¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

SOJA SI, SOJA NO ¿es saludable la soja?

La soja es un alimento controvertido. Nuestra dietista Maribel Cruz analiza los aspectos saludables y los aspectos menos recomendables derivados de su consumo:

Estas son las habas de soja
La soja, una legumbre

Aspectos saludables de la soja

  • La soja es rica  en proteínas -ligeramente acidificantes- completas1: 36.5%. La carne contiene menos de un 20% y sus proteínas acidifican más.
  • El exceso de proteínas de origen animal, contribuye a la excreción urinaria de calcio, con el consiguiente riesgo de sufrir osteoporosis. En cambio, las proteínas de la soja reducen la pérdida de calcio2 a través de la orina y aumentan la mineralización y densidad ósea. También contribuye a este efecto la acción estrogénica de sus isoflavonas. Este es un aspecto digno de tener en cuenta especialmente durante la menopausia, en cuyo período también se ven aliviados los síntomas indeseables característicos, debido a este principio activo.
  • Disminución del riesgo de arteriosclerosis, debido a la reducción de los niveles de colesterol y por el efecto de las isoflavonas, que protegen y regeneran las paredes de las arterias dañadas por la arteriosclerosis.
  • Reducción de colesterol total, colesterol LDL y aumento de colesterol HDL, por su contenido en fitoesteroles, saponinas, isoflavonas, fibra, ácido fítico, inhibidores de las proteasas y en ácidos grasos insaturados como linoleico (55%), oleico (21%) y alfa-linolénico con un porcentaje más pequeño.
  • Reducción del nivel de triglicéridos en sangre.
  • Reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer como el de próstata, mama y colon por su contenido en isoflavonas y saponinas.

Aspectos no recomendables de la soja

  • Contiene nucleoproteínas, uno de cuyos componentes, las purinas, se transforman en ácido úrico en nuestro organismo. Desaconsejada por tanto en casos de gota o litiasis renal de tipo úrico.
  • Contiene factores antinutritivos3 como:
    • Inhibidores de las proteasas como la tripsina, con lo que se impide la digestión de las proteínas. También se les ha acusado de provocar problemas pancreáticos (cáncer de páncreas en ratas)4.
    • Lectinas o hemaglutininas, proteínas que impiden la absorción de algunas vitaminas y minerales como A, B12, D y E. También pueden contribuir a la aparición de diabetes tipo I
    • Fitatos5, que impiden la absorción de minerales como calcio, hierro y cinc además de producir flatulencias.
  • No contiene vitamina B12, por lo cual se debe tener presente en dietas vegetarianas. Deficitaria en vitaminas A y C.
  • Alergenicidad provocada por la inhalación del polvo de la soja en su manipulación. Las lectinas mencionadas anteriormente, también son susceptibles de provocar reacciones alérgicas y de producir, daño a la mucosa intestinal.
  • Su contenido en saponinas también puede producir daños en la mucosa intestinal, aumentando la permeabilidad intestinal.
  • Desaconsejada en alimentación infantil como sustitución de leche maternizada debido a la interferencia que puede producirse a nivel hormonal. Además, su alto contenido en manganeso puede provocar riesgo de daño cerebral con “alteraciones en el aprendizaje, déficit de atención y otras alteraciones en el comportamiento y hasta tendencias violentas”.
  • No recomendable el consumo de soja manipulada genéticamente por sus “posibles” efectos mutágenos celulares.
  • Reconocido efecto bociógeno de sus isoflavonas, por lo que no se aconseja en casos de alteraciones del tiroides como hipotiroidismo.
  • Tener en cuenta que la planta absorbe fluoruro de la tierra y de fertilizantes comerciales. Se reconocen los efectos perjudiciales del flúor6.

 

(1): Las fórmulas lácteas a base de soja, se suelen suplementar con el aminoácido esencial metionina, que suele ser deficitario en las legumbres. No es necesaria esta suplementación en el caso de los adultos, ya que su contenido es suficiente.

(2): Algunas fuentes aseguran que el contenido en oxalatos de la soja, inhibe la absorción del calcio.

(3): El remojo en agua, la cocción, el fermentado, el germinado de las semillas y los procesos industriales hacen que desaparezca la mayor parte o la totalidad de estos factores antinutritivos.

(4): Estudio que se llevó a cabo por Soy Online service.

(5): El ácido fítico, puede neutralizar la acción de sustancias cancerígenas contenidas en los alimentos, así que presenta esta doble función.

(6):  Discovery Salud nº 155

Bibliografía

  • Enciclopedia de los alimentos. Dr. Jorge D. Pamplona Roger. Ed. Safeliz
  • Fitoterapia. Vademecum de prescripción. Colegio oficial de farmacéuticos de Bizkaia. Ed. Masson
  • Toxicología de los alimentos. Diplomatura de Nutrición y Dietética, Facultad de Granada. Fátima Olea Serrano.
  • Discovery Salud nº 121  “La leche de soja y los productos elaborados con soja sin fermentar no son aconsejables”
  • Los aspectos poco conocidos de la soya. Dr. Héctor E. Solórzano del Río. Coordinador de Medicina Ortomolecular del Centro de Estudios de Medicina Integradora de la Universidad Autónoma de Guadalajara.
  • Manual de medicina naturista. Dr. J. L. Berdonces. Ed. Océano ámbar
  • Balance hormonal en la mujer. Mikel García Iturrioz

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.