¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Posos en los vinos naturales

Cuando consumimos vinos naturales podemos sorprendernos por su sabor, un punto de acidez o astringencia o porque que encontramos en la botella más posos de los que estamos acostumbrados a ver en los demás vinos.  En muchos países europeos no se extrañan de estas características, puesto que la cultura de los vinos naturales está bien desarrollada y saben apreciar sus cualidades y comprender sus peculiaridades. Pero en nuestro país, a pesar de que España es el segundo país productor de vino a nivel mundial, no hemos aprendido a valorar el vino natural, de sólo uva y sin manipulaciones.  Por lo tanto, cuando nuestros clientes consumen los vinos de Barranco Oscuro en ocasiones se sorprenden por la cantidad de posos, ya que comparada con los vinos clarificados y filtrados es mucho mayor.

 

Vinos Barranco Oscuro, sólo vinos naturales
Vinos Barranco Oscuro, sólo vinos naturales

La mayoría de los vinos naturales van haciendo un sedimento con el paso del tiempo, debido a la solidificación y sedimentación de los polifenoles.  Este proceso puede evitarse recurriendo a manipulaciones tecnológicas de polimerización o de microoxigenación que en Barranco Oscuro no se realizan, para preservar los procesos de maduración naturales y auténticos de los vinos naturales.

Recomendación de servicio de los vinos naturales

Cuando vamos a consumir un vino natural, especialmente tinto, que es el vino con mayor contenido en polifenoles, no debemos agitar ni mover la botella bruscamente, ya que los polifenoles se vuelven a diluir en el vino: no se integran pero el vino queda turbio.

Lo ideal es tener la botella de pie durante algunas horas antes de consumir el vino, abrirlo y decantarlo en cualquier recipiente con cuidado, sin que haga borbotones.

Si no vamos a consumir todo el vino, se puede enjuagar la botella y volver a echar el vino en ella para guardarlo.

Decantador Rubellum para vino

Diferentes tipos de sedimentos o posos en los vinos

Dependiendo del vino hay otros tipos de sedimentos, siendo los taninos los más típicos en vinos tintos con algunos años.

En vinos blancos se pueden ver una especie de cristales, que provienen del ácido tartárico del vino. También existen procesos en bodega para evitar esto: se hacen tratamientos de frío llegando a casi congelar el vino. En nuestra opinión, igual que con lo taninos, acelerar estos procesos en el vino es desprotegerlos de sustancias naturales que son beneficiosas para el vino y que su carencia obliga a añadir sulfuroso y/u otros conservantes.

En los vinos tintos estos cristales suelen estar mezclados con taninos. Precisamente, la alta acidez permite que el vino mantenga buen color. Con el paso del tiempo el vino pierde acidez y por tanto esa capacidad de fijar polifenoles y así van decayendo.

Puede haber un sedimento que viene directamente del fondo de la cuba si se embotella el vino directo de la cuba sin ningún tipo de filtro, ni siquiera uno ligero. Este poso en realidad no es vino, son las lías (tradicionalmente madres) y es a causa de este tipo de poso que la gente tiene una imagen negativa.

También puede ocurrir que en el vino se encuentre una especie de “bolas” o “nubes”, como posos que están flotando. Esto es debido a quiebras de distinto tipo, normalmente quiebras proteicas. Suele venir por algún desequilibrio del vino o por embotellar demasiado pronto.

Referencias:

http://urbinavinos.blogspot.com/2011/07/estabilizacion-tartarica.html
http://foro.e-nologia.com/thread-25234.html
http://foro.e-nologia.com/thread-37168.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *