Crock Pot

Crock Pot es la marca original de ollas eléctricas de cocción lenta. Sin duda, la slow cooker es la aliada perfecta de la cocina saludable, con la que se puede cocinar al modo tradicional a baja temperatura y la opción de programar la hora de detener su funcionamiento.

Ver más
Mostrando 1 - 11 de 11

Logo de Crock Pot


Crock Pot es un producto americano y curiosamente es un icono de la cocina lenta y slow food que nos llega ¡precisamente del país de la fast food o comida rápida!


La Crock Pot fue patentada en 1940, cuando Irving Nachumsohn la inventó para cocinar un guiso tradicional judío llamado "cholent". Esta novedosa olla eléctrica se popularizó más tarde, cuando las mujeres se incorporan a largas jornadas laborales y quieren poder seguir cocinando como siempre habían hecho. La disponibilidad de corriente eléctrica en las casas y la accesibilidad a electrodomésticos que facilitan las tareas trajeron importantes cambios en la cocina y Crock Pot se convirtió en un utensilio disponible en muchos hogares americanos, algo que sigue ocurriendo a día de hoy. 


Una slow cooker o olla de cocción lenta Crock Pot consta de 2 partes: una olla extraíble, que según los modelos puede ser de cerámica o metálica con un revestimiento y el alojamiento, la parte exterior que vemos, que tiene los mandos de control y emite el calor para cocinar, con su tapa.


Es un concepto sencillo, pero una olla de cocción lenta tiene muchas ventajas:


  • Permite cocinar lentamente y a baja temperatura, algo que es apreciado tanto por los sabores y texturas que se obtienen como por ser uno de los métodos de cocción que consideramos más saludable

  • Detienen el funcionaminento de modo automático: en las ollas eléctricas Crock Pot se puede temporizar la hora a la que queremos que termine de cocinar. De este modo, aunque no estemos en casa o no estemos en la cocina, podemos tener la tranquilidad de que la olla se parará sola cuando haya terminado su función.

  • Mantiene la temperatura cuando ha terminado la cocción, para que la comida siga caliente cuando la vayamos a tomar.

  • Bajo consumo energético: utilizan muy poca potencia, no más de 210W aún los modelos de mayor capacidad. 

  • Son ollas muy seguras: gracias a su temperatura baja y controlada y que no hace cierre a presión.

  • Largos períodos de cocción: los modelos con programador de tiempo permiten hasta 20 horas de funcionamiento. Esto es ideal para elaboraciones prolongadas como consomés, caldos con huesos y fondos de caldo de cualquier tipo. Todos los guisos se favorecen de cocciónes largas y lentas, ya que es la forma de conseguir caldos trabados y la máxima expresión de los sabores. Por supuesto, también se pueden hacer en modelos sin programador de tiempo, pero en este caso ¡acuérdate de poner un avisador!

  • Crock Pot se considera el método ideal para cocinar carne y pescado, especialmente las carnes que suelen quedar duras. La temperatura baja favorece el resultado debido a la influencia que tiene la temperatura sobre el colágeno (una proteína). Las temperaturas altas hacen que las fibras colágenas se contraigan y se pierda humedad, sin embargo, temperaturas de alrededor de 65 ºC en carnes y 55 ºC en pescados transforman el colágeno en gelatina, dando un resultado jugoso y tierno. Es la razón por la que las ollas de cocción lenta tienen fama de cocinar especialmente bien el pescado y las carnes, aún las más duras o «correosas» (las más ricas en colágeno).

  • Disponibles modelos de diferentes tamaños y capacidad de la olla interior, para elegir la más adecuada a tus necesidades. En la descripción de cada uno de los modelos encontrarás el número de raciones que puede cocinar. 

  • Variedad de opciones y precios: en el surtido Crock Pot encontrás modelos con y sin temporizador, con interior de cerámica o revestimiento antiadherente y hasta un modelo con removedor, que se puede colocar o no opcionalmente, para poder así mezclar de forma automática los ingredientes. 

La olla de cocción lenta Crock-Pot se utiliza en cocinas de todo el mundo, porque sus ventajas sencillamente nos han conquistado a todos. Y más todavía cuando descubrimos que además de poder hacer con ella guisos, caldos, cremas, verduras, ¡también sirve para elaborar postres, mermeladas, tartas, bizcochos, panes!  


Crock Pot es la perfecta alida para la cocina lenta y saludable ;)