¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Dietética: el botiquín en tu despensa

dietética como medicina
La Medicina Ayurveda se originó en la India, e integra cuerpo y mente.

La dietética como medicina

El concepto de la alimentación como medicina abarca diferentes civilizaciones por el mundo. Textos médicos del siglo II hacen referencia a la relación entre la alimentación y salud y fue Hipócrates, el padre de la medicina, quien profesó “Que la alimentación sea tu medicina y la medicina sea tu comida”. Aunque quizás nos parezca una disciplina moderna, junto con la farmacología y la cirugía, la Dietética fue una de las ramas principales de la medicina antigua (1).

Desde la antigüedad se creía que ciertos alimentos podían influir la salud, previniendo o tratando enfermedades específicas. Había también un enfoque en el equilibrio de estilo de vida con hábitos alimentarios y los médicos clásicos atribuían flexibilidad, variedad, moderación y personalización a la dieta saludable (1), nuestra actual dietética.  ¡Nuestra forma de pensar no ha evolucionado mucho desde entonces!

Culturas tradicionales y sus remedios

El uso de los alimentos por sus propiedades medicinales se ha basado en el instinto, en valores y en creencias. Exploramos algunas culturas tradicionales y sus creencias alrededor de la alimentación:

  • En Grecia y Roma antiguas se creía que el cuerpo contenía cuatro fluidos o “humores”, con funciones específicas en el funcionamiento corporal. Los humores sangre, bilis amarilla, bilis negra y flema tenían que estar equilibrados en el cuerpo para evitar la enfermedad. Factores como la edad, la estación, el sexo, el trabajo y el lugar donde se vive influían a los niveles de humores y el equilibrio era restaurado mediante sangrías y la dieta (1).
  • La medicina china tradicional se basa en el concepto de que el ser humano interactúa con el medio ambiente y es de primordial importancia equilibrar las energías de la alimentación para nutrir el cuerpo. Debido a la creencia histórica de que se conseguía longevidad mediante la alimentación adecuada, el doctor del rango más alto fue “el doctor de la dieta”.
  • Los pueblos indígenas de América usaban su conocimiento de las propiedades curativas de plantas y hierbas para mantener la salud. Los aztecas y mayas de México creían que la salud del humano dependía del equilibrio entre tres almas tonalli, teyolia e ihiyoti (4). Utilizaban remedios herbales para tratar enfermedades y el cacao, “el alimento de los dioses”, además de ser una ofrenda y moneda para el comercio, actuaba como un estimulante del sistema nervioso y fuente de energía. En Perú y Bolivia, llevan siglos comiendo las hojas de coca o las consumen en infusiones para evitar y aliviar el apunamiento (mal de altura). Los incas usaban la corteza del árbol quinina para hacer un remedio contra calambres, infecciones y escalofríos (5). En el pueblo mapuche, uno de los pueblos indígenas del sur de Chile y Argentina, se creía que los chamanes podían bendecir cosechas, ahuyentar malos espíritus y curar a los enfermos con plantas medicinales (3).  El matico (palguñi en mapudungun, idioma de los mapuches) trataba dolores de estómago y heridas, el llantén (pilunhueque) aliviaba la inflamación y la hierba pehuén trataba la ciática y úlceras (3).
  • Durante 40-60,000 años, los aborígenes de Australia han priorizado su conexión con la tierra y las propiedades de alimentos nativos. Por ejemplo, se empleaba la savia del River red gum (eucalipto rojo) para tratar al diarrea y las hojas se echaban a los baños de vapor para aliviar muchas enfermedades (1). Los aborígenes clasificaban los alimentos en dos grupos: plantas y proteínas, de los cuales consumían en equilibrio cada día (1).
  • La Medicina Ayurveda (Ayur significa vida y Veda, conocimiento) originó en la India un sistema holístico que integra el cuerpo, mente y  espíritu para tratar las causas de las enfermedades (2). La filosofía de la Medicina Ayurveda en cuanto a la alimentación es que el “alimento es el remedio y cada remedio es alimento” (2), con un enfoque en las propiedades medicinales de las hierbas y especias. Según la medicina ayurveda, las dietas deben ser personalizadas a cada persona, dependiendo del tipo de su cuerpo: los tres tipos se llaman doshas.
verduras
Es evidente que una dieta saludable tiene una gran influencia positiva en nuestra salud

Los usos medicinales de algunos alimentos en el pasado y en la actualidad

¿Cómo han cambiado nuestras actitudes hacia la alimentación y la medicina? una visión dietética en el tiempo de algunos alimentos:

AlimentoUsos (medicinales) en el pasadoUsos medicinales hoy en día
Jengibre
  • Llamado maha (la gran medicina), se añadía a remedios herbales en China, India y otros países del sureste de Asia para tratar diversas enfermedades.
  • Consumido en comidas, infusiones y pastillas para aliviar nausea y vómitos.
  • Rallado en bebidas calientes con limón (y miel) para calmar la tos y otras síntomas de resfriado.
Cúrcuma
  • Usado como una especia culinaria desde la antigüedad, en la cultura Veda de la India.
  • Ha sido utilizado para aliviar inflamaciones, acné, irritación del pañal, colitis ulcerosa.
  • Reconocida por sus propiedades antiinflamatorias.
  • Consumida en bebidas frías y/o calientes, sopas, salteados, curry y en forma de suplemento para aliviar artritis y otras inflamaciones.
  • Combinado con pimienta negra para potenciar sus propiedades.
  • Recomendado por algunos médicos para apoyar la quimioterapia.
Miel
  • Usada para curar heridas post-cirugía en el Egipto antiguo.
  • Tratamiento del dolor, sed y fiebre.
  • Se toma en infusiones/bebidas calientes para calmar la tos y dolor de garganta. Sus propiedades antibacterianas y antiviricas ayudan a tratar los resfriados.
  • Hay caramelos de miel para aliviar los síntomas del resfriado.
  • Ingrediente activo en productos cosméticos que proporciona propiedades humectantes, antibacterias y curativas.
Repollo
  • Las hojas de repollo se aplicaban tópicamente en los senos para aliviar la congestión mamaria durante la lactancia.
  • Se atribuyen propiedades anticancerígenas, juntos con otros tipos de crucíferas.
Ajo
  • En Egipto, Roma y Grecia Antigua se consumía el ajo para aumentar la fuerza física.
  • Utilizado como conservante en la Asia.
  • Usado para tratar resfriados y para mejorar la función inmunológica.
  • Se toma en forma de suplemento para bajar la presión sanguínea y así mejorar la salud del corazón.
Canela
  • Tradicionalmente usado como especia culinaria, como producto de lujo.
  • Un buen ingrediente para personas con diabetes porque la evidencia indica que ayuda a bajar los niveles de glucosa en sangre.
Clavo
  • Consumido o aplicado tópicamente para mejorar la salud del corazón, de los pulmones, del sistema gastrointestinal y para aliviar el dolor de dientes.
  • Especialemnte usado como especia en repostería y en algunas bebidas alcohólicas.
  • Se vende en forma de aceite concentrado para ofrecer una dosis mayor del componente eugenol que ayuda a aliviar dolores de dientes y/o úlceras bucales.
Cacao
  • En civilizaciones mesoamericanas se consideraba una sustancia vital y energética.
  • Médicos aztecas usaban el cacao para prevenir la constipación, para quitar el sarro dental y para tratar disentería, fatiga, gota, hemorroides e indigestión.
  • Recetado por el médico de Carlos II de Inglaterra en el siglo 17 para tratar “la melancolía hipocondriaca”. El medico creía que el cacao purificaría la sangre, re-equilibrando los fluidos corporales.
  • El chocolate amargo (con alto contenido de cacao) proporciona polifenoles, magnesio y hierro.
  • Hay evidencia que sugiere que un tipo de polifenol en el cacao reduce la presión sanguínea.
  • Al chocolate le atribuimos características placenteras y confortantes debido a su contenido del aminoácido triptófano que libera serotonina. Por lo cual, es un buen remedio para bajones emocionales.
Sal, azúcar, cafeína (té, café), tabaco, alcohol, cannabis
  • Recetados y consumidos den diferentes maneras por sus supuestas propiedades medicinales.
  • Actualmente se aconseja un consumo cuidadoso de estas sustancias o se prohiben, por sus potenciales efectos dañinos para la salud.

*Adaptado de Further examples of using foods as medicines, Monash University course online Food as Medicine (2016).

dietética como medicina
Los suplementos también proporcionan altas cantidades de nutrientes

Las recomendaciones de hoy en día

Muchos remedios dietéticos tradicionales y recetas culinarias para sanar han sido compartidos por por el mundo por medio de folklore, cuentos, boca a boca y transmisión cultural. Con el paso de los siglos, algunos remedios son olvidados o abandonados mientras otros siguen siendo valorados y aceptados como creencias.

En la sociedad moderna, sin embargo, necesitamos más que creencias culturales antiguas y “sentido común” para fiarnos de los usos medicinales de la alimentación; es necesario basar nuestro conocimiento de la dietética en una evidencia científica reconocida.

Los médicos han basado su uso de la medicina en la evidencia desde hace cientos de años y la evidencia va evolucionando constantemente gracias a tecnología avanzada, estudios mejorados y conocimiento más amplio. Además, en la actualidad nuestros problemas de salud son diferentes que los de las generaciones previas, por ejemplo hay menos casos de malnutrición (en países “desarrollados”) y más casos reportados de obesidad, cardiopatía y cáncer (1). Por lo tanto, nuestras recomendaciones de alimentación, nutrición y su relación con la salud se tienen que adaptar según nuevos descubrimientos y evidencia nueva.

Regulaciones

En muchos países existen cuerpos gobernantes que implementan regulaciones sobre la categorización, la información en etiquetas de productos alimentarios y en las afirmaciones respecto a sus propiedades medicinales o beneficios para la salud.

Los alimentos funcionales son productos alimentarios que proporcionan beneficios para la salud mayores que su provisión nutritiva normal. Por ejemplo, cereales reforzados con hierro, o leches vegetales enriquecidas con calcio y vitaminas B.

Los bienes terapéuticos son productos usados para prevenir, diagnosticar, aliviar o curar una enfermedad o herida. Están más regulados que los alimentos funcionales, se trata de complementos y suplementos.

Hoy en día, las declaraciones de la salud están reguladas de forma estricta.  Por ejemplo, los alimentos funcionales tienen que contener cantidades medidas específicas de nutrientes (macro o micro) por gramo, junto con evidencia científica, para poder sostener que proporcionan beneficios para la salud o que ayudan a prevenir ciertas enfermedades (1).

Cabe destacar que aunque las recomendaciones son similares, las guías alimentarias para la buena salud varían de un país a otro,  ya que el contexto cultural influye los alimentos que son más disponibles y familiares. Y también porque existen diferentes requerimientos nutricionales, debido al diferente origen étnico de las personas de diferentes razas y países.

¿Es la Dietética la mejor medicina?

Es evidente que una dieta saludable tiene una gran influencia positiva en nuestra salud y la alimentación tiene un papel importante en la prevención y tratamiento de enfermedades (1).

Los alimentos contienen muchas sustancias que reconocemos por sus propiedades beneficiosas como antioxidantes, fitoquímicos, vitaminas y minerales (micronutrientes).

Los suplementos también proporcionan altas cantidades de nutrientes y son recomendados para personas que no consiguen consumir las dosis adecuadas. También son recomendados para individuos que requieren más nutrientes que lo normal (mujeres embarazadas, gente mayor, personas con desnutrición). A diferencia de la alimentación, es posible sobredosificarse con suplementos y no son todos absorbidos de manera eficiente. Por otra parte, las sustancias en los alimentos interactúan de maneras muy complejas, si bien nuestro cuerpo regula la absorción de nutrientes (1).

No obstante, hay que reconocer que existen límites en la capacidad de la dietética para “curar” y por lo tanto, es importante no rechazar otros medios de tratamiento medicinal.

La investigación hace que continuamente se estén actualizando las recomendaciones respecto a salud y dieta.  Hay que tener en cuenta también que a pesar de que un tipo de dieta o tratamiento puede resultar eficaz para una persona, no tiene por qué ser el remedio apto para otra.  Somos todos individuos con diferente carga genética y distintas historias médicas, viviendo en diferentes entornos así que, respecto a la dietética como medicina, no hay una verdad igual para todos.

Recursos:

  1. Curso de Food as Medicine, Monash University
  2. El Ayurveda: Fundación de Salud Ayurveda Prema 
  3. Guía del Remedio Natural 
  4. Medicina, Salud y Nutrición Aztecas, Bernardo Ortiz de Montellano
  5. Cinchona- Herbal Encyclopedia 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.