¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

¿Son los plásticos reciclables, biodegradables o compostables?

El plástico es un material de estupendas características: barato, resistente, de muy larga duración y con infinidad de aplicaciones. Todo es positivo, si no fuera por  los importantes problemas medioambientales y de salud que ocasiona. Como consumidores, necesitamos comprender si hay opciones ecológicas que eviten estos problemas, si los plásticos reciclables se reciclan realmente, si algunos son biodegradables y si podemos llegar a compostarlos. Es decir, ¿hay algún tipo de plástico que podamos utilizar con tranquilidad o sencillamente tenemos que evitarlos a toda costa?

Plásticos reciclables, compostables y biodegradables: el camino a seguir
Plásticos reciclables, compostables y biodegradables: el camino a seguir

Los expertos nos dicen que el destino más deseable para los plásticos es el reciclaje, ya que no hay que seguir gastando recursos, se evitan residuos y se generan puestos de trabajo. No obstante, reciclar los plásticos es lo que menos hacemos y tampoco tenemos claro si son todos los plásticos reciclables de verdad.

¿Cuál es el destino de los plásticos que tiramos?

Estas son cifras globales del destino de los residuos plásticos generados en Europa:

  • Incineración para obtener energía: aproximadamente un 40% de los residuos plásticos son incinerados. Los plásticos tienen un contenido energético similar al de los combustibles fósiles, aunque se emiten sustancias químicas contaminantes al quemarlos. La incineración debería ser limpia, con depuradoras que eviten la liberación de productos de combustión indeseables.
  • Reciclaje: se estima que en Europa se recoge para reciclar un 30% de los plásticos y de esa cantidad, sólo un 6% se recicla. El reciclaje es más eficiente energéticamente que la incineración.
  • Vertederos: aproximadamente el 31% de los plásticos acaban en vertederos. En los vertederos ni se aprovecha el potencial energético de los plásticos, ni se reciclan, ni se dan las condiciones para la biodegradación.
  • Océanos: ¿cómo llegan los plásticos al mar? Los vertidos directos al mar representan el 20% de los residuos de los océanos: vertidos por barcos o fruto de la actividad marítima. El 80% restante llegan al mar desde la tierra: vertidos deliberados, o que son arrastrados por el agua que fluye en los vertederos, o por el viento, lluvias, tormentas o llegan por el alcantarillado o desde plantas depuradoras.

Además, cabe apuntar que Europa exporta gran parte de sus plásticos a países del tercer mundo (hasta 2018, China era el gran basurero de los residuos europeos).

Plásticos e incineración
Imagen de Greenpeace

¿Son los plásticos reciclables?

Todos tenemos la esperanza de que el reciclaje sea una solución para el problema de los plásticos. Al fin y al cabo, los plásticos están clasificados por medio de unos números inscritos en un triángulo indicador de reciclaje. Este Código de Identificación del Plástico se aplica internacionalmente desde 1988, con el fin de intentar facilitar el proceso de reciclaje. Es un sistema aprobado por la Sociedad de la Industria de Plásticos (SPI) y que establece siete tipos, identificados con los números del 1 al 7 dentro del característico símbolo de un triángulo de flechas en seguimiento. No obstante, hay miles de tipos de plásticos y esta clasificación en realidad recoge los 6 más comunes y deja un nº 7 que es el «cajón de sastre» donde entrarían todos los demás. Y también debemos entender que ni la presencia de esta numeración ni el símbolo del triángulo de reciclaje impresos en un plástico son garantía de que ese plástico se pueda reciclar.

Para reciclar los plásticos se tendrían que separar y tratar cada uno de ellos adecuadamente. Pero a pesar de los contenedores amarillos, todos tenemos serias dudas de que el destino de los plásticos que cívicamente depositamos en ellos tengan como resultado un adecuado reciclaje.

Esta es la clasificación de los plásticos para su reciclaje:

  1. PET (Tereftalato de Polietileno). Es el plástico usado más comúnmente en envases para alimentos. Lo podemos encontrar en botellas de agua, zumos, refrescos, aceites, etc.
  2. HDPE (Polietileno de alta densidad). Es un plástico más rígido y más resistente a condiciones extremas de frío o calor. En alimentación se usa para las botellas de leche o garrafas.
  3. PVC (Polivinilo). Lo podemos encontrar en envoltorios de determinados alimentos, pero es más usado en otros ámbitos: juguetes, interior del automóvil, mangueras, etc.
  4. LDPE (Polietileno de baja densidad). Es utilizado sobre todo en bolsas y botellas de agua.
  5. PP (Polipropileno). Es el tipo de plástico usado principalmente en los envases de yogures o mantequilla o en las pajitas.
  6. PS (Poliestireno). El clásico tipo de plástico utilizado para la elaboración de los envases para hamburguesas en los establecimientos de comida rápida. Es altamente contaminante y por supuesto, no reutilizable.
  7. Otros plásticos y materiales compuestos. Este último grupo de la clasificación engloba materiales como el PC (Policarbonato). También incluye los nuevos bioplásticos fabricados a partir de vegetales.
Clasificación de los plásticos reciclables
A la hora de la verdad, esta numeración sirve más para saber qué plástico utilizamos que para destinarlo a un sistema de reciclaje organizado

¿Cómo se reciclan los plásticos?

Los plásticos se pueden reciclar de 3 modos diferentes: o bien usando un plástico para hacer productos de ese mismo plástico (por ejemplo, reciclar botellas de PET en nuevas botellas de PET), o usar un plástico para hacer un producto diferente (por ejemplo, usar PET para hacer tejidos, o transformar las bolsas en granulado de plástico que sirven para fabricar otros productos) o bien romper el polímero del plástico en monómeros para hacer nuevos polímeros (es el método más caro y menos utilizado).

Entonces, ¿por qué se reciclan tan pocos plásticos en realidad? Conozcamos los inconvenientes por los que apenas se reciclan los plásticos.

Barreras para el reciclaje de los plásticos

  • Gran diversidad: existe una gran variedad de plásticos, lo cual complica enormemente su reciclado. Para que cada plástico mantenga sus cualidades y no se produzcan plásticos de mala calidad se debe reciclar cada plástico por separado.  Sería necesario limitar el tipo de plásticos a los que sean más fácilmente reciclables.
  • Mezcla de sustancias: en los plásticos hay pigmentos, metales y otros aditivos que no se pueden separar del plástico o es muy complicado hacerlo. Esto los suele convertir en un material sin valor.
  • Pérdida de calidad: cada proceso de reciclado del plástico disminuye la calidad del material inicial.
  • Productos mixtos: los productos que son de plástico y otro material (por ejemplo, de papel y plástico o de aluminio y plástico) son difíciles y costosos de separar.
  • Costes: suponemos que es la razón de mayo peso para que los plásticos no se reciclen, ya que es más barato generar plástico nuevo que reciclar plásticos.
  • Infraestructuras: se necesitan desarrollar estructuras de recogida, selección y manipulación adecuadas.

En resumen… ¿son los plásticos reciclables? La respuesta es sí y no. Los plásticos son reciclables, pero hasta que su reciclaje sea una realidad bien implantada nos falta un camino a recorrer.

¿Son los plásticos biodegradables?

La biodegradación es el proceso por el cual una materia se desintegra y descompone en elementos que se encuentran en la naturaleza, por la acción del sol (luz y calor), la lluvia, el oxígeno y los microorganismos. En la naturaleza todo es biodegradable: la materia procedente de la naturaleza se reintegra continuamente y no existe basura. La basura es un producto humano y una de las razones de que suponga un problema de tan grave alcance es la presencia de material no biodegradable en nuestros residuos.

Si  una manzana cae sobre la tierra desaparecerá, se incorporará en la tierra, enriqueciéndola. Pero si dejamos un plástico sobre la tierra, se irá rompiendo en trocitos cada vez más pequeños, dando lugar a los microplásticos, que se irán descomponiendo muy lentamente, pasando a ser a pequeñas partículas y liberando los aditivos tóxicos que contienen.  La masa molecular de los plásticos se irá reduciendo, hasta poderse integrar a la tierra: este proceso puede tardar hasta cientos de años según el tipo de plástico. Las condiciones marinas hacen mucho más difícil este proceso de descomposición.

Degradacion botella de plástico reciclable
Microplásticos, pequeños grandes contaminantes

Es decir, que los plásticos no son realmente biodegradables, a no ser que pasemos a considerar que un material biodegradable se reintegrará al ecosistema en cientos de años.  

Entonces debemos plantearnos ¿qué sentido tiene usar durante minutos una bolsa, un vaso o una pajita de plástico y tirarlos, cuando sabemos que estarán en el medio ambiente durante cientos de años y además, no los necesitábamos?

Pero ¿y los bioplásticos?

Los bioplásticos son plásticos que en lugar de proceder de petróleo se fabrican a partir de azúcares, almidones o aceites vegetales. Para ello se utilizan alimentos como patata, caña de azúcar, maíz, yuca, soja. Representan aproximadamente el 1% de los plásticos producidos a nivel mundial.

El término «bioplástico» nos llena de la esperanza de que si son bio, también sean biodegradables.  Pero el prefijo «bio» indica que su procedencia es de vegetales, no implica que sean biodegradables. Veamos cuáles son sus ventajas e inconvenientes:

Ventajas de los bioplásticos

  • Proceden de vegetales, que son fuentes renovables a diferencia que los plásticos tradicionales que proceden de petróleo o gas, fuentes no renovables.
  • Si se queman para producir energía producen menos efecto invernadero.
  • Algunos de los bioplásticos son biodegradables, si bien para degradarse necesitan unas condiciones de oxígeno, luz y temperatura que no se suelen dar en los vertederos (por lo que este punto no es una ventaja real).
  • Algunos de los bioplásticos son compostables, pero en plantas de compostaje industrial, no en la compostadora de casa (y puesto que aún no disponemos ni del sistema de selección de residuos ni de las plantas de compostaje necesarios, este punto tampoco representa una ventaja real).

No obstante, se están desarrollando plásticos totalmente biodegradables, como plásticos procedentes de algas, que sin embargo no tienen muchas aplicaciones todavía por su falta de resistencia.

Inconvenientes de los bioplásticos

  • Se utilizan alimentos para fabricarlos, en ocasiones OGM. Cuando se usan alimentos transgénicos para la fabricación de plásticos no se deben considerar «bioplásticos». Si bien, también se pueden utilizar residuos agrícolas, con lo que entonces no se cultivaría específicamente para producir plásticos.
  • El cultivo de los alimentos para producir plásticos requiere de agricultura intensiva, alejada del concepto de agricultura sostenible; supone una elevada huella hídrica y puede implicar deforestación.
  • Su fabricación no reduce la huella de carbono.
  • Habitualmente también contienen aditivos.
  • Elevados costes de producción: son bastante más caros que los plásticos procedentes de petróleo.
  • No se pueden mezclar con otros plásticos para reciclarlos, se deberían reciclar por separado.
  • Para que se degraden son precisas unas condiciones que no se dan en los vertederos. Deberían ser tratados adecuadamente en plantas de compostaje, donde se mantenga cierta temperatura durante un tiempo determinado junto con unas condiciones de humedad y aireación. No se pueden compostar en casa, sólo en plantas de compostaje industrial.

Es decir, los bioplásticos no se pueden considerar una mejora en la sostenibilidad. Y actualmente no tenemos las estructuras de separación y reciclado de residuos como para que se puedan reciclar, ni tampoco las condiciones para que se puedan compostar.  Por lo tanto, los bioplásticos nos ofrecen la falsa ilusión de que son una solución, cuando realmente no mejoran mucho el panorama respecto a los plásticos tradicionales.

Y por último hay otro tipo de bioplásticos llamados oxoplásticos, que empeoran este panorama un poco más.

¿Qué son los plásticos oxodegradables?

Los llamados oxoplásticos, plásticos oxodegradables o oxobiodegradables son plásticos derivados de petróleo a los que se añaden aditivos para acelerar su fragmentación. Si bien los fabricantes aseguran que se fragmentan y su peso molecular se reduce rápidamente para reintegrarse a la naturaleza en un plazo de tiempo razonable, esto no está claro en absoluto. Igual ocurre con los plásticos hidro-degradables y los foto-degradables. La rápida fragmentación da lugar a microplásticos y por otra parte, también estos plásticos requieren condiciones específicas para su degradación. Además de la contaminación de los aditivos que han acelerado su descomposición (metales, entre otros).  Y como en todos los plásticos, la degradación es más difícil en el medio marino.

La Unión Europea pretende prohibir los plásticos oxo-degradables ya que no se biodegradan de manera segura y no ofrecen beneficios medioambientales comprobados.

¿Son los plásticos compostables?

Compostar implica la degradación de materiales, que se convierten en un abono orgánico que enriquece los suelos con nutrientes. Los materiales compostables se degradan produciendo dióxido de carbono, agua, compuestos inorgánicos y biomasa, sin dejar residuos tóxicos visibles o distinguibles.

Si alguien anuncia que su plástico es compostable, se trata de compostaje en plantas de compostaje industrial, que somenten los materiales a unas condiciones concretas, como ocurre con los plásticos PLA (bioplástico de ácido poliláctico). Pero no se pueden compostar en el jardín de casa. Si compostamos plásticos normales, o bioplásticos, o plásticos oxodegradables en casa, los microplásticos afectarán negativamente a la calidad del compost. Por desgracia, hay muy pocas plantas de reciclaje industrial.

Diferentes envases sobre un plantas verdes que imitan al planeta tierra - Plásticos reciclables
Para que estos plásticos puedan nutrir a las plantas, los plásticos deberían ser compostables y tratarse con unas condiciones concretas. Actualmente, ambas cosas son excepcionales

En resumen

La situación actual es un poco descorazonadora, porque vemos que es excepcional que los plásticos se reciclen y en el caso de que usemos alguno de los escasos plásticos biodegradables y compostables, también es excepcional que vayan a contar con las condiciones adecuadas para que se degraden o composten adecuadamente.

Pero no queremos ser catastrofistas, aunque hay mucho trabajo por hacer, todos podemos poner nuestro granito de arena: reducir el consumo de plásticos todo lo que podamos, reutilizar los que ya tenemos y hacer toda la presión social que podamos para que el reciclaje y los plásticos ecológicos se vayan haciendo una realidad. Promover que las nuevas tecnologías y nuevas iniciativas vayan ofreciendo soluciones cada vez mejores: que los plásticos se conviertan en realmente biodegradables y compostables (como los plásticos procedentes de agar-agar o los bioplásticos sintetizados por bacterias), que se desarrollen sistemas de reciclaje y compostaje, y para los vertidos ya existentes, que prosperen los sistemas de recogida (como The Ocean Cleanup, para limpiar los océanos) o de eliminación (como las bacterias que se alimentan de plásticos).  Además, ya se están aplicando normativas de la Unión Europea para regular la situación (además de restringir el uso de los plásticos desechables, trabaja para impulsar el reciclaje, desarrollar normas sobre la definición y el etiquetado de los plásticos biodegradables y compostables y prohibir el uso de algunos tipos de plásticos, entre muchas otras medidas). Por lo tanto, si bien la situación es grave, queremos creer que podemos cambiar el rumbo y es el camino que todos deberíamos apoyar.

Por nuestra parte, como expertos en el campo de la cocina y la alimentación, nos centramos en la Cocina sin plásticos: tema que consideramos muy importante no sólo por el problema medioambiental de los plásticos, sino también porque al manipular los alimentos usando utensilios de plástico transmitimos muy fácilmente la toxicidad de los plásticos a la comida.

Hay un largo camino por recorrer, pero no nos queda más remedio que empezar a andarlo para resolver en lo posible el daño que ya se ha causado y buscar alternativas para el futuro de nuestros hijos y de nuestro planeta.

Recursos

  • https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX:52018DC0035
  • http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/BRIE/2017/603940/EPRS_BRI(2017)603940_EN.pdf
  • https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX:52018DC0028
  • http://www.europarl.europa.eu/doceo/document/A-8-2018-0262_ES.html?redirect
  • https://es.greenpeace.org/es/trabajamos-en/consumismo/plasticos/como-llega-el-plastico-a-los-oceanos-y-que-sucede-entonces/
  • https://en.wikipedia.org/wiki/Plastic_recycling
  • https://en.wikipedia.org/wiki/Resin_identification_code
  • https://www.huffpost.com/entry/bioplastics-and-the-truth_b_8954844?guccounter=1
  • https://www.foodpackagingforum.org/es/envasado-de-alimentos-y-salud/bioplasticos
  • https://www.foodpackagingforum.org/es/envasado-de-alimentos-y-salud/bioplasticos
<< Cocina sin plásticos

4 comentarios en “¿Son los plásticos reciclables, biodegradables o compostables?

  1. Buenas tardes,
    En primer lugar enhorabuena por el buen trabajo y tema tratado. Es un tema muy de actualidad y que genera muchas confusiones ya que aún no estamos del todo acostumbrados a los nuevos cambios en los plásticos y las medidas que se están tomando para afrontar la problemática actual de plásticos.
    Trabajo en el sector y quería puntualizar algunos detalles que, seguramente de buena fe, no son del todo correctos.

    1. Como bien dices, todos los plásticos pueden ser ‘en teoría’ biodegradables por su naturaleza química. Pero en cuántos años? Es decir, en la práctica un plástico no se biodegradará hasta dentro de muchos años y emitirá al medio ambiente residuos no deseados.

    2. Los bioplásticos en sus inicios hará unos años sí que se hablaba que son derivados de materias vegetales. Hoy en día este concepto está obsoleto. Se diferencias dos tipos de bioplásticos:
    2.1 Bioplásticos biobasados: es decir de origen vegetal como puede ser máiz, patata son los más generales. Son a lo que se refiere en el artículo
    2.2 Bioplásticos compostables: son plásticos bio que están diseñados para no generar residuos. Se llevan a una planta de compostaje (o la propia compostera de tu jardín) y el plástico de biodegrada de forma natural en compost. Si estos bioplásticos acaban en el medio ambiente, se degradarán tardando más tiempo de los pocos meses establecido por ley en una planta de residuos pero SI que se biodegradan.
    2.3 Plásticos bio-com: son los mejores porque son de origen vegetal y al mismo tiempo compostables. No generan microplásticos. Se convierten en compost tanto en planta de compostaje como compostera de jardín (según el tipo) y si acabasen en el medio ambiente, les costaría más pero sí se descomponen. No como el plástico convencional.

    En resumen, estoy de acuerdo con el artículo que la mejor opción son los plásticos biocompostables (a la vez de origen vegetal y compostables). Pueden ser de dos tipos: compostables industrial (en planta de compostaje) o compostables doméstico (que también se descompondrían en tu jardín). Para diferencial, en la bolsa o el artículo que sea, el bioplástico lleva un logo que pone OK COMPOST (industrial) o HOME COMPOST (doméstico de jardín).
    En España es cierto que vamos retrasados respecto a otros países como Francia o Italia pero ya estamos comercializando biocompostables en muchos productos con el objetivo de reducir residuos, minimizar huella de carbono.

    Confío que pronto tendremos en nuestros supermercados, centros comerciales y nuestra vida cotidiana más plásticos biocompostables para afrontar la problemático actual del plástico.

    Saludos,
    Víctor.

    1. Hola Víctor,

      Muchas gracias por su ilustrativo comentario. No hemos encontrado plásticos compostables a nuestro alcance, nos gustaría poder disponer de ellos y hacer nosotros mismos la prueba. ¿Sabe cómo podríamos conseguirlos? Desde luego nos parece la única opción válida y nos gustaría poder apoyarlos.

      Saludos!

  2. Excelente material y trabajo. Como empresaria ambiental argentina y mamá agradezco trabajar con tal seriedad en la difusión y puesta en practica de este material.
    bendiciones! seguimos trabajando y sumando consciencia en los hábitos cotidianos para tener y dejar un mundo sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *