⭐ PROMOCIÓN DÍAS SIN IVA ⭐ NO PAGUES EL IVA EN +1.000 PRODUCTOS DE LA COCINA DE CONASI PROMOCIÓN DIAS SIN IVA ¡IR A LA TIENDA!

Café y salud – Dra. Odile Fernández

El café es una bebida saludable: descubre por qué.

Café y salud, tema controvertido

La relación entre café y salud es muy controvertida, siendo el café una de las bebidas más consumidas en el mundo: un 80 % de los adultos españoles consume café a diario. Abundan los mensajes contradictorios en relación con su consumo, hay quien lo ama y quien lo odia.

Hace unos años se relegó al café al reino de las bebidas más tóxicas y aún hoy, muchos «coach» lo siguen desaconsejando, quizás fruto de estudios anteriores que mostraban que el café podría ser perjudicial. En estos estudios no se había ajustado la mortalidad con diferentes variables de confusión, como el consumo de tabaco o alcohol asociado. Es (o más bien era) habitual consumir tabaco junto al café y parece que ese hecho hacía que algunos estudios encontrasen relación entre el consumo de café y una mayor mortalidad. Otro hecho frecuente en el consumo de café es acompañarlo de algún tipo de bollería o pastelería, leche, azúcar o licor y esta sería otra variable de confusión, que en los nuevos estudios ya ha sido ajustada.

Se ha demostrado que el café ejerce varios efectos, positivos y algunos negativos, sobre la salud humana. Vamos a analizar sus efectos sobre la salud, pero primero hablemos sobre qué es el café.

De dónde viene el café

El café viene de un árbol de hoja perenne que produce frutos rojos similares a las cerezas. El árbol que da el café se denomina cafeto y es originario de la provincia de Kaffa en las tierras altas de Abisinia, actual Etiopía, en donde crece de forma silvestre.

Dentro del fruto hay dos granos verdes. Estos granos de café se secan y tuestan y dan lugar al café que todos conocemos. El grano de café, al ser recogido de su planta, tiene un color verde y casi ningún aroma. Cuando se somete al proceso de tostado es cuando sus propiedades se alteran hasta obtener ese color oscuro que todos conocemos y todas sus características de sabor y aroma. Actualmente se cultiva en varias zonas, destacando Colombia, México, Perú, América Central y Etiopía.

Moléculas saludables del café

El café es una mezcla compleja de más de 1000 compuestos bioactivos, algunos con efectos antioxidantes y potencialmente terapéuticos, otros antiinflamatorios, antifibróticos o con efectos anticancerígenos.

La cafeína es el principal componente activo de la planta, pero no es el único. El café tiene al menos 30 compuestos con carácter antioxidante, potencialmente beneficiosos y que están altamente concentrados en la semilla del café.

Una taza normal de café regular contiene entre 60 y 130 mg de cafeína. La cafeína es un estimulante que puede ayudar con el estado de alerta y puede mejorar el rendimiento deportivo, sin embargo el exceso puede causar nerviosismo e irritabilidad.

Además de la cafeína, los compuestos activos del café incluyen polifenoles como el ácido clorogénico, los diterpenos, el cafestol y el kahweol.

El café contiene varios compuestos fenólicos, el más importante el ácido clorogénico, con beneficios antioxidantes similares a los encontrados en las frutas y verduras y que pueden mejorar el metabolismo de la glucosa (azúcar).

La cantidad de compuestos activos en una taza de café depende del tipo de variedad usada, el grado de tostado y el método de preparación que incluye el molido del café y el tipo de preparación en casa. El nivel de antioxidantes va disminuyendo según el nivel de tostado del café.

En el café descafeinado, aunque la cantidad de cafeína es más baja, los fitoquímicos protectores están presentes, lo que implica que cuando se hablan de los efectos beneficiosos del café se incluye también su versión descafeinada.

café y salud: aprende sus beneficios
El cafeto se cultiva entre el Trópico de Cáncer y el de Capricornio.

Beneficios del café para la salud

Según la ciencia, el café puede mejorar la salud:

  • Enfermedad de Parkinson: en un estudio de más de un millón de personas, el consumo de cafeína se asoció con un menor riesgo de enfermedad de Parkinson en los hombres (pero no en las mujeres).
  • Salud del corazón: el consumo moderado de café reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y otras condiciones inflamatorias, sobre todo cuando se consume filtrado.
  • Protección para el hígado: en un estudio de más de 125.000 personas, se observó  que una taza de café al día reducen el riesgo de cirrosis alcohólica en un veinte por ciento. ¡Cuatro tazas al día redujeron el riesgo en un 80%! También disminuye el riesgo de padecer cáncer de hígado.
  • Pérdida de la memoria: un estudio realizado en hombres de edad avanzada mostró que aquellos que bebían 3 tazas de café al día tenían menos pérdida de memoria que los que no lo hacían. En otro estudio de la Universidad de Arizona, observando una población de edad avanzada, los investigadores encontraron que los bebedores de café descafeinado tuvieron una disminución en el rendimiento de la memoria a medida que el día avanzaba, pero este no fue el caso en los bebedores de café con cafeína.
  • Diabetes tipo 2: un estudio de 11 años con mujeres encontró que las que consumían café (especialmente descafeinado) tenían menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Una revisión de quince estudios sobre el café y la diabetes tipo 2, publicado en The Journal of the American Medical Association, encontró que las personas que bebían regularmente café tenían menor riesgo de diabetes.
  • Cáncer de mama, próstata, colon, endometrio e hígado: el consumo de 1-3 tazas al día de café puede reducir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.
  • La conclusión a la que llega un estudio de 2017  publicado en Annual Review of Nutrition en el que se estudia la relación entre el consumo de café y  diversos marcadores de salud, es que el café es una bebida buena para la salud
  • Estudios recientes nos dicen que consumir 3 tazas de café al día puede reducir el riesgo de mortalidad prematura, cáncer y diabetes tipo 2.

Consumo de café y cáncer

El consumo de café reduce la incidencia total de cáncer y los estudios sugieren una asociación inversa directa con algún tipo concreto de cáncer. El café protege frente al cáncer. Hay evidencia probada de que disminuye el riesgo de cáncer de endometrio, colon, próstata y especialmente hígado.  El café disminuye el cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas, no así en mujeres pre menopaúsicas, cuando se consume más de una taza al día.

Un estudio español ha confirmado el efecto beneficioso del café sobre el cáncer de mama. En él participaron 10.812 mujeres. Las participantes proporcionaron información sobre sus hábitos de vida, ejercicio físico, historial médico y frecuencia de consumo de 136 alimentos, entre los que se incluía el café. Además, actualizaron periódicamente su estado de salud, donde se incluía el estado pre o postmenopáusico y el historial familiar de cáncer de mama. Estas mujeres, libres de la enfermedad al inicio del estudio, fueron evaluadas cada dos años durante una media de 10 años, tiempo en el que se confirmaron 101 casos nuevos de cáncer de mama. Se dividieron al inicio en dos grupos: aquéllas que consumían más de una taza de café al día y aquéllas que consumían una taza o menos. Los resultados de esta investigación no han encontrado una asociación entre el consumo de café y el riesgo de cáncer de mama a nivel global. Sin embargo, encontraron que el consumo de más de una taza de café al día se asocia a un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas.

En un estudio recién publicado con 1171 pacientes con cáncer de colon avanzado (estadio III-IV) se observó que la ingesta de café se asocia a una mejoría de la supervivencia a largo plazo:

  • 1 taza de café al día mejora la supervivencia un 7%.
  • 2-3 tazas al día mejoran la supervivencia un 18%.
  • 4 tazas de café al día mejoran la supervivencia un 36%.

Se encontró beneficios positivos tanto en el café descafeinado como con el café con cafeína.
Los compuestos del café aumentan la motilidad intestinal lo que disminuye el tiempo que las sustancias cancerígenas permanecen en el intestino.

Café y salud
Numerosos estudios avalan los efectos beneficiosos del café para la salud.

Consumo de café y salud

Más allá del terreno oncológico, un informe europeo constata que la ingesta de café reduce el riesgo de síndrome metabólico, una agrupación de diferentes factores de riesgo o alteraciones (hipertensión, glucosa y triglicéridos elevados, colesterol «bueno» bajo y exceso de grasa alrededor de la cintura), que aumenta la probabilidad de padecer diabetes o enfermedad cardiovascular asociada.

Un trabajo español del CIBEROBN (Centro de Investigación Biomédica en Red. Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición) encontró una mayor longevidad asociada al consumo de café tras estudiar a un total de 20.000 voluntarios, graduados universitarios de toda España, durante una media de 10 años.

El café, además es un gran aliado para la salud renal. Los autores de una investigación británica publicada en el American Journal of Kidney Diseases encontraron una reducción del 16% en el riesgo de enfermedad renal crónica (ERC) por cada taza adicional de café en los 227.666 participantes del estudio, así como una mejor tasa estimada de filtración glomerular (TFGe). Otro informe reciente, publicado en ‘Coffee&Health’, del Instituto Científico de Información del Café, asegura que la cafeína puede ser una gran aliada en la lucha contra las condiciones degenerativas como el Alzhéimer o el Párkinson. Así lo constata un ensayo publicado en ‘Nutrients’, en el que afirman que el café puede ayudar en la prevención de las enfermedades neurodegenerativas.

Efectos negativos del café

Café torrefacto y riesgo de aumento de cáncer de pulmón

El consumo de dos o más tazas de café o de té al día puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, según una investigación realizada por un equipo internacional de científicos y recientemente publicada. Los autores realizaron una evaluación de 17 estudios diferentes realizados en Estados Unidos y Asia, en los que se relacionaba la ingesta de las dos bebidas con el cáncer de pulmón. Las investigaciones analizadas se basaban tanto en personas que no fumaban como en fumadores diagnosticados con esa enfermedad.

Como el consumo de café y de té está estrechamente relacionado con los hábitos de los fumadores, los estudios previos podían haber arrojado resultados poco consistentes. En investigaciones anteriores no se distinguió qué fue lo que provocó el desarrollo del cáncer de pulmón, si el tabaco o las dos bebidas.

En la evaluación se detectó que las personas que no fumaban, pero bebían dos o más tazas de café al día tenían un 41 % más de probabilidades de desarrollar la enfermedad, en comparación con aquéllos que no tomaban esa bebida. Del mismo modo, las personas no fumadoras que consumían dos o más tazas de té diarias tenían un 37 % más de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón que los que no bebían té.

El riesgo era similar para todas las edades y razas y para todo tipo de café. De hecho, el café descafeinado llevaba asociado un 15 % más de probabilidades de provocar la enfermedad que el café con cafeína. En este sentido, los autores del nuevo trabajo sugieren que no es la cafeína la detonante del cáncer de pulmón, sino algo en el proceso de tostado del café lo que impulsa el vínculo entre la bebida y el riesgo de sufrir esa enfermedad. Por eso, es importante elegir la variedad y la forma de tostado correcta. No consumiremos café torrefacto ni mezcla.

Café y riesgo de fracturas

En un estudio publicado en British Medical Journal se encontró que el alto consumo de café (más de 4 tazas al día) se asocian con un mayor riesgo de fracturas en las mujeres con previo riesgo de fractura, pero no se observó esta relación en hombres.

Café e insomnio

Si tienes problemas para dormir, es mejor que no consumas ni café ni té.

El modo de preparación y el tipo de grano de café determinan los beneficios de la bebida.

En el siguiente post vamos a investigar cómo preparar el café para aprovechar sus virtudes terapéuticas, evitando fácilmente los inconvenientes que el café puede llevar asociado.

Preguntas frecuentes sobre café y salud

¿Es seguro el consumo de café?

En principio sí, siempre y cuando sea café de tueste natural. Solo se debe limitar su consumo en embarazadas (1 ó 2 tazas al día o mejor descafeinado) y por supuesto si tienes problemas de insomnio.

¿Qué contiene el café?

El café es una mezcla compleja de más de 1000 compuestos bioactivos, algunos con efectos antioxidantes y potencialmente terapéuticos, otros antiinflamatorios, antifibróticos o con efectos anticancerígenos.

¿Qué contraindicaciones tiene tomar café?

Según la evidencia científica, se ha demostrado que consumir más de 4 tazas al día se asocia mayor riesgo de fracturas en mujeres con riesgo y que el café torrefacto aumenta el riesgo de cáncer de pulmón. También está contraindicado en personas con insomnio.

¿Tomar café aumenta los niveles de colesterol?

El café filtrado con filtro de papel hace retiene el cafestol y el kahweol, polifenoles responsables del aumento de los niveles de colesterol en sangre.

Referencias bibliográficas

Cómo preparar el café más saludable – Dra. Odile Fernández >>

Odile Fernández - Publicaciones
Médico de familia postgrado en medicina prevenitiva y salud pública. Autora de la web y blog Mis Recetas Anticáncer. Divulgadora científica.
[yuzo_related]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *