la respuesta inflamatoria, aunque el mecanismo de acción no se conoce del todo. Podemos beneficiarnos de los fitoquímicos en los procesos inflamatorios, a un mayor índice de fitoquímicos hay menor inflamación
  • Respuesta al estres oxidativo neuronal: la neurodegeneración parece ser provocada por el estrés oxidativo, la neuroinflamación, el agotamiento de antioxidantes propios etc. Un estado de estrés oxidativo causa efectos tóxicos a nivel celular a causa de la oxidación de lípidos, proteínas, hidratos de carbono y nucleótidos (ADN) provocando una gran vulnerabilidad en el sistema nervioso central que puede conllevar a un deterioro funcional. La quercetina es uno de los flavonoides con mayor potencial antioxidante y muestra efectos sinérgicos con la vit C, esta útlima la ayuda a mantener su función antioxidante durante más tiempo. Se ha observado cómo los flavonoides tienen la capacidad de bloquear el estrés oxidativo pretegiendo las neuronas a través de diferentes mecanismos.
  • Mejora de los procesos cognitivos: mejoran el aprendizaje y la memoria asociado a la activación de cascadas de señalización molecular que promueven la plasticidad sináptica y la neurogénesis en regiones de interés cognitivo como el hipocampo y la corteza cerebral.
manzana fitoquimicos
Los fitoquímicos presentes en una fruta dependerán de factores diversos

Los fitoquímicos presentes en una manzana

Vamos a analizar los fitoquímicos de una manzana para tener un ejemplo práctico de su presencia y acción en una fruta muy común en nuestro día a día. Los fitoquímicos presentes en una fruta dependerán de factores diversos: la variedad, cómo se cultivó la manzana (el uso de fertilizantes y pesticidas disminuye o altera el contenido en fitonutrientes), cuando se cosechó (en que etapa de desarrollo), su almacenamiento y el procesamiento posterior que ha recibido.  Por otro lado, encontraremos una gran diferencia de concentración de fitoquímicos entre la piel y el interior de la manzana.

Quercetinas, catequinas, epicatequinas, procianidinas, cianidina-3-galactósido, ácido cumárico, ácido clorogénico, ácido gálico y floricina son algunos de los fitoquímicos más estudiados que encontramos en la manzana. La concentración en la piel es significativamente más alta en general y en particular el contenido de quercitina es exclusivo en la piel. Debido a este mayor contenido en antioxidantes y de bioactividad en la piel de la manzana se ha estudiado que las manzanas con piel son más efectivas en su papel anticancerígeno y antioxidante.

Propiedades de la manzana a través de sus fitoquímicos:

Estas propiedades han sido analizadas in vitro en animales:

  • Gran capacidad antioxidante: la fuerte actividad antioxidante de las manzanas ayuda a prevenir la oxidación de lípidos y del ADN.
  • Disminuyen la proliferación celular: la combinación de sus fitoquímicos le confieren una capacidad inhibitoria del crecimiento de células tumorales por encima de otras frutas de consumo habitual. Los frutos del bosque tienen la mayor actividad antioxidante, seguidos de las manzanas.
  • Disminuyen el colesterol “nocivo”: se ha demostrado que las ratas alimentadas con manzanas liofilizadas tenían una bajada a nivel plasmático y hepático del colesterol LDL y un incremento del HDL. Por otro lado el contenido en colesterol aumentó en los excrementos de estas ratas alimentadas con manzanas, peras y melocotones, obteniendo con la manzana el mejor efecto por su mayor contenido en fenoles y fibra que puede que contribuyan en conjunto a su mayor efecto protector.

Las manzanas y otras frutas están relacionadas en estudios epidemiológicos en la reducción de enfermedades crónicas, pero nos encontramos ante todo un abanico de combinaciones por descubrir ya que se intuye que es la interacción de estos fitoquímicos biodisponibles, en vez de aislados, lo que les confieren a los alimentos frescos y sanos sus capacidades medicinales tan valiosas.

Por último destacar que el procesamiento en las manzanas a nivel industrial para la obtención de zumos y concentrados, disminuye la cantidad de fitonutrientes considerablemente. Para aprovechar al máximo lo que nos pueden ofrecer podemos comerlas ecológicas y con piel en su estación.  En el caso de que queramos aprovechar las cualidades de los licuados (mayor absorción), podemos hacer el zumo de manzana con piel mediante un extractor de zumos, o en batido con una batidora de alta potencia que degrade al mínimo los nutrientes de la fruta.

Bibliografía

  • ¹Bland, J. What role has nutrition been playing in our health? The xenohormesis connection. Integrative Medicina 6(3) Jun/Jul 2003.
  • ²Dolores Raigon: Doctora en Ingeniera Agrónoma por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Catedrática de Escuela Universitaria del área de Edafología y Química Agrícola.
  • Jie Sun, Yi-Fang Chu, Xianzhong Wu, and Rui Hai Liu. Antioxidant and Antirpoliferative Activities of Common Fruits. Department of Food and Science and Istitute of Comparative and Environmental Toxicology, Stocking Hall, Cornell University, Ithaca, New York 14853-7201.
  • Cabiscol, Elisa. Dpto. de Ciencias Médicas Básicas, Instituto de Investigación Biomédica de la Universidad de Lleida.
    -Fernandez, Dra Odile. Mis recetas anticáncer. Urano.
  • J. Meléndez-Martínez; Antonio J.; Vicario, Isabel; M. Heredia, Francisco J.  Estabilidad de los pigmentos carotenoides en los alimentos Area de Nutrición y Bromatología. Facultad de Farmacia. Universidad de Sevilla- Sevilla, España.
  • Limon, Daniel; Díaz, Alfonso; Mendieta, Liliana: Luna, Félix; Zenteno, Edgar y Guevara, Jorge. Los flavonoides mecanismo de acción. Neuroprotección y efectos farmacológicos. Depto. de Bioquímica, Facultad de Medicina, UNAM.
  • Presentation by Deanna Minich, Phytochemicals as Healing Dietary Components in Combating Chronic Disease .Given on Friday, November 15, 2013.
  • Philip L. HooperPaul L. HooperMichael Tytell, y Lászlo Vígh . Xenohormesis: health benefits from an eon of plant stress response evolution. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3024065/.
  • Instituto Químico Biológico. http://www.iqb.es/.
  • La Nutrapedia. http://lanutrapedia.jimdo.com/.
  • www.phytochemicals.info.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *