¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

“Todos somos capaces del cambio” – Gabriela, de Amor y Apio

Hay dos etapas de la vida que la alimentación requiere especial atención y que pueden preocuparnos cuando queremos llevar una alimentación realmente sana: infancia y embarazo. Por esta razón queremos crear una sección con una colaboradora especialista en ambos temas. Gabriela Hernández es una de las pioneras en España sobre alimentación crudivegana y además, la experiencia de sus dos recientes embarazos la convierten en toda una experta. Quizás la conozcáis de las ferias de Biocultura, por trabajar junto a Ana Moreno, o bien de sus propias páginas web que os recomendamos: Vida en tu Comida sobre alimentación crudivegana y Amor y apio, alimentación para embarazadas y niños.

Conasi: Gabriela, eres profesora de Cocina Vegetariana en la escuela de Ana Moreno y llevas años impartiendo formación en alimentación consciente. ¿Por qué te iniciaste en la asesoría nutricional y cómo fue el proceso? ¿Has tenido un Coach para guiarte en algún momento?

gabriela-amor-y-apio
Gabriela, fundadora de Vida en tu comida y Amor y apio

Gabriela: Me hice vegetariana a los 21 años por temas de búsqueda espiritual, vivía en Francia y adopté un vegetarianismo de “comida basura”: pasta blanca, quesos a tope y productos procesados para vegetarianos. Aunque estaba contenta por el cambio a nivel moral y espiritual no me sentía en óptima salud. Tenía muchos problemas de mucosidad y estaba siempre con gripes. Un día, ya viviendo en Madrid, me recomendaron un libro de la familia Boutenko y fue leerlo y algo hizo “click” en mi cabeza. Esa misma semana regalé sartenes y ollas, cubrí la vitrocerámica (solía ser muy radical ;-)) y compré todo tipo de maquinaria e utensilios de la cocina cruda. Hoy en día poder comprar todo esto en Conasi es un lujo, ¡en esa época no era tan fácil hacerte con utensilios del mundo crudivegano y me costó!

Fue tal el cambio a nivel salud y energía que experimenté al llevar una dieta crudivegana que sentí que quería compartirlo con el mundo. Tuve la suerte que a David, mi pareja, le gustara también y montamos www.vidaentucomida.com para ofrecer cursos. Diseñamos los cursos que a nosotros nos hubiera gustado que existieran cuando comenzamos. Fuimos a USA y UK para asistir a cursos, leímos todos los libros publicados sobre el tema y fuimos probando recetas.

Nunca tuve un Coach en concreto, (¡no había!) pero sí compañeros del camino como Javier Medvedovsky y mi pareja David O’Reilly de los cuales aprendí mucho.

C: Estás especializada en talleres para embarazadas y niños, ¿por qué te decidiste por este sector?

G: ¡Por necesidad propia!

Me embaracé y me di cuenta que no había información acerca de la alimentación vegetariana alta en crudos para el embarazo. Busqué y busqué y me sentí muy frustrada. Había parrafitos por aquí y por allí en diversos libros pero ningún curso o libro que te guiara de forma seria. Dediqué mi primer embarazo a la investigación. Y durante mi segundo embarazo, “gesté” el Programa de Alimentación Sana para Embarazo y Posparto.

Me di cuenta que quería ayudar a madres como yo, madres que querían alimentar de forma muy sana a sus hijos, que valoraran la alimentación ecológica, que se atrevieran a apostar por una alimentación diferente.

Conforme mis hijos fueron creciendo, me adentré más en el tema de la alimentación infantil y aquí sigo…

C: Suele ser muy difícil cambiar la alimentación ¿tienes alguna recomendación o sugerencia para quien sienta que debe hacer un cambio y no sabe si será capaz?

G: Que vaya despacito. Lo primero que le sugeriría es que pruebe hacer batidos verdes (¡ricos!) y que incorpore sólo este hábito en su dieta.

El error que más veo en las mujeres que me contactan para asesoría nutricional es que quieren hacer todo “perfecto” y de la noche a la mañana cambiar la dieta. El ir despacio, integrando poco a poco alimentos, hace que los cambios sean duraderos.

Todos somos capaces del cambio, la gente que no se siente capaz es porque está tomando un “bocado” demasiado grande, es decir, quiere cambiar demasiadas cosas a la vez. Esto, además de incrementar la probabilidad de que el cambio no perdure en el tiempo (para la mayoría de la gente), general “bagaje emocional” que tarde o temprano saldrá y habrá que lidiar con él.

C: ¿Cómo es tu alimentación? ¿Y la de tus hijos? ¿Consideras que una alimentación vegetariana y/o vegana satisface todas las necesidades nutricionales de los niños?

G: Hoy en día, somos una familia flexivegetariana. La base de nuestra alimentación es una mezcla entre el crudiveganismo y el Ayurveda y ocasionalmente tomamos productos animales. Yo fui vegetariana/vegana durante 10 años, mi marido durante 6 años y mis hijos el mayor hasta los 3,5 años y el pequeño hasta los 12 meses.

Sí, una alimentación vegetariana o vegana bien planteada puede cubrir todas las necesidades nutricionales de los niños. Hoy en día contamos con todos los recursos y herramientas para que una persona, en cualquier etapa de desarrollo, pueda elegir no comer ningún producto animal.

El tema (y esto no les gusta leerlo a muchas personas) es que en el caso de los niños, la cuestión es si el niño está comiendo o no, los alimentos que le permitan estar equilibrado nutricionalmente.

Es decir, un adulto vegano sabe que tomando batidos verdes, legumbres, granos, frutos secos, algún producto de soja como el tempeh, etc. estarán cubiertas sus necesidades de proteína. Pero un niño, puede llegarle el momento en el que rechace alimentos en los cuales se basaba su alimentación.

¿Qué hacer entonces para cubrir sus necesidades nutricionales? Esta es una de las consultas más habituales a las que atiendo a madres en las sesiones de asesoría nutricional. Y, hay muchas soluciones pero hay que considerar varios factores y en algunos casos estar dispuestos a flexibilizar.

Mis hijos estaban en plena salud siendo vegetarianos, fuertes, creciendo, motrizmente en desarrollo etc. Les gustaban y les siguen gustando los batidos verdes, ensaladas, potajes, cremas, cereales, legumbres y ¡hasta las alcachofas al vapor!

La decisión como familia de incluir productos animales fue tomada desde otro sitio, no el nutricional.

C: ¿Cuáles son las alternativas a disposición para ofrecerles una alimentación equilibrada?

gabriela-vida-en-tu-comida
Gabriela con uno de los platos de sus cursos

G: Hay varias soluciones, con sus inconvenientes respectivos. Hay familias que eligen que no se queden a comer los niños y de esta forma evitar la situación del todo. Otras familias logran justificar alguna intolerancia o convencer a la Dirección para que los niños tomen un menú vegetariano o vegano. Y otras familias se resignan a que los niños toman el menú del colegio y se encargan de que en casa la comida sea sana y equilibrada.

Creo que las madres que deseamos que nuestros hijos crezcan comiendo comida “de verdad” tenemos un reto y la clave está en el equilibrio. Un niño con una madre que se preocupa porque coma muy sano, recibe en la vida cotidiana muchos “no”. Es muy triste que como sociedad hemos aceptado que los niños beban coca cola en un cumpleaños de 3 años o que llamemos merienda a paquetitos de galletas repletas de azúcar, grasas hidrogenadas, colorantes y conservantes. Y estos niños recibirán muchos “no” y hay que saber hacerlo para no perjudicar emocionalmente al niño en nombre de su salud. Por eso, una madre o padre debe “elegir sus batallas”, es decir, en cada etapa del niño podrá tener diferentes recursos para lidiar con las situaciones cotidianas que irán desde, evitar del todo una situación (como llevar a tu hijo de año y medio a un cumpleaños “basura”) hasta flexibilizar y establecer como ocasional algo que no te gusta para tu hijo (como el que tu hija de 5 años coma esta tarta de de supermercado de Frozen llena de colorantes, químicos, azúcar, etc. en el cumpleaños de su prima).

C: También estás preparando un taller sobre alimentación y fertilidad, ¿Cuál es tu opinión sobre el origen de los múltiples problemas de infertilidad tanto masculina como femenina de la sociedad actual? ¿crees que hay una relación directa con la alimentación?

G: Sería estar ciego afirmar que el deterioro en la calidad de los alimentos que consumimos no ha tenido un efecto en nuestra fertilidad. No digo que sea el único factor, a la mala nutrición y el consumo de productos procesados hay que sumarle el frenético estilo de vida, la contaminación medioambiental, electromagnética etc, etc, pero está claro que la alimentación es un gran factor.

Mi compañera Virginia Ruipérez, creadora de un método de fertildad naturista, tiene en su consulta un porcentaje altísimo de éxito en embarazos y su principal herramienta es cambiar la alimentación.

C: El consumo de leche de vaca en niños es un tema que suscita bastante polémica, ¿cuál es tu opinión al respecto?

G: Contestaré a esta pregunta poniendo de ejemplo a mi familia. Ninguno de mis dos hijos ha tomado leche de vaca, nunca. Y están fuertes y grandes. Comenzaron a tomar algún yogur ecológico sobre los dos años, cuando se los daban en el menú de la guardería. Y ahora de vez en cuando hago yogures en casa pero su consumo de lácteos es bajísimo. No es verdad que los niños necesiten leche para crecer, para el calcio… Lo que si hay que tener en cuenta es darles una alimentación equilibrada.

Los niños, cuando dejan de ser lactantes (ya sea leche materna o biberón) no necesitan seguir tomando ningún tipo de leche. Las leches de frutos secos o leches vegetales pueden ser un elemento más dentro de su dieta variada.

C: Cuando una mujer no puede amamantar a su bebé y tampoco quiere darle leche de vaca, ¿qué alternativa le recomendarías?

G: Existen varias alternativas. La más sana seguida de tomar leche de su madre, sería tomar leche de un banco de leche materna. Este tema es interesante y por alguna razón algo tabú aquí en España. En países como Inglaterra es bastante común que una madre que no puede dar el pecho y no quiere que su bebé tome leche de fórmula.

La siguiente opción sería una leche de inicio ecológica, ya sea de cabra como Nanny Care o la de vaca como la de Holle (hay varias marcas eco).

El uso de leche de fórmula a base de soja es controversial y personalmente no la recomiendo.

C: ¿Qué importancia tienen para ti los materiales que están en contacto con los alimentos?

G: Mucha, intento usar plástico lo menos posible pero intento no obsesionarme porque tampoco es bueno. Soy fan de vuestros productos de KleanKanteen como las botellas, fiambreras y los biberones, de las botellas de vidrio, de los productos de papel If You Care y está en mi lista de deseos ese lindo hervidor de agua de cristal

C: ¿Qué temas vas a aportar a nuestros seguidores a través de nuestro blog?

G: Me encantaría saber los temas que les preocupan a vuestros lectores, tal vez si dejan algunas preguntas en los comentarios las puedo ir abordando en los artículos. Principalmente os hablaré de temas de alimentación para el embarazo y para los niños.

C: Para conocerte un poquito más:

  • Tu plato favorito: ¡Qué pregunta más difícil, con lo que me gusta comer… elegir sólo uno, imposible! Si tuviera que elegir, creo que casi cualquier plato de la comida Ayurvédica gana mi corazón.
  • ¿Te gusta viajar? Antes, en mi etapa pre-hijos me encantaba, ahora la verdad es que lo evito, me he vuelto muy hogareña.
  • Recomiéndanos algún libro: Te recomiendo dos, uno, en mi punto de vista, el mejor libro en castellano acerca de la alimentación crudivegana: “Espiritual Chef” de Javier Medvedovsky, este libro es una joya. Y para las madres, sobre todo en posparto o con niños pequeños: “Lo que hacen las madres: sobre todo cuando parece que no hacen nada”, de Naomi Stadlen
  • ¿Tus hobbies? ¿Hobbies? Tengo dos hijos menores de 5 años… de hobbies poco! 😉 Cuando encuentro un ratito, la lectura y aprender siguen siendo mis hobbies preferidos.
  • Un paisaje: La montaña, olor a pino, hojas que crujen
  • Animal favorito: ¿Creerás que no soy de animales? Me encanta ver caballos corriendo en libertad…
  • Película favorita: Corazón Valiente
  • Un deseo: Que los seres humanos lleguemos a tratarnos unos a otros con amor y que algún día logre sentir constantemente que “soy suficiente y hago suficiente”.
  • Un mensaje para nuestros lectores: La vida no es blanco o negro, hay tantos colores como formas de hacer las cosas. Que se atrevan a pintar su vida con sus propios colores y que dejen que otros hagan lo mismo.

 

2 comentarios en ““Todos somos capaces del cambio” – Gabriela, de Amor y Apio

  1. El lunes 7 de diciembre hice el pago por transferencia para comprar el libro de dulces navideños y no he recibido el libro, ni tengo señales de nada ni de nadie. He escrito en la página Vida en tu comida, pero tampoco me responde nadie. Le podríais decir a Gabriela que me diga algo, por favor? El número de pedido es Pedido #8345, llegó en un correo junto con las instrucciones de pago. Gracias

  2. Hola Begoña,
    Ahora reviso tu pedido y te envió el libro x mail. Seguramente tienes en tu Spam los correos con los enlaces para descargar el libro.
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.