¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Cómo hacer conservas con los tarros Weck

conservas tarros weck
Weck es una empresa especialista en el tema de la conserva en tarros de cristal

Los tarros Weck son nuestra elección a la hora de hacer conservas, ya que son el método de envasado casero de conservas más seguro.  Esto es gracias a su sistema de cierre hermético de autosellado, el cual permite que al calentar la conserva, en un pasteurizador o en una olla, se expulse el aire de dentro del tarro haciéndose el vacío. Cuando la conserva está hecha, podemos quitar las dos grapas que habíamos puesto y entonces el tarro queda sellado herméticamente.

Tiene la ventaja de que los tarros sin grapas se pueden guardar mejor, pero lo que nos parece más interesante de este método es por tratarse de un sistema de seguridad perfecto: si la conserva está correctamente hecha la tapa está fija y no se mueve, pero si la conserva no se ha hecho bien o por alguna razón pierde el vacío, entonces la tapa estará suelta. De esta forma, tenemos un sistema de aviso de conservas en mal estado, un peligro que con otro tipo de tarros no es tan fácil detectar.

Weck es una empresa especialista en el tema de la conserva en tarros de cristal, fabricándolos desde el año 1900. Su método está muy perfeccionado y nos ofrecen soluciones de todos los tipos, así como una amplia gama de modelos y tamaños.

¿Cómo se produce la conservación en tarros?

En una conserva de este tipo la eliminación de microorganismos se produce por calor y a la vez, por la ausencia de aire dentro del recipiente.

El calor que se transmite al tarro mediante la inmersión en agua hirviendo o muy caliente (dependiendo del tipo de alimento) produce una compresión en el interior del tarro. La tapa de vidrio, la goma y los clips metálicos actúan como una válvula de compresión: dejan salir el aire, vapor y algún posible líquido de dentro del tarro y al mismo tiempo, impiden la entrada de cualquier elemento externo (imagen 1).

Durante el proceso de enfriamiento se crea un vacío dentro del tarro (imagen 2).

proceso de conserva de tarros weck

Una vez se ha creado el vacío en el tarro, los clips metálicos no son necesarios y pueden retirarse.

A partir de ahora, podemos verificar si el tarro está cerrado herméticamente y por lo tento, la conserva se ha hecho correctamente. Será imposible abrir la tapa cogiendo el tarro por el borde de la tapa, solamente se podrá abrir tirando fuertemente de la goma.

Si el producto estuviera en malas condiciones el dióxido de carbono empujaría la tapa y esta se abriría. Es el modo de controlar que el alimento se encuentra en perfectas condiciones.

Hacer las conservas con tarros Weck

como conservar con los tarros weck

  1. Rellenar el tarro sin llegar al borde, dejando unos 2 cm de espacio.
  2. Nos fijamos en la tapa: la tapa tiene un borde que encaja sobre el tarro. En este borde tenemos que poner la junta de goma.  Para más seguridad, podemos fijarnos en el grabado que tiene una cara de la tapa (de los tarros Weck): este grabado tiene que quedar hacia dentro, es decir “mirando” hacia la conserva.
  3. Ponemos la tapa con la junta de goma sobre el tarro Weck.
  4. Cerramos la tapa con dos grapas: siempre dos ¡ni una, ni tres!
  5. Introducimos el tarro en el recipiente donde vayamos a hacer la conserva. Debe quedar completamente cubierto de agua.
  6. Una vez terminado el tiempo de aplicar calor estipulado en cada conserva, sacar el tarro. Cuando esté frío, podemos quitar las dos grapas. Si el tarro está bien cerrado, la conserva se ha realizado bien.

Entradas relacionadas que pueden interesarte

Productos relacionados

Un comentario en “Cómo hacer conservas con los tarros Weck

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.