¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Radón y radiactividad en casa

¿Pueden existir en nuestras casas habitaciones “calientes” donde haya niveles de radiación superiores, o incluso muy superiores, a los niveles medios correspondientes a nuestra región?

¿Qué es el radón? ¿De dónde procede?

El radón es un gas radiactivo, incoloro e inodoro que, a su vez, se desintegra dando polonio, que es un sólido también radiactivo.

En el interior de nuestras casas pueden encontrarse fuentes de radiación a las que estamos sometidos inadvertidamente. La más común es el granito de las encimeras de la cocina o en las baldosas de nuestra casa o de las zonas comunes del edificio. El granito contiene pequeñas cantidades de uranio natural, elemento bastante radiactivo. Asimismo, el uranio sufre una cadena de desintegraciones radiactivas que conduce al radio (si, el mismo radio que descubrieron los Curie), que a su vez se desintegra dando radón.  El radón procede también de los materiales de la construcción usados en las viviendas, como hormigón, yeso, etc,  y de la geología del terreno: granitos y basaltos son los mayores productores de radón, que entra en las casas por los cimientos.

Emanaciones de radón desde el suelo

Radón y salud

Al respirar el radón una parte se desintegra en nuestros pulmones y el polonio resultante (al ser un sólido) se queda depositado en los tejidos pulmonares, aumentando la probabilidad de sufrir un cáncer de pulmón. Si, además se es fumador (activo o pasivo) se potencian los efectos carcinogénicos del tabaco. Según lo ya comentado, al estar dentro de nuestro cuerpo, la radiación del radón y sus productos de desintegración es más perjudicial que el simple contacto con el granito. Por añadidura, la EBR de la radiación del Polonio es muy alta, dado que emite partículas alfa.

El radón figura como la segunda causa de cáncer de pulmón después del tabaquismo. Algunos estudios señalan que una exposición al radón en cantidades superiores a 37 Bq/m3 duplican la posibilidad de sufrir cáncer de pulmón (Barros-Dios et al. 2002), y que cada incremento de 100 Bq/m3 aumenta un 16% la probabilidad de sufrir cáncer de pulmón (Darby et al. 2005). Estos factores se incrementan si además se fuma. El fumar potencia el efecto del radón en factores de entre 20 (menos de 37 Bq/m3) y casi 50 (más de 37 Bq/m3). Como el radón se acumula y tiene un periodo de semidesintegración de 3.8 días, ventilar diariamente las habitaciones reduce considerablemente el nivel de radón. Como ya decían nuestras abuelas, ventilar cada día es muy importante para la salud. No solamente por el radón, sino por la acumulación de vapores de los plásticos, disolventes o metales presentes en nuestra vivienda.

Llegados a este punto, no se trata de que los que tengan granito en su cocina o en otras zonas de su casa empiecen a llamar al albañil para que lo quite. Cuantifiquemos primero la radiación que emite, y en qué circunstancias es más perjudicial.

Respecto a la radiación que emite el granito directamente, ni aunque durmiéramos cada día encima de la encimera de la cocina habría problemas. Otro tema es el radón que emana del granito.

Dosis máximas de radón

Elemento de la tabla periódica - Radón

Como ya vimos en Determinación de dosis de seguridad de las sustancias tóxicas, no es fácil establecer las dosis seguras de las sustancias tóxicas. Con el radón ocurre exactamente igual. La EPA (Environmental Protection Agency) estadounidense establece unos límites máximos de radón de 4 pCi/L (pico Curios por litro), que equivale a unos 148 Bq/m3 (Bequerelios por metro cúbico), que es la unidad comúnmente utilizada en Europa. El CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) establece unos niveles máximos, de acuerdo con la normativa europea (recomendación de la Comisión Europea de 21 de febrero de 1990, 90/143/Euratom), de 200 Bq/m3 en viviendas nuevas, y de 400 en antiguas. ¿A qué se debe esa diferencia de límites máximos admitidos entre EEUU y Europa? Pues a un problema habitual en toxicología: se desconoce exactamente cual es la dosis máxima que no produce efectos a largo plazo sobre la salud. También a una cuestión constructiva y económica: en EEUU muchas viviendas unifamiliares son de madera y, si en viviendas antiguas europeas se bajasen los límites de radón, habría que tomar medidas costosas. Y esas medidas, en el caso de edificios públicos, las tendría que pagar el estado.

Conclusiones

Tras mediciones en una vivienda con el detector profesional Rstone Pro (ver mediciones) se concluye que en el caso de la vivienda analizada, unifamiliar adosada esquinera situada en zona basáltica, la concentración media de radón, con ventilación diaria, es de 60-75 Bq/m3.Con ventilación continua (garage) es de 30-40 Bq/m3, mientras que sin ventilación llega a más de 200 Bq/m3. Todo ello, independientemente de los materiales de acabado de las paredes y techo y del terreno sobre el que se asienta la vivienda.

Aunque los resultados no son generalizables a otro tipo de viviendas, ni a viviendas asentadas en otras zonas, o construidas con otros materiales. Resulta claro que es necesario ventilar bien la vivienda al menos una vez al día, independientemente de la zona y los materiales de construcción utilizados.

En la actualidad prosigo las medidas a más largo plazo para afianzar los valores medios, con la intención de ampliar a otras viviendas y otras zonas mediante detectores tipo electrete en el futuro.

8 comentarios en “Radón y radiactividad en casa

  1. Buenos dias,
    he leído en internet sobre el desprendimiento de Radón del granito y me ha dejado muy preocupada por que tengo una columna (tipo pilar) de granito, además de un arco sobre la puerta y una chimenea hecha con bloques de granito todo sin pulir, en la sala de estar; claro yo sabia algo y ventilo lo que puedo, tambien tengo otro arco en el baño y las escaleras que van a la segunda planta, que es muy difícil ventilar, aunque ahí no pasamos tanto tiempo. Ahora estoy muy preocupada pensando en si ventilo lo suficiente, … tengo 3 niños pequeños. ¿me puede ayudar ofreciendome información mas concreta de mi caso? me estoy empezando a obsesionar, mi familia dice que me tranquilice, tengo una hermana química y dice que con ventilar un poco al día es suficiente, y ¿cuanto?

    Gracias de antemano y reciba un saludo

    1. Buenos días,

      Respecto esta consulta:

      Es cierto que el granito emite radón, pero unos pocos elementos arquitectónicos dentro de la casa no representan una contribución sustancial. Como dice tu hermana, con ventilar una o dos veces al día es suficiente, durante al menos 20 minutos (depende de si hay viento o no).

      Puede ser mucho mayor la contribución de la geología local y, también, del tipo de construcción y los materiales de construcción utilizados. Respecto la geología, puedes ver aqui (https://www.csn.es/mapa-de-exposicion-al-radon-en-espana) el mapa predictivo de radón del Consejo de Seguridad Nuclear para tener una idea de lo afectada que podría estar tu vivienda. En ese mismo enlace hay algunos documentos informativos interesantes. Respecto el tipo de construcción, no es lo mismo una casa unifamiliar o adosada que un piso, especialmente si está ubicado en los pisos superiores, puesto que el radón se concentra en los sótanos. Respecto los materiales, si quieres quedar tranquila, lo mejor es medir la cantidad de radón de tu vivienda. Hay empresas que se dedican a eso.

      Saludos,

      Jordi

  2. Buenos días, he leído el artículo y me parece interesante.
    Quería saber si una encimera de granito es perjudicial. No es muy grande y es el único elemento de granito que tengo en mi casa.
    Sería necesario sustituirla, o ventilando diariamente valdría.
    Un cordial saludo.
    PD: espero respuesta.

    1. Con solamente una encimera de granito no haría falta ventilar más de lo normal (una vez al día).

      Es recomendable mirar el mapa de exposición al radón en España ) hecho por el Consejo de Seguridad Nuclear. Así se tendrá una idea aproximada del riesgo según la zona en la que viva.

      Y añadir que una fuente de radón importante, además de la geología del terreno, son los materiales de construcción (yeso, cemento, material aislante…) utilizados en la vivienda. Pueden representar una fuente importante.

      Lo mejor es medirlo. Hay empresas especializadas.

      Gracias y saludos,

      Jordi

      Jordi

  3. Precioso artículo, pero irreal, alarmista y sin comprobación científica. Vivo en Madrid, capital de España, una de las pocas capitales que fue elegida como tal por su salubridad, aires limpios, aguas claras y abundantes, calidad y variedad cinegética, fantásticos vinos, en resumen nuestro rey Don Felipe el Segundo, eligió Madrid por eso y por la legendaria longevidad de sus habitantes, dato que hace poco se ha visto confirmado, ya que Madrid, ha sido estudiada como la capital con más esperanza de vida de la Tierra, 84´7 años de media.
    Y a que viene el panegírico, pues a que Madrid está construida sobre suelo granítico, a que la inmensa mayoría de sus típicas construcciones grandes y pequeñas están hechas de granito, que este que lo es, descendiente de madrileños desde hace más de un milenio, está escribiendo esto desde una casa construida de granito con tejado de pizarra, construcción típica española, sobre todo de la meseta y el norte, y que disfruta de una excelente salud, con sus sesenta y muchos años.
    No asustemos al personal, con datos estadísticos, que como bien se sabe hay mentiras piadosas, mentiras, grandes mentiras, falsedades y estadísticas. Gracias, no obstante, por su documentadísimo reportaje.

    1. Estimado Enrique,
      Independientemente de que se sea monárquico o republicano, o de que se lea El Mundo, ABC u otros medios, hay abundante información científica procedente de estudios serios que está disponible en la WWW. Cualquiera puede consultarla y sacar sus propias conclusiones. Sin pretender ser exhaustivo, porque no es posible, y porque además en este blog se trata de proporcionar información fiable, rigurosa y científica, pero al mismo tiempo al alcance de todxs:
      https://www.cdc.gov/nceh/radiation/brochure/profile_radon.htm
      Esta página contiene abundante información al respecto que confirma lo dicho en el blog. Procede del CDC (Center for Disease Control) de EEUU. No creo que se pueda decir que proporcione información sesgada ni poco seria. Y desde luego que las conclusiones y advertencias que dice son aplicables a cualquier país, incluido España, a pesar de todo.
      https://www.epa.gov/radon
      Esta es otra página muy interesante y completa, de otra agencia gubernamental de EEUU: la EPA (Environmental Protection Agency). Incluye un mapa de la concentración de radón por estados y condados.
      Respecto a lo que hay relativo a España, no es tan abundante. La información del Consejo de Seguridad Nuclear no es tan completa ni actualizada, pero igualmente merece la pena leerla:
      https://www.csn.es/radon
      Incluye un interesante mapa de la exposición al radón por comunidades autónomas (faltan algunas autonomías) y un estudio parcial de la concentración del radón en viviendas españolas.
      Ahora bien, otra agencia gubernamental americana, el Instituto Nacional del Cáncer del NIH (National Institutes of Health) tiene una interesante página en lengua española:

      O también:
      https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/sol-y-otras-formas-de-radiacion/radon.html
      Finalmente, la página de la OMS (Organización Mundial de la Salud) se reafirma en todo lo anterior:
      http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs291/es/
      Si todo esto parece poco serio y alarmista, o que simplemente todos han hecho un “recorta-y-pega” de informaciones no contrastadas y dudosas y que no aplican a este país, podemos consultar un resumen de los trabajos científicos hechos en España, principalmente en Galicia por ser la comunidad más afectada por la geología (ver el mapa del CSN en el enlace anterior. Puede apreciarse que la exposición en el sur de Galicia es comparable a la de la zona Noroeste de la Comunidad de Madrid):
      http://www.scielosp.org/scielo.php?pid=S0213-91112014000600001&script=sci_arttext
      “Radón interior y salud pública en España. Tiempo para la acción” de Alberto Ruano-Raviña y colaboradores, publicado en la Gaceta Sanitaria vol.28 n.6 Barcelona Nov./Dec. 2014.

      De dicho artículo, extraigo el siguiente texto:
      “En España se han realizado cuatro estudios de casos y controles, tres en Galicia y uno en Cantabria. Los tres estudios gallegos, con un tamaño muestral entre los 404 y los 990 sujetos, han observado riesgo ya a partir de bajas concentraciones de radón, y una fuerte sinergia con el consumo de tabaco. El último de estos estudios, realizado exclusivamente en nunca fumadores, ha observado también riesgos superiores a 2, con indicios de interacción con la exposición al humo ambiental de tabaco. El estudio de Cantabria, con 258 sujetos, no encontró asociación, debido probablemente a que Cantabria no es una zona de alta exposición al radón residencial (al contrario que Galicia) o a su bajo tamaño muestral.” Texto extraído del trabajo de Alberto Ruano-Raviña y colaboradores, 2014, arriba citado.
      Al final de dicho artículo, en la sección de bibliografía, se proporcionan los enlaces a los trabajos que se mencionan en el texto, publicados en revistas científicas internacionales. Señalar que, en efecto, según el mapa de exposición al radón del CSN, Cantabria está calificada como de exposición baja, con algunas zonas de exposición media, mientras que Galicia lo está de exposición media-alta (al igual que la Comunidad de Madrid).
      Es cierto que no hay que dejarse llevar por el pánico, pero también lo es que hay que tomar las debidas precauciones frente a riesgos ambientales que están suficientemente documentados (como creo que es el caso, pero cada uno es libre de pensar lo que quiera). Especialmente si, de acuerdo con el mapa de exposición del CSN, la vivienda cae dentro de una zona de exposición medio-alta. Un término medio es siempre una postura segura: ventilar bien la vivienda al menos una vez al día, si es posible dormir con una buena ventilación y, en caso de duda, o para mayor seguridad, realizar mediciones. Hay que tener en cuenta que la geología no lo es todo: hay una fuerte dependencia con los materiales de construcción utilizados. Incluso aunque estos no sean rocas graníticas o basálticas, sino cemento y revestimientos de yeso.
      Pero, repito, cada uno es libre de pensar lo que quiera.
      Saludos,
      Jordi

    1. La verdad es que es una pregunta muy especializada y difícil de contestar de forma genérica. Si he entendido bien, el cemento puzolánico es cemento Portland mezclado en un cierto porcentaje relativamente elevado (15-40%) con puzolanas (cenizas) naturales o artificiales. Entre las naturales figuran las cenizas volcánicas y entre las artificiales se encuentran cenizas o escorias de diverso origen.

      La posible mayor o menor emisión de radón no la va a dar la composición mayoritaria del material (oxidos de sílice, de calcio, de aluminio, de magnesio, sulfatos, etc), sino las impurezas que pueda contener consistentes en minerales de uranio y torio. Esas impurezas procederán del material de partida utilizado para la confección del cemento, bien del Portland en sí, bien de las puzolanas.

      Imagino que ya lo habrás consultado, y por eso planteas la pregunta, pero puedes encontrar información específica en un informe originado en una tesis doctoral presentada en la Universidad de Alicante:
      https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/27055/1/Radiactividad%20natural%20de%20los%20materiales%20de%20construcci%c3%b3n_Parte%201.pdf
      En particular el apartado 2.3 en la página 46. Ahí figuran las puzolanas y las escorias como materiales naturalmente radiactivos.

      Habría que medirlo en cada caso, ahora bien, una respuesta tentativa sería que es más probable que emita radón el cemento puzolánico que el Portland sólo. Pero eso dependerá del origen de las puzolanas utilizadas y del origen de los minerales utilizados en la elaboración del Portland. Unicamente una medición puede resolver la pregunta en cada caso concreto.

      Siento no poder dar una respuesta definitiva y concreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.