Go Back

Crema de remolacha y arroz integral prebiótico: alimenta a tus bacterias intestinales

Autora: Mariana Fígares
Os traemos una receta de crema de remolacha sorprendente llena de sabor y color, a la cual le vamos a aportar cremosidad al añadirle arroz integral
Es una crema especialmente nutritiva, rápida de hacer, teniendo previsión, y cargada de compuestos beneficiosos para nuestra salud digestiva: almidón resistente aportado por el arroz integral con acción prebiótica y los polifenoles aportados por la remolacha. Seguro que te encanta y, además, es bastante fácil de hacer.
No ratings yet
Tiempo de preparación 1 d 8 h 30 min
Tiempo de cocción 1 h 30 min
Categorías Cremas y purés
Raciones 3
Calorías / RACIÓN 242 kcal

Ingredientes
  

Para la crema de remolacha

Para el arroz integral

Elaboración paso a paso
 

Prepararación del arroz integral prebiótico

  • Dejar en remojo el arroz integral la noche de antes o durante 12 horas. Desechar el agua de remojo, lavar y escurrir bien el arroz.
  • En una cazuela poner el agua a calentar y, cuando rompa a hervir, añadir el arroz y las hojas de laurel. Bajar a fuego medio, tapar y dejar que el arroz se cocine durante 40 minutos. Apagar el fuego, dejar que el arroz repose durante 5 minutos más y ya lo tendrás listo.
  • Introducir el arroz cocido en un recipiente de cristal y, cuando ya no esté caliente, meter en el frigorífico, durante al menos 24 horas. En ese tiempo se producirá el almidón resistente.

Preparación de la crema de remolacha

  • Picar finamente el ajo y la cebolla, añadir a una sartén antiadherente con una cucharada de aceite. Empezar a cocinar, a fuego lento y con la tapa.
  • Pelar y cortar a cubitos la remolacha y añadir también a la sartén, junto con la pimienta y la nuez moscada.
  • Una vez están todos estos ingredientes cocinándose a fuego lento, añadir también 1 taza de agua. Tapar y dejar que todo se cocine a fuego lento durante 30 minutos, hasta que la remolacha esté cocinada.
  • Triturar todo con una batidora de brazo o batidora Vitamix, junto con ½ taza del arroz prebiótico, el puñado de anacardos, la otra cucharada de aceite y la pizca de sal. Tritura hasta adquirir una consistencia cremosa, sin grumos, que todos los ingredientes estén bien integrados.
  • Servir en un bol, junto con un poco más de arroz prebiótico y un puñado de piñones.

Notas

Si el arroz no te gusta tomarlo frío, puedes volver a calentarlo, siempre y cuando la temperatura no exceda los 100 ºC, para que así, se mantenga el almidón resistente que se había producido.
 

¿Cómo conseguir arroz integral prebiótico?

Pues simplemente cociendo el arroz y luego enfriándolo durante 24 horas en el frigorífico ya que, durante este tiempo, el almidón del arroz se hará resistente.
El almidón resistente se comporta como fibra soluble altamente fermentable que alimenta a nuestras bacterias beneficiosas intestinales y, por ello, nos ayuda a tener una buena salud digestiva. Resulta que, el arroz integral, es uno de los alimentos más ricos en almidón resistente que encontramos junto con la patata cocida y enfriada.

Remolacha: raíz antioxidante y antiinflamatoria

La remolacha es uno de los alimentos con alto contenido en betalaínas, pigmentos responsables de aportarle ese característico color a la remolacha, que ejercen una destacada acción antioxidante y antiinflamatoria. Además, la remolacha es rica en antocianinas y otros flavonoides como la rutina, que igualmente ejercen una acción antioxidante.
Consumir alimentos ricos en polifenoles, como es el caso de la remolacha, parece ser una de las mejores formas de estimular el crecimiento de nuestras bacterias intestinales beneficiosas, como las bifidobacterias, lo cual ejerce un impacto positivo sobre nuestra microbiota y, por tanto, sobre nuestra salud en general.

Nutrición

Calorías: 242kcalCarbohidratos: 25gProteinas: 4gGrasas: 14gGrasas saturadas: 2gSodio: 46mgPotasio: 260mgFibra: 3gAzúcar: 4gVitamina C: 5mgCalcio: 31mgHierro: 1mg