¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Los alimentos no acidifican el pH de la sangre

De un tiempo a esta parte se está hablando mucho de lo saludables que son las dietas alcalinas y de alimentos que nos alcalinizan o acidifican. Existen también innumerables libros que nos hablan de la acidez o alcalinidad y de las propiedades en este sentido de alimentos y dietas. Muchos conceptos son difíciles de comprender, al margen de las no infrecuentes contradicciones que podemos encontrar, lo cual da lugar a confusión y malos entendidos.

Es mi intención aportar un poco de luz y conocimiento sobre el tema, siempre al amparo de la ciencia y como introducción del libro Ácido Alcalino – Guía de alimentos, que hemos seleccionado entre otros libros sobre este tema por su rigor y practicidad.

Nuestra maquinaria biológica se puede considerar a grosso modo que funciona alcalinamente y elimina ácidos como productos de deshecho, vehiculizando los ácidos al exterior fundamentalmente a través de la orina, el sudor y la respiración. Por ello cabe esperar que estas secreciones tiendan a ser mayormente ácidas.

La escala de pH mide entre 1 y 14. Ácida es toda sustancia que en la escala de pH esté por debajo de 7 y básica o álcali es toda sustancia que en la escala de pH esté por encima de 7.

pH
Escala de pH

Mantener el equilibrio del pH

El pH que se considera normal en la sangre arterial es entre 7,35 y 7,45. El pH intracelular es ligeramente más bajo: alrededor de 7,2. Es precisamente por estas cifras que podemos afirmar que el pH global de nuestro organismo es alcalino.

Que nuestro organismo mantenga sus niveles de pH dentro de estos estrechos márgenes en cada compartimento, es tan importante para su correcto funcionamiento que hay varios mecanismos que compensan de inmediato cualquier posible riesgo de variación del mismo. De este modo, por ejemplo, aunque nos tomemos 3 cafés, un entrecot con patatas fritas y 2 copas (puras cargas ácidas) no apreciaremos ningún cambio en el pH sanguíneo, ya que si éste se viera desbordado tanto por encima como por debajo de sus valores y se mantuviera en el tiempo esta descompensación, se produciría una situación grave.

Para mantener los rangos de pH de cada compartimento interno de nuestro organismo intervienen:

  • Los pulmones: permiten alcalinizar de inmediato el medio interno, aumentando la frecuencia respiratoria y eliminando anhídrido carbónico, que es ácido.
  • Los riñones: eliminan ácido o álcali por la orina.
  • La piel: también elimina ácido o álcali mediante el sudor, aunque su capacidad es muy limitada respecto a la orina.ç
  • Sistemas tampón: además de los órganos descritos, existen una serie de mecanismos muy potentes e importantes capaces de equilibrar o tamponar el pH de los líquidos y del interior de las células. Los sistemas tampón más importantes son:
    • Sistema de bicarbonato ácido carbónico (sobre todo a nivel extracelular).
    • Sistema de los fosfatos (sobretodo intracelular).
    • Sistema de las proteínas (tanto en sangre como intracelular).
    • La hemoglobina es una proteína propia de la sangre con una gran capacidad para tamponar.

Todos estos los órganos y sistemas funcionan de inmediato y al unísono si es preciso para mantener el equilibrio en nuestro organismo, sean cuales sean las condiciones a que lo exponemos. El control del pH es un sistema muy potente, rápido y eficiente.

Los alimentos no acidifican la sangre

Visto todo lo anterior, no podemos decir que un alimento acidifica o alcaliniza la sangre ya que el pH de nuestra sangre y de nuestro organismo se mantiene siempre en sus valores, gracias a la acción de los poderosos mecanismos y sistemas descritos.

Por lo tanto, el problema no es que nuestro cuerpo se acidifique o alcalinice, ya que nunca se llega a alcalinizar ni a acidificar (sólo en determinadas situaciones de gravedad). El problema es que nuestro organismo tiene que poner en marcha continuadamente los mecanismos compensatorios para mantener el pH en sus estrechos límites, debido a las cargas ácidas o alcalinas que recibe, especialmente mediante la alimentación. Si nuestra ingesta es ácida en su balance diario y persistente en el tiempo (lo cual es lo más normal con la dieta imperante en nuestra sociedad) el cuerpo se ve sometido a sobrecarga continuada. Como consecuencia, esto es lo que ocurre en nuestro organismo:

  • Obligamos al riñón a eliminar electrolitos como el calcio para poder excretar esa sobrecarga de ácido, con el consiguiente riesgo de osteoporosis.
  • También se puede usar glutamina obtenida de los músculos para eliminar el ácido, causando con ello deterioro y debilidad muscular.
  • Obligamos a los pulmones a respirar más frecuentemente para eliminar gas carbónico y con ello ácido, lo cual favorece la ansiedad y la incapacidad de relajarse.
  • Pueden producirse pérdidas de potasio y magnesio que favorecen la hipertensión arterial.
  • Hay una mayor producción de radicales libres, que favorecen la oxidación y el envejecimiento. Y un largo etcétera…

Por lo tanto, debemos intentar ingerir alimentos que no aporten una carga de ácido a nuestro organismo o en la medida de lo posible que el conjunto de la ingesta sea equilibrada o predominantemente alcalino.

Alimentos que aportan acidez al organismo, alimentos que aportan alcalinidad al organismo

Los alimentos no son ácidos o alcalinos según su sabor. Por ejemplo, el limón a pesar de su sabor ácido no aporta acidez al cuerpo. Si bien es conveniente disponer de un listado detallado, como en el libro “Ácido-alcalino”, a grandes rasgos podemos decir que acidifican todos los alimentos refinados (harinas y azúcares), los alimentos de origen animal (incluyendo lácteos), cacao, café, alcohol. Son alimentos alcalinizantes los vegetales de hoja verde, frutas, algunos frutos secos, etc.

Libro ácido alcalino
Tabla de alimentos del libro “Ácido Alcalino. Guía de alimentos”

 

pH en orina

En medicina se considera que la orina habitualmente mantiene rangos de pH entre 5 y 8.

  • Valores mantenidos siempre o casi siempre por encima de 7,5 reflejan una falsa alcalinidad o enfermedad subyacente.
  • Valores mantenidos siempre o casi siempre entre 5 y 6 nos muestran una acidosis metabólica crónica leve (definición que todavía no está reconocida por la medicina oficial y que por lo general es fruto de la alimentación)
  • Valores mantenidos por debajo de 5 una acidosis metabólica manifiesta y consiguiente gravedad.

El pH de la orina sólo expresa indirectamente que hay exceso de ácido o de álcali en el organismo si siempre acostumbra a estar en rangos ácidos o alcalinos (o sea que estamos siempre eliminando ácido o alcali). Debido a los procesos metabólicos y fisiológicos naturales, en una persona que realice una dieta, hidratación y hábitos adecuados (por diversas razones consideraríamos adecuado que dos terceras partes de su alimento sea de carga alcalina y un tercio de carga ácida), la primera orina de la mañana acostumbra siempre a estar más ácida que la del resto del día, pudiendo encontrar valores de 6,5 o inferiores y a lo largo del día subir incluso hasta 7,4 ó superiores.

Esto podemos observarlo fácilmente con tiras de papel reactivo que midan rangos estrechos de pH (recomiendo Dosatest pH 5,0-8,0 de 2 zonas, de VWR PROLABO y que mide el ph de 5 a 8 en intervalos de 0,3 ). Más información en el post: forma de uso, variables que influyen e interpretración de los resultados.

pH en saliva

El pH de la saliva acostumbra a estar aproximadamente un 0,5 más alto que el de la orina, aunque no siempre se cumple esta relación y por eso no es recomendable como medio de control.

Así como hay relación saliva-orina, no hay ninguna relación proporcional de ninguno de ellos con la sangre.

No sé si estas palabras han aclarado algo y por supuesto no es mi intención originar debates pseudocientíficos, pero al menos podemos afirmar que no se puede hablar alegremente de la acidez y la alcalinidad de la sangre o del organismo ya que afortunadamente, siempre se mantiene igual salvo enfermedades graves o barbaridades alimenticias (como por ejemplo la ingesta de gran cantidad de bicarbonato o de fármacos, o sustancias con fines suicidas).

Rafael Cepa, Médico Internista

Aprende cómo medir el pH de la orina con:

20 comentarios en “Los alimentos no acidifican el pH de la sangre

  1. Buenas noches, me preocupa algo que dice al final sobre el bicarbonato, y es que yo lo uso como desodorante, humedeciendolo con agua, y como dentifrico tambien, hay algun problema o peligrosidad al respecto?
    Un saludo y buenas noches.

    1. Hola Juan Antonio, el bicarbonato usado de forma local no es un problema, ya que no hay absorción. La piel expulsa bicarbonato, no lo absorbe. Su funcionamiento es evitar la proliferación bacteriana debido a la alcalinidad que el bicarbonato y el sodio que contiene.

  2. El título no es muy acertado ya que al final está diciendo como la alimentación influye en la acidez y alcalinidad del cuerpo.

    Dice: El problema es que nuestro organismo tiene que poner en marcha continuadamente los mecanismos compensatorios para mantener el pH en sus estrechos límites, debido a las cargas ácidas o alcalinas que recibe, especialmente mediante la alimentación. Si nuestra ingesta es ácida en su balance diario y persistente en el tiempo (lo cual es lo más normal con la dieta imperante en nuestra sociedad) el cuerpo se ve sometido a sobrecarga continuada. Como consecuencia, esto es lo que ocurre en nuestro organismo:

    Por lo tanto la alimentación Si influye y mucho.

    Lo que pasa que cuando comes algo no va directo a la sangre , tarda unas horas en hacerte el análisis y verás que si te tomas 3 cafés , entrecot Coca-Cola etc te aseguro que sale ácido en la sangre. Además de otros factores como estrés, contaminación etc influyen .

    1. Hola Nieves, precisamente pretendía llevar a esta reflexión. Como bien dices, la alimentación influye y mucho. Pero el pH de la sangre se mantiene inalterable. Aquí está el quid de la cuestión: la alimentación influye tanto que para que el pH no se altere, nuestro organismo sufre intentando “mantener el tipo”.
      Si tomas una alimentación ácida como la que dices, puedes hacer analítica de sangre después o al cabo de unas horas, que el pH no se habrá alterado. Para que se alterase se tendría que haber hecho una aberración (por ejemplo: tomarse un montón de aspirinas, lo cual produce una acidosis metabólica que se manifestaría en el pH sanguíneo).

  3. Tengo una duda, cada día en ayunas me tomo un vaso de agua templada con zumo de limón y una cucharadita de bicarbonato. Es malo tomarlo cada día ?

    1. Hola Lidia. Considero que si la dieta es adecuada no es preciso hacer este aporte extra. El limón afecta al esmalte de los dientes y el bicarbonato es tan alcalino que resulta agresivo para las células del epitelio de boca y esófago. De modo ocasional y no en mucha cantidad, creo que se puede admitir, pero sistemáticamente como sustituto o compensación de una alimentación inadecuada, creo que no.

  4. Hola, gracias por el artículo. Yo tomo bicarbonato con limón por las mañanas. Y a veces lo tomó por las noches con agua antes de dormir. Por lo que leo aquí… No es recomendable sino dañino. Lo podéis explicar por favor? Gracias!

    1. María, para saber si es malo tendríamos que saber la cantidad que tomas. Hay que preguntarse ¿es natural el consumo de bicarbonato? No parece formar parte de una alimentación natural. Si tomas un poquito, no va a repercutir de modo negativo, pero si tomas una alimentación adecuada no sería necesario ingerir una base tan potente. Imagínate las células de la boca y el esófago, no estan preparadas para una carga tan alcalina. Se puede aceptar de forma ocasional, pero considero que no es adecuado hacerlo sistemáticamente.

  5. Hola,

    he llegado al artículo a través del blog de oncologiaintegrativa.org y me ha parecido muy interesante sobretodo porque nos ayuda a hablar con propiedad y no caer en sensacionalismos, pero mi pregunta sería, ¿qué problemas hay en comer un exceso de elementos alcalinos?

    Porque comentas “Si nuestra ingesta es ácida en su balance diario y persistente en el tiempo” y enumeras los problemas derivados del proceso al que se somete el cuerpo para mantener el pH, pero entiendo que a la inversa debe pasar igual. Si nuestra ingesta es alcalina, ¿qué provoca esto en el cuerpo? Más que nada por tener la información completa.

    Muchas gracias!

    1. Hola Jordi, no es posible hacer una dieta “excesivamente” alcalina, para que hubiera un exceso deberías abusar del bicarbonato, o hacer una alimentación aberrante, como por ejemplo alimentarse… sólo de berros!! Pero si tomas una dieta variada donde predominen los alimentos alcalinizantes, no hay ningún problema.
      Si tomamos un exceso de elementos alcalinos, como te decía, por ejemplo exceso de bicarbonato, la consecuencia sería una alcalemia, que se manifiesta con un desequilibrio en los electrolitos. Esto se vería en una analítica (hipopotasemia, hipomagnesemia, hipofosfatemia, etc) y en último extremo convulsiones, letargo, delirio. Para compensar también habría disminución de la ventilación respiratoria (se retendría ácido carbónico para suplir el exceso alcalino y habría un déficit de oxigenación).

  6. Tengo excessode bicarbonato en la sangre e como consequencia la alcalosis.. Cual los alimientos q podrian ayudarme a eliminar el bicarbonato e a alcalosis?

  7. Excelente su articulo estaria bien hacer um estudii de niveles de PH en personas con enfermedades mortales a ver que niveles tiene de ALCALINOS

  8. Es la primera vez que leo un artículo que pone los puntos sobre las íes en el tema de ácido/alcalino.

    La acidificación del organismo es un proceso lento y complejo, que él mismo logra compensar, pero con un “costo” elevado si no nos ocupamos.

    El cuerpo resiste las crisis, pero no puede hacerlo de manera constante. Hay que atenderlo.

    Los felicito por dejar las cosas tan claras.

  9. Hola, me gustó su articulo y los aportes de los comentarios. Mi esposo ha sido operado dos veces por cáncer de tiroides y linfático colateral de cuello. Como puedo mejorar su alimentación para disminuir el desarrollo de futuras metástasis. Gracias.

  10. Otra duda que tengo… los productos químicos que llevan los alimentos no ecológicos acidifican el organismo? es decir, una carne ecológica es menos ácida que una carne hormonada? o unas espinacas orgánicas son más alcalinas que unas espinacas cultivadas con químicos? gracias.

    1. Hola Cristina, sí, efectivamente los productos fertilizantes acidifican el suelo y los alimentos y en cuanto a la carne, no disponemos de información. Un saludo,

  11. Hola,

    Qué tenéis que decir con respecto a tomar una simbólica cantidad de vinagre (cucharadita pequeña) de manzana orgánico diluido en agua (el doble de agua) en ayunas para ayudar a regular el pH? Es el vinagre un alcanizante natural a pesar de su sabor ácido?
    Recomendáis su uso continuado de esta forma?

    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.