Weck

La empresa Weck cuenta con más de 100 años en el mercado, es referente en la fabricación de tarros de cristal para conservas. La elaboración de conservas con los tarros Weck, es la forma más fiable de hacer conservas caseras, gracias al mecanismo de autosellado con el que cuentan las tapas, y que permite durante el proceso de esterilización y enfriamiento posterior hacer el vacío de forma perfecta. Ello unido a su atractivo diseño, con el logo de la empresa grabado en el vidrio, hace que sean no sólo perfectos para elaborar conservas, sino también para almacenar tus alimentos, o incluso para presentar tus postres o platos favoritos.

Ver más
Mostrando 1 - 35 de 35

logo Weck


Johannes Weck era un amante de la vida natural, vegetariano y ferviente defensor de una vida sin alcohol ante la epidemia que acontencia en sus tiempos. Cuando conoció el sistema de esterilización de alimentos en tarros de cristal, adquirió en 1895 la patente del químico fallecido Rudolf Rempel, que ideó este método de conservación inspirado en los anteriormente desarrollados por Louis Pasteur, pasteurización, y Nicolás Appert, apertización.


Los primeros tarros Weck se empezaron a vender tímidamente por Johannes Weck en algunas regiones de Alemania. En poco tiempo, se percató que necesitaba de ayuda comercial y logística para llegar a más hogares, por lo que contactó con Georg van Eyck, un comercial experimentado y de renombre, que en poco tiempo puso los tarros Weck en miles de hogares alemanes pasando a ser su mejor cliente. La popularidad y demanda fue tal, que efue necesario fundar su propia fábrica, asi que el 1 de enero de 1900 crearon la compañía Weck Co. en Baden. 


FUndadores de Weck


Dos años después de fundar la empresa, comienzan a expandirse a los países vecinos: Austria, Francia, Bélgica, Hungría, Luxemburgo y Holanda. Weck sigue abriéndose paso en el mercado nacional e internacional mejorando sus productos y creando nuevos bajo su marca: termómetros, anillos de gomas, tarros de cristal, tapas, equipos auxiliares, etc. Por otra parte, la publicidad de los tarros Weck era muy moderna por aquellos tiempos destacando su logo de fresa que continúa hoy día. Poco después, Georg van Eyck compra una fábrica de vidrio para asumir la demanda tan alta que exigían los tiempos de guerra para poder conservar los alimentos para la población alemana y parte de la europea. 


publicidad de Weck


Cómo se conservan alimentos en los tarros Weck


Los tarros Weck tienen el método de envasado casero de conservas más seguro. Esto es gracias a su sistema de cierre hermético de autosellado, el cual permite que al calentar la conserva, en un pasteurizador o en una olla, se expulse el aire de dentro del tarro haciéndose el vacío. Cuando la conserva está hecha, podemos quitar las dos grapas que habíamos puesto y entonces el tarro queda sellado herméticamente.


Además, este método presenta un sistema de seguridad perfecto: si la conserva está correctamente hecha la tapa está fija y no se mueve, pero si la conserva no se ha hecho bien o por alguna razón pierde el vacío, entonces la tapa estará suelta. De esta forma, tenemos un sistema de aviso de conservas en mal estado, un peligro que con otro tipo de tarros no es tan fácil detectar. Ver Cómo se hacen las conservas en los tarros Weck.


proceso de conservación Weck



Versatilidad de los tarros Weck 


Además de hacer conservas caseras seguras, también tiene muchas otras utilidades:


  • Guardar especias, salsas, mermeladas, raciones individuales de comida, etc. Se pueden guardar los deshidratados, ya que son totalmente estancos y no entra humedad, también los alimentos ya fermentados. 

  • Hornear bizcochos individuales, pequeños brownies, coulans en el horno tradicional o en microondas.

  • Congelar: en este caso, como en cualquier otro tarro, hay que tener la precaución de dejar un poco de espacio libre para evitar la rotura cuando los alimentos se expandan al congelarse. Es conveniente evitar los cambios bruscos de temperatura: si se introduce el alimento caliente en el tarro, hay que dejarlo enfriar antes de meterlo en el congelador.

  • Transportar comida. Como sustituto de fiambreras, el tarro es el envase perfecto.

Calidad de los materiales de los tarros de cristal Weck


Todos los materiales son de alta calidad y seguros desde el punto de vista de la toxicidad:


  • El vidrio de los tarros Weck es vidrio puro tensionado, de alta resistencia. En su composición no existe ningún aditivo ni compuesto químico. Este cristal puede asumir temperaturas desde -40 ºC hasta +300 ºC, permitiendo tanto la esterilización mediante ebullición, calentar en microondas, en horno y también admite el congelado. El cristal resiste un choque térmico de 50 ºC de diferencia, es decir, los cambios bruscos de temperatura no deben ser superiores a 50 ºC: por ejemplo, al verter un líquido o poner un envase con comida caliente en el congelador, no debe haber una diferencia superior a 50 ºC (por ejemplo, el tarro o botella Weck está a 25 ºC y se vierte un líquido caliente: el líquido no debería estar a más de 75 ºC. Si está más caliente, hay que esperar a que se enfríe un poco).

  • La junta es de caucho y las grapas de acero inoxidable, siendo todos materiales de la mejor calidad. Además, se pueden adquirir por separado todas las partes para reponer en cualquier momento.