¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Conasi-Consejo: Cenas ligeras

dietas detox
Recomendamos cenas ligeras y suaves, que nos reconforten y a menudo nos calienten

Tips para preparar cenas detox

Crear el habito tomar cenas ligeras y sencillas nos permitirá no sobrecargar el hígado y facilitar todas las gestiones nocturnas de reparación, regeneración y detoxificación

Por la noche nuestro organismo se prepara para el descanso nocturno, una fase de reparación que nos permite regenerar todo el organismo.  Por lo tanto, es conveniente acompañar ese momento de recogimiento e invitar a nuestro organismo al reposo con moderación y alimentos de fácil digestión.

La cena nos condiciona y determina:

  • La calidad de nuestro descanso.
  • La capacidad detoxificante de nuestro hígado y demás sistemas depurativos y de regeneración.
  • La energía vital con la que nos levantaremos al día siguiente.
  • A la larga nos condicionan la salud en general de nuestro organismo. Si nos sobrecargamos noche tras noche y no descansamos bien, impedimos una correcta función de limpieza y regeneración celular.

Recomendamos cenas ligeras y suaves, que nos reconforten y a menudo nos calienten, con combinaciones simples de pocos ingredientes, sobre todo muy digestivas y evitando al máximo alimentos densos, grasos y procesados. El consejo primordial y más importante es la hora de la cena, que debe ser una hora temprana, tres horas antes de acostarnos y antes de que se ponga el sol, preferiblemente. De no ser posible, aumentaremos la calidad y cantidad de la merienda y solo tomaremos algo muy liviano como una crema o una sopa de verduras por la noche.

Consejos para preparar cenas ligeras y depurativas

  • No elaborar mezclas complejas, cenar combinaciones sencillas y de pocos ingredientes.
  • Evitar los lácteos y la proteína animal de difícil digestión como los embutidos o las carnes.

Combinaciones adecuadas

Combinar los alimentos adecuadamente favorece la adecuada digestión y absorción de nutrientes. Nuestra recomendación para las cenas ligeras es:

  • Verduras + una pequeña porción de legumbres.
  • Verduras + una pequeña porción de proteína animal.
  • Verduras + una pequeña porción de cereal integral.
  • Verduras + una pequeña porción de pasta de cereal integral.
  • Verduras + proteína vegetal como el tofu o el tempeh.
  • Sopas de verduras + miso + opcionalmente un poco de proteína o cereal.
  • Ensaladas ligeras con verduras estacionales y verduras prensadas (ensalada prensada).

Combinaciones o alimentos no adecuados

  • Proteína animal + lácteos.
  • Lácteos + pan.
  • Proteína animal + pan.
  • Carnes o embutidos en general.
  • Pescados muy grasos.
  • Grandes cantidades de cereal, de legumbres o de ambos.
  • Cereal + proteína animal.
  • Ensalada + queso y/o frutos secos.

Cocciones más adecuadas para la noche

Las cocciones saludables, adaptadas a las cenas ligeras y según la temporada son:

  • En primavera/verano: salteados cortos, cremas frescas, vapor, escaldados, fermentados rápidos, sopas rápidas, macerados y crudos.
  • En otoño/invierno: salteados largos, estofados, cremas calientes, sopas de cocción más larga, frituras de vez en cuando, vapor, fermentados largos.
  • No comer grandes cantidades de alimentos crudos, tienden a crear una digestión dificultosa por la noche y a crear hinchazón y retenciones de líquidos. Es interesante tomar las verduras en forma de pickles rápidos, al vapor, salteadas, maceradas o escldadas.
  • Si tomamos legumbres de noche, es preferible que sea en forma de patés vegetales con alguna especia digestiva como el comino o el laurel y bien cocidas con alga kombu, de esta forma serán más digestivas. También podemos tomar cremas o patés de lenteja roja que es muy ligera y digestiva.
  • Tomar un mínimo de dos días a la semana un caldo depurativo para cenar. Esto nos permitirá descansar mejor y depurarnos de una forma más eficaz. Nos levantaremos con más energía y resplandecientes.
  • Comer pequeñas dosis de alimentos fermentados durante la cena. El chucrut o los pickles de cualquier verdura nos van a ayudar a realizar la digestión y a ir a dormir más ligeros.
  • No tomar habitualmente lácteos, ni alimentos fríos como el alcohol, las bebidas carbonatadas o los helados. Por la noche, nos debilitan, nos enfrían y apagan el fuego digestivo.
  • No cenar fruta, la fruta nos enfría y debilita por la noche. Es preferible tomarla por la mañana o al medio día, que es cuando nuestro organismo absorbe mejor todas las vitaminas frescas y cuando puede utilizar todo los hidratos de la fruta durante su trabajo diario. Por la noche el exceso de frutas y alimentos dulces tiende a acumularse en forma de grasas y a producir fermentaciones.
  • Mejor ir a comer fuera que ir a cenar fuera, cenar fuera y tarde suele ser un castigo más que un premio para el organismo.

Alimentos con un efecto relajante

  • Verduras dulces: cebolla, calabaza, boniato, chirivía, nabo, zanahoria.
  • Pasta de cereal integral.
  • Sopas o caldos suaves de verduras.
  • Estofados de verduras.
  • Cereales integrales bien masticados y combinados con pocos ingredientes.
  • Cremas de verduras.
  • Alimentos con consistencias cremosa.
  • Infusiones relajantes.
  • Hojas verdes escaldadas o al vapor.

La cena nos prepara para el descanso, por lo que necesitamos un alimento que nos relaje y nos prepare para un buen descanso nocturno.

¡Salud para todos!

Productos que te pueden interesar para hacer cenas ligeras:

Un comentario en “Conasi-Consejo: Cenas ligeras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.