¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Todos comemos plásticos

Contenedor de basura rebosante de plásticos y otra basura
Plásticos: un problema más allá de ser basura “inofensiva”

Plásticos, grave problema global

Desde los años 60 los plásticos han invadido nuestras vidas. Se manejan cifras escalofriantes: la producción de 8300 MILLONES  de toneladas de plásticos vírgenes desde los inicios, siendo el grave problema la cantidad de residuos que generan: 6300 toneladas desde 2015, de las cuales solo el 9% se ha reciclado, el 12% se ha incinerado y el 79% está en vertederos, en el mar o en entornos naturales. Si seguimos con este ritmo, se estima que en 2050 habrá en el mar un peso mayor de plásticos que de peces.

Los plásticos suponen un importante problema para nuestra salud y la de todos los ecosistemas. Porque todos comemos plástico, seres humanos y animales. Y tenemos microplásticos y moléculas plásticas en nuestro organismo.

Estas son las cifras de generación de plásticos y de residuos en la UE (como vemos, los envases y plásticos desechables son la mayor parte del problema y sobre lo que la UE ya está actuando, como veremos más abajo):

 

PLASTICOS Y RESIDUOS en la UE
Datos de https://eur-lex.europa.eu/

Plásticos y problemas de salud

Todos los seres vivos de este planeta estamos afectados de una u otra forma por los plásticos. Vamos a analizar qué suponen los plásticos que vemos y los que no vemos, tanto a nivel físico como a nivel químico.

Consecuencias de los plásticos y microplásticos a nivel físico

Físicamente, los plásticos son un problema para los animales, bien por quedar atrapados entre residuos plásticos o porque los ingieren. Nos referimos a los plásticos que todos podemos ver: las bolsas, las anillas que sujetan las latas de refrescos, envases… en definitiva cualquier producto de plástico, entero o roto. El problema de los plásticos nos ha escandalizado especialmente por su repercusión en los océanos, al ver imágenes de animales atrapados en plásticos o que han muerto por haberlos ingerido, o al saber de la mancha de basura del Pacífico, de 1,6 millones de kilómetros cuadrados y unas 79.000 toneladas de residuos plásticos… una barbaridad que apenas podemos concebir. Pues bien, se estima que más del 94% del plástico que llega al mar está en el fondo marino, ya sean plásticos o microplásticos. Por lo tanto, lo que no vemos es inmensamente más catastrófico que lo que vemos.

Es decir, que además de esos evidentes plásticos a nuestra vista, hay otros plásticos difíciles de ver y no por ello menos preocupantes.  Se habla de la cifra de 51.000 millones de partículas microplásticas en el mar (también hay microplásticos en la tierra, por supuesto).  Los microplásticos son trocitos o partículas plásticas menores de 5 mm de tamaño, de los que hay diferentes tipos:

  • Microfibras: provienen del lavado de la ropa sintética. Suponen aproximadamente el 35% de los microplásticos.
  • Microperlas o microesferas o microbeans: minibolitas de plástico contenidas en detergentes, pastillas de lavavajillas, pastas de dientes, exfoliantes, cremas faciales. Estados Unidos e Inglaterra ya han prohibido el uso de microesferas de plástico debido a los graves problemas que han ocasionado.
  • Microfragmentos: provienen de la degradación de los objetos de plástico. El plástico se va rompiendo en trocitos cada vez más pequeños, hasta que se convierte en trozos diminutos que se encuentran flotando en las aguas o depositados en el fondo del mar, en el suelo, en acuíferos.
  • Otros microplásticos: se producen microplásticos debido a la abrasión de los neumáticos al conducir, al desprenderse partículas de las pinturas de casas, barcos o líneas de las carreteras. Los microplásticos procedente del desgaste de las ruedas representan el 28% de los microplásticos: los neumáticos están hechos de diversos productos químicos, entre ellos diversos tipos de plástico. La abrasión al circular produce un desgaste, es decir el desprendimiento de partículas o minúsculos trocitos de material, que cuando llueve van a parar al mar, ríos, acuíferos.

Los microplásticos pasan los tamices de retención de residuos domésticos de las depuradoras y resisten los tratamientos químicos. Se han encontrado en todos los mares y océanos del planeta, en el agua potable (tanto embotellada como del grifo), también en otras bebidas y en la sal.  Y por supuesto en el pescado, ya que el plancton, larvas, cefalópodos, crustáceos, etc. comen microplásticos, que pasan a la cadena trófica desde la base. Y se estima que mueren más de 100 millones de animales marinos al año, a causa de los plásticos.  Hay lugares donde la gran cantidad de microplásticos llega a enturbiar las aguas, con lo que dificultan que el agua tenga la temperatura y luminosidad necesaria para la fauna y vegetación. Como vemos, el problema de los microplásticos alcanza muchas dimensiones.

Es decir, tanto nosotros como los animales de todo el planeta COMEMOS PLÁSTICO. Se encuentra en nuestro interior, en nuestras orinas y heces y en nuestros intestinos. Si el plástico fuera un material inerte, podríamos estar más o menos “tranquilos” de llevarlo dentro de nosotros. Pero no, no es inerte, ya que libera sustancias químicas.

Cepillo de dientes con pasta de dientes con microplásticos
Los microplásticos se encuentran en multitud de productos de uso diario

Consecuencias de los plásticos a nivel químico

Efectivamente, el plástico no es un material inerte: el plástico libera moléculas que lo componen, como por ejemplo (por citar algunas conocidas por todos y reconocidos disruptores hormonales) el bisfenol A y los ftalatos. Y en su composición puede contener cientos de sustancias diferentes, no naturales.

Por otra parte, para agravar la situación, los plásticos atraen otras moléculas tóxicas, como hidrocarburos y metales pesados, los cuales concentran a modo de esponjas (esto ocurre por ejemplo, con los plásticos que se encuentran en el mar). Es decir, sin ningún ánimo alarmista, el plástico es un verdadero tóxico, activo y peligroso.

Y aunque no se suele tener en cuenta, se emiten millones de toneladas de dióxido de carbono para la producción de los plásticos. De nuevo, los problemas químicos asociados a los plásticos tienen también muchas dimensiones.

¿Cómo llegan las moléculas de plástico a nuestro organismo?

Llegan por diferentes vías y todas relacionadas con la alimentación:

  • Ingesta de microplásticos, vehiculizados por agua, pescado, sal, bebidas…
  • Ingesta de alimentos o bebidas que han estado en contacto con plástico: por ejemplo, las moléculas plásticas de los envases se transfieren a los alimentos, como en el caso del agua embotellada o cualquier alimento envasado en plástico (especialmente alimentos jugosos, cortados, cocinados). Cuanto mayor es el tiempo de exposición del alimento al contacto con el plástico, mayor es la transferencia de las moléculas plásticas.
  • Ingesta de alimentos que se han calentado o cocinado en contacto con plásticos o que estando calientes han entrado en contacto con plásticos: el calor aumenta la liberación de moléculas y además, si el alimento contiene grasas, se incrementa aún más la transferencia del plástico al alimento. Es la razón por la que no se debe calentar comida en recipientes de plástico y hay que evitar completamente el uso de plástico en biberones, platos, vasos, pajitas y en definitiva, cualquier utensilio que entre en contacto con alimentos calientes.

¿Por qué los plásticos son un problema dentro de nuestro organismo?

Las moléculas plásticas actúan como disruptores hormonales dentro de nuestro organismo. Se trata de un efecto alarmante y realmente grave: la estructura de estas moléculas se parece tanto a las hormonas femeninas, que dentro de nuestro cuerpo (tanto de hombres como mujeres y también en animales machos y hembras) actúan como si fueran hormonas femeninas, ocupando su lugar. Este hecho está implicado en los cada vez más frecuentes desórdenes hormonales que sufrimos:  desmasculinización, problemas de fertilidad, enfermedades hormonales, enfermedades autoinmunes, problemas de tiroides, ovarios, testículos, cánceres hormonodependientes.

Además, los plásticos pueden contener cientos de sustancias químicas de las que tenemos que decir que hay poca transparencia: ni se sabe concretamente qué contiene cada plástico ni tenemos información sobre cómo nos puede afectar cada sustancia.  Además, otro efecto desconocido es la sinergia entre moléculas y su comportamiento dentro de la complejidad del organismo. Y en cuanto a las dosis de seguridad no tenemos nada claro que sean realmente seguras. Como podemos observar, son muchos los factores implicados y no controlados. Es por ello que siempre recomendamos el principio de prudencia y la evitación de los plásticos en la cocina, especialmente en alimentos calientes o que se van a mantener en plástico durante períodos de tiempo prolongado.

Ante este panorama, recordamos a Félix Rodríguez de la Fuente, que como un visionario nos hablaba como civilización basura que nos hemos convertido y nos advertía:

Resolución europea contra los plásticos

Hasta dónde habrá llegado el problema de la contaminación medioambiental por plásticos, que la Unión Europea ha aprobado una resolución histórica, que regula el uso y fabricación de plásticos con prohibiciones especialmente sobre los plásticos de un solo uso que tienen alternativas en otros materiales. Esta resolución no ha concluido sus trámites, pero esto es lo que se aplicará:

  • Prohibición para 2021 de: cubiertos de plástico (tenedores, cuchillos, cucharas y palillos), platos de plástico, pajitas de plastico, bastoncitos de algodón hechos de plástico, palos de plástico para globos, envases de plástico oxodegradable y vasos de poliestireno expandido.
  • Aplicación reforzada del principio de que quien contamina paga, en particular para el tabaco, a través de la introducción de la responsabilidad extendida del productor (EPR).
  • Régimen EPR para los artes de pesca para garantizar que los fabricantes y no los pescadores, asuman los costos de recolección de redes perdidas en el mar.
  • Objetivo de recogida del 90% para botellas de plástico para 2029.
  • Objetivo de reciclado del 25% de botellas de plástico para 2025 y 30% para 2030.
  • Etiquetado obligatorio del impacto ambiental negativo de los cigarrillos con filtros de plástico tirados en la calle, así como de otros productos como vasos de plástico, toallitas húmedas y compresas sanitarias.

Después de este panorama, en el cual todos estamos implicados y tenemos nuestra parcela de responsabilidad, nos quedan muchas dudas por aclarar. ¿Son los plásticos reciclables realmente? ¿Se llegan a degradar? ¿Podemos compostar los llamados plásticos bio? ¿Qué podemos hacer por nuestra parte? ¿Cómo alimentarnos evitando plásticos? ¿Es posible una cocina libre de plásticos?. Iremos analizando todas estas cuestiones en próximos posts, para poner nuestro granito de arena en la comprensión y posibles soluciones de este complejo problema que desgraciadamente nos afecta a todos, actualmente y a las generaciones futuras.

Fuentes

  • https://advances.sciencemag.org/content/3/7/e1700782
  • https://www.europarl.europa.eu/news/es/press-room/20181219IPR22301/parliament-and-council-agree-drastic-cuts-to-plastic-pollution-of-environment
  • https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/comunicados/la-primera-directiva-europea-para-frenar-la-contaminacion-por-plasticos-aprueba-medidas-sin-precedentes-aunque-deja-fuera-los-objetivos-de-reduccion/
  • https://eur-lex.europa.eu/resource.html?uri=cellar:2df5d1d2-fac7-11e7-b8f5-01aa75ed71a1.0023.02/DOC_1&format=PDF
Cocina sin plásticos >>

5 comentarios en “Todos comemos plásticos

  1. Buenos días,
    Después de leer este artículo realmente me doy cuenta de la cantidad de plástico que hemos estado ingiriendo durante años, es absolutamente espeluznante. Me gustaría saber vuestra opinión acerca de los utensilios de silicona, como los de la marca Lekue, que se utilizan para cocinar alimentos.
    Muchas gracias.
    Aurora Grau

    1. Hola Aurora,

      Hay diversas calidades de silicona y diferencias en su flexibilidad, duración y precio. La calidad superior es la denominada “silicona platino” por su estabilidad, durabilidad y flexibilidad. La silicona platino es estable e inerte, no reacciona al estar en contacto con los alimentos y resiste temperaturas desde la congelación al horneado. Asimismo cuando elegimos un utensilio de silicona, debemos asegurarnos de que los colorantes que contiene no son tóxicos. Todas estas garantías nos la ofrecen los productos que tenemos en conasi de Lurch, Lékue, Stasher y Silikomart.

      Salud!

  2. Hay que ayudar con el reciclado de plásticos de botellas y bolsas urgente!!! Pongan algún valor de reciclado a envases para retornarlos y dejen que los carenciados los junten y solucionemos dos problemas de una vez. Así la gente pobre tendrá dinero de emergencia y se juntaran los plásticos en tiempo récord!!!

Responder a Alejandro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *