Go Back

Plato macrobiótico con base de arroz

Autora: Aïda Lirola - Fotografías: Raúl García
Este plato macrobiótico sencillo pero muy completo es un ejemplo de como crear un plato equilibrado utilizando como base un cereal acompañado de una legumbre.
5 de 2 votos
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 40 min
Categorías Guisos y cazuelas
Raciones 4
Calorías / RACIÓN 364 kcal

Ingredientes
  

Elaboración paso a paso
 

  • Lavar y hervir el arroz integral con dos medidas de agua por una de arroz durante unos 30 minutos a fuego suave.
  • Para el salteado, cortar en tiras largas como cerillas: el ajo tierno, el apio, la remolacha y el nabo.
  • Saltear con poco aceite de oliva en el wok caliente las verduras con una espátula y siempre con un movimiento constante, con la llama alta. Para evitar que las verduras se quemen, no parar de voltearlas durante la cocción, que ha de ser rápida y corta. Comenzar por la remolacha 1 minuto, seguir con el nabo 1 minuto más, el ajo tierno 1 minuto y el apio durante 1 minuto más. Cuando las verduras brillen añadir unas gotas de shoyu, una pizca de sal y unas gotas de aceite de sésamo. Saltear 10 segundos más y servir. En total debe durar unos 4-5 minutos.
  • Hojas verdes con brotes: para personas con frío o debilidad digestiva cocer ligeramente al vapor las hojas verdes durante segundos. Para el resto, dejar macerar las hojas verdes con unas gotas de salsa de soja y mezclar con los brotes y el crucrut.
  • Disponer en un bol el arroz cocido, la azukis aderezadas con un poco de aceite de oliva y shoyu, el salteado de verduras, las hojas verdes maceradas y la salsa de zanahorias con el furikake por encima.

Notas

Ya vimos cómo crear un plato equilibrado en cuanto a sus nutrientes y también según su cantidad y calidad. Hoy hacemos un plato en el que:
 
  • Lo que más salta a la vista es el manojo de hojas verdes frescas que, junto con los germinados, nos aportan frescor y dinamismo.
  • La porción de verduras salteadas al wok nos activa, nutre y nos da energía y la pequeña pero efectiva dosis de fermentados, en este caso en forma de chucrut, ayudan a digerir e integrar el plato.
  • El arroz integral, que siempre nos nutre y sacia, y nos proporciona una buena base con un aporte interesante de compuestos bioactivos y fibra.
  • Todo coronado con una rica y sencilla salsa en esta caso una mayonesa de zanahoria, que a base de verduras y aceite de oliva, nos aporta el dulzor y la melosidad necesaria para que el plato sea muy apetecible.
  • Por último no puede faltar el condimento, en este caso un rico furikake a base de semillas y algas, que nos espolvorea de minerales y aporta un toque salado y crujiente. 
  • Y de forma discreta pero no desapercibida ahora si ya acabamos con las muy apreciadas judías azukis que, a pesar de nos ser de nuestra zona geográfica, son muy digestivas, reconstituyentes y nos aportan nutrición para nuestro riñón.

Nutrición

Calorías: 364kcalCarbohidratos: 71gProteinas: 9gGrasas: 4gGrasas saturadas: 1gSodio: 141mgPotasio: 455mgFibra: 4gAzúcar: 3gVitamina A: 11415IUVitamina C: 10mgCalcio: 59mgHierro: 2mg