⭐ #CONASICUMPLE15 ⭐ APROVECHA EL 15% DESCUENTO EN COSMÉTICA ECOLÓGICA DE AMAPOLA BIOCOSMETICS + SORTEO 15% DESCUENTO + SORTEO ¡VER PROMO!

Pañales desechables, ¿cuáles son los mejores?

Pañales desechables. Tomando decisiones informadas

Cuando somos padres una de las primeras cosas que nos planteamos es qué pañal usaremos con nuestro bebé.

Tenemos varias opciones:

  • Pañales desechables: son pañales de un solo uso. Están fabricados habitualmente con celulosa y plástico y cuentan con un superabsorbente que retiene los fluidos. Suelen ser la opción elegida por la mayoría de padres por su comodidad. En este post nos vamos a centrar en analizar este tipo de pañales,  con especial atención a los pañales ecológicos, ya que dentro de los pañales desechables encontramos los convencionales y los pañales desechables ecológicos.
  • Pañales de tela: son lavables y reutilizables. Se fabrican en algodón y son la opción más respetuosa con el medioambiente.
  • Practicar la Higiene Natural Infantil, Método sin pañal o “windelfrei”: consiste en responder las necesidades naturales de eliminación «pipi y caca» de los bebés. Es un método que consiste en observar las reacciones del bebé a fin de detectar los signos que indican que desea hacer sus necesidades. Normalmente, el objetivo es evitar total o parcialmente el uso de pañales.
tipos-de-pañales
Diferentes tipos de pañales

Existen multitud de marcas con atractivos envoltorios y colores, pero no todos son iguales ni mucho menos. Muchos de los desechables contienen sustancias tóxicas que pueden afectar a la salud de nuestros bebés a corto y largo plazo.

Elegir un pañal ecológico o libre de tóxicos no es tarea fácil. En un pañal desechable a la venta en cualquier supermercado vamos a encontrar multitud de sustancias tóxicas con las que nuestros bebés van a estar en contacto las 24 horas del día durante más de 2 años, por eso nuestra elección debe ser muy cuidadosa. En este post voy a intentar contaros qué sustancias vais a encontrar en un pañal, cuáles son tóxicas y cuáles inocuas e intentaré daros las opciones más saludables.

pañales desechables

La piel absorbe todos los tóxicos con los que estamos en contacto. Cuando le ponemos un pañal a un niño vamos a tapar la zona con ese material y durante horas estará en contacto con su piel y si el pañal no transpira bien, pueden proliferar hongos y bacterias en la zona debido a la humedad y generar la llamada dermatitis del pañal. Si el pañal contiene sustancias tóxicas, éstas en mayor o menor medida atravesarán la piel y se depositarán en el organismo del niño.

Como madre concienciada con el medio ambiente y que procura minimizar la exposición a tóxicos de sus hijos, el tema de los pañales es un tema que me preocupa y he pasado un tiempo buscando un pañal que contenga el mínimo de sustancias tóxicas posible y sea respetuoso con el medio ambiente. Lo ideal sería usar pañales de tela con algodón orgánico, son los que menos impacto medioambiental generan y los que menos químicos contienen, pero no a todas las familias les atrae esta opción.

Este post voy a tratar de daros la máxima información posible para que después vosotros toméis decisiones informadas. Vamos a analizar dos tipos de pañales: los desechables convencionales y los pañales ecológicos.

¿Cuál es la composición de un pañal?

Todos sabemos que es un pañal, pero… ¿de qué está compuesto?

1- Parte exterior o capa externa

En la mayoría de desechables en esta capa se usa un polietileno (plástico) microporoso que retiene el pipí y la caquita y permite traspirar la piel, aunque varía mucho la transpirabilidad de un pañal a otro dependiendo de la calidad del polietileno utilizado.   En algunas marcas de pañales ecológicos esta cubierta está fabricada con almidón de maíz, pero en la mayoría de pañales eco es polietileno.  No todos los pañales transpiran igual. Si la transpiración no es buena se generará más humedad en la zona y habrá más riesgo de dermatitis.  Para saber si un pañal transpira o no tenemos la prueba del olor. Si el bebé hace caquita y rápidamente percibimos el olor es porque el pañal deja pasar el aire y por tanto transpira bien.

2. Cubierta intermedia absorbente

Está compuesta por celulosa y superabsorbente.

2.1. Celulosa

La celulosa se obtiene de la pulpa de madera y es el principal componente del pañal (más del 60% del peso del pañal). Los primeros pañales contenían gran cantidad de celulosa pero al incorporarse un superabsorbente la cantidad de celulosa que contienen se ha reducido considerablemente. Gracias al superabsorbente el grosor del pañal también se ha reducido.

La celulosa es un recurso renovable. Puede provenir de bosques gestionados con un desarrollo sostenible o no. El proceso al que se somete la celulosa también es importante, puede ser tratada con cloro y otros productos químicos que pueden ser tóxicos como veremos más adelante. Lo ideal sería encontrar un pañal con el sello FSC (Forest Stewarship Council) que nos certifica que la madera de la que proviene la celulosa es de bosques sostenibles. Además lo adecuado sería que nos garantizaran que la celulosa no ha sido tratada con cloro y otros tóxicos. Para saber si la celulosa está 100% libre de cloro deben haber usado el método Totally Chlorine Free (TFC). Muchos pañales afirman no haber usado cloro en el proceso de tratamiento del cloro, ya que actualmente no se emplea cloro elemental, sino dióxido de cloro. Pero el dióxido de cloro genera dioxinas que pueden ser tóxicas para el bebé.

2.2. Absorbente

El absorbente utilizado en la mayoría de pañales se denomina SAP o poliacrilato de sodio. Es un polímero superabsorbente que tiene la capacidad de retener hasta 500 veces su peso en agua. Se está usando en la composición de pañales desde los años 80. Son cristales diminutos que se encuentran en la parte central del pañal y que en contacto con los líquidos los absorben manteniendo el culito del bebé seco.

SAP
Aspecto del poliacrilato de sodio (SAP)
Aunque se supone que el poliacrilato de sodio debe permanecer en el centro del pañal, algunas veces se filtra a través del forro, dejando pequeños cristales transparentes en la piel del bebé. Esto suele ocurrir cuando el pañal está muy lleno.
Actualmente se utiliza en todos los pañales comerciales en mayor o menor medida. Existía una marca que no lo contenía “Tushies”, pero han dejado de comercializarlos.

¿Es seguro el SAP?

El SAP que se usa a día de hoy es un derivado del petróleo entorno al que hay muchas controversias. En la actualidad las autoridades y fabricantes de pañales tanto ecológicos como convencionales afirman que es seguro para la salud. Existen algunos estudios en ratones y en trabajadores expuestos a SAP que apuntan que la inhalación prolongada de este producto puede producir síntomas respiratorios, pero parecen artículos poco consistentes.

En el pasado se relacionó el Sindrome del Shock Tóxico con el SAP contenido en los tampones, pero los investigadores creen que la causa no es el SAP en sí. Los investigadores creen que el uso prolongado de tampones con SAP es un caldo de cultivo para las bacterias que causan este síndrome.

En la actualidad varias empresas han manifestado su intención de crear un SAP biodegradable obtenido a partir del mundo vegetal de manera similar a como se fabrican las bolsas de basura reciclables a base de almidón de patata o maíz. En la actualidad el SAP usado en la mayoría de pañales es un derivado del petróleo.

En el blog de Bambo Nature podemos encontrar una revisión sobre los estudios disponibles sobre la seguridad de SAP.

Yo aplicaría el principio de precaución. Y pondría su seguridad en cuarentena, pues al ser una sustancia de reciente aparición aún no hay estudios que nos garanticen su inocuidad a largo plazo. ¡No olvidemos que es un derivado del petróleo! Si los fabricantes están buscando sintetizar un superabsorbente no derivado del petróleo por algo será, ¿no? Sólo si usamos pañales de tela nos aseguramos que nuestro bebé no se expondrá a esta sustancia.

¿Qué podemos hacer? Cambiar con frecuencia el pañal de nuestro bebé para impedir que esas bolitas de SAP pasen a estar en contacto con la piel del bebé. Buscar marcas que utilicen la menor cantidad de SAP posible, como es el caso de Naty. Los pañales ecológicos suelen usar menos cantidad de SAP que los convencionales.

3. Cubierta interior

Es la que está en contacto con la piel del bebé. Suele ser un plástico tipo polipropileno que impide que la capa de intermedia donde está la celulosa y el absorbente se pongan en contacto con la piel del bebé. Es una capa muy fina, casi transparente que si está intacta impide que el SAP pase a estar en contacto con la piel. En algunos pañales ecológicos desechables en vez de plástico se usa almidón de maíz compostable.

 

pañales-bebe
Pañales desechables bebé

¿Qué sustancias tóxicas podemos encontrar en un pañal?

  1. Plástico, que al fin y al cabo, es un derivado del petróleo. Al analizar este plástico habrá que asegurarse de si contiene o no ftalatos y bisfenol A, ambas sustancias tóxicas presentes en muchos plásticos.
  2. Poliacrilato de sodio o superabsorbente (SAP): falta más investigación sobre su seguridad.
  3. Cloro y Dioxinas: la celulosa de la mayoría de pañales se blanquea con cloro. El cloro emite pequeñas trazas de unas moléculas muy toxicas llamadas dioxinas durante el proceso de blanqueo. Las dioxinas son partículas cancerígenas que perturban el sistema hormonal e inmunitario. El término “dioxina” reagrupa más de 200 moléculas cloradas, de las cuales 17 tienen una toxicidad alta y reconocida. La piel absorbe estas moléculas y se concentran en las células grasas donde se acumulan durante más de 30 años y pueden provocar cáncer a largo plazo. La IARC y la OMS reconocen el carácter cancerígeno a largo plazo de las dioxinas. Se ha observado que la presencia de dioxinas en animales implica un desequilibrio hormonal, una disminución del sistema inmunitario, problemas en la fertilidad y del desarrollo neurológico.
    Si la celulosa utilizada en la fabricación del pañal ha sido tratada con agua oxigenada en vez de cloro, éstos no contendrán dioxinas. Para ello debemos asegurarnos que el fabricante usa el método Totally Chlorine Free (TFC) que garantiza la ausencia total de dioxinas. La inmensa mayoría de las marcas (incluidas las más conocidas) utilizan una tecnología de fabricación que sigue empleando cloro (método Elemental Chlorine Free – en el que no se emplea cloro elemental, pero si dióxido de cloro que produce dioxinas).
  4. Se encuentra también benzol, y el TRIBUTILESTAÑO (TBT) el cual según un estudio de Greenpeace Alemania, en los seres humanos puede provocar cáncer y trastornos graves del sistema nervioso. Es un compuesto tóxico de acción permanente que se concentra en los organismos vivos alterando su equilibrio hormonal y su sistema inmunitario. Por su alto poder pesticida y biácido es una sustancia que se utiliza como pintura anti incrustante en los cascos de los barcos, buques, puertos… ya que impide que se adhirieran algas y otros organismos vivos sobre ellos y es la causa de que el sexo de los moluscos gallegos haya cambiado(²).
  5. Perfumes, fragancias y lociones: los perfumes y fragancias sintéticas se usan en muchos pañales para enmascarar el olor. En muchas ocasiones los fabricantes no declaran estos ingredientes y pueden ser muy irritantes para la piel del bebé. Se han relacionado los perfumes con dermatitis del pañal y problemas respiratorios como asma.
  6. Tintes y colorantes: podemos encontrar tinta y colorantes en el dibujo en la capa exterior del pañal, en la línea adhesiva, en el indicador de humedad, en los elásticos, etc. Estos tintes se han relacionado con irritaciones en la piel. Siempre que un pañal use tinta debe certificar que ésta no contiene metales pesados(³).
  7. Ftalatos. Bisfenol A: los ftalatos se utilizan para ablandar los plásticos y algunos pañales los utilizan en su capa externa e interna. Los ftalatos son disruptores endocrinos y se han relacionado con cáncer de mama(4) y ovario(5). El bisfenol A es otro disruptor endocrino relacionado con tumores hormonodependientes.

Con todo este cóctel tóxico y plástico no es de sorprender que desde los años 50, cuando aún se utilizaban pañales de tela, en contraste con los años 90, cuando los pañales desechables pasaron a dominar el mercado de productos para bebés hubo un alarmante aumento del 7% al 78% de dermatitis de pañal.

Impacto medioambiental de un pañal

Los pañales tradicionales tardan de 300 a 400 años en descomponerse. El 85% de los padres desconoce el efecto nocivo para el medio ambiente de los pañales de sus hijos y no son conscientes de que en los pañales de sus hijos hay derivados del petróleo.

Un bebé español gasta una media de 6 pañales diarios, lo que supone que utiliza 5.400 pañales a lo largo de sus 30 primeros meses de vida (tiempo estimado que un bebé usa los pañales). Esto significa más de una tonelada de residuos durante estos dos años y medio. Si tuviéramos en cuenta la cantidad de residuos generados por todos los bebés españoles se calcular que generarían más de 900.000 toneladas de residuos anuales, o lo que es equivalente a llenar un estadio de fútbol dos veces con pañales sucios.

Existen pañales biodegradables fabricados con un alto porcentaje de materiales reciclables, éstos tardan en degradarse de 3 a 7 años. Pero ojo, no existen ningún pañal 100% biodegradable, pues os recuerdo que todos contienen SAP que es un derivado del petróleo no degradable (Más información en ¿Son los plásticos reciclables, biodegradables o compostables?).

Pero, ¿qué significa biodegradable?

Los materiales biodegradables son aquéllos que se descomponen de forma natural con el tiempo debido a la acción de las bacterias, los hongos y otros organismos vivos. En un tiempo, si se encuentran en un entorno natural, estos materiales se descompondrán en partículas más pequeñas.

Pero “biodegradable” no significa que el impacto medio ambiental es menor ya que la producción de polímeros “biodegradables” cuesta más energía que la que proviene del petróleo y por otra parte que sea “biodegradable” significa que se descompone naturalmente al aire libre y al sol. Si un pañal “biodegradable” ha sido tirado a la basura perdemos todo el beneficio de su “biodegradabilidad” pues en la mayoría de las ciudades del mundo, la basura es o bien incinerada o bien enterrada.

Así que lo más importante no es si el pañal es o no biodegradable, sino el uso de recursos naturales y energías renovables en la fabricación del pañal. Para este fin existen diversos certificados que debemos buscar en el pañal y más tarde analizaremos.

¿Cómo elegir un pañal desechable? ¿Cuáles son las características que debe cumplir para minimizar el número de tóxicos al que estarán expuestos nuestros hijos?

bebé-con-pañal
Bebé con pañal

Nuestra elección a la hora de elegir un pañal desechable debe basarse en estas características:

  • Libre de perfumes, lociones y cremas
  • Sin ftalatos ni bisfenol A
  • Sin TBT
  • Sin PVC
  • Sin formaldehido
  • Sin tintes ni colorantes que contengan metales pesados
  • Uso de recursos naturales y energía renovables
  • Libre de SAP ¿?

 

¿Hay certificados que indiquen si un pañal es más o menos saludable?

En la actualidad existen varias etiquetas que pueden orientarnos sobre la idoneidad de un pañal:

  • La etiqueta «NORDIC SWAN o NORDIC ECOLABEL» asegura que el proceso de fabricación del pañal es respetuoso con el medio ambiente. En este certificado está establecido un límite de basura generada en la fabricación de los pañales. Para obtener el certificado en la elaboración del pañal deben utilizarse un mínimo de materias primas renovables
  • Sello FSC (Forest Stewardship Council): este sello nos garantiza que la celulosa utilizada en el pañal proviene de bosques gestionados de manera sostenible y que no ha recibido tratamientos químicos agresivos.
  • Certificado Naturemade Star: indica que el producto ha sido elaborado con electricidad de origen renovable certificada.
  • My climate garantiza que la Emisión de CO2 ha sido certificada y controlada.

La mayoría de marcas convencionales que encontramos en el mercado contienen dioxinas, perfumes y/o lociones y tintes, ftalatos, PVC, TBT… son poco biodegradables y no usan ni recursos naturales ni energías renovables. No voy a mencionar marcas concretas, pero os digo que son todas las marcas que encontráis en cualquier supermercado tradicional y farmacia. La mayoría de estos pañales además no suelen declarar los ingredientes que contienen. Ante todo los usuarios deberíamos exigir transparencia y un correcto etiquetado para así saber qué estamos comprando.

Criterios para elegir un pañal desechable

A la hora de elegir un pañal, deberíamos tener en cuenta 4 criterios importantes:

  1. Impacto medioambiental. Buscaremos los pañales más respetuosos con el medio ambiente que utilicen un alto % de materiales biodegradables, que usen materiales naturales y recursos renovables.
  2. Efecto sobre la salud. Buscaremos un pañal que no utilice sustancias tóxicas o nocivas para nuestro bebé. El fabricante del pañal debería asegurarnos que no utiliza ninguna de las sustancias incluidas como extremadamente preocupantes: SVHC (REACH Article 33(2))
  3. Absorción. Para que nos satisfaga el pañal debe ser bastante absorbente, esto no exime de que cambiemos con regularidad el pañal del bebé.
  4. Confort y ajuste. El pañal debe ser cómodo, no producir rozaduras y debe ajustarse bien a la anatomía del bebé para evitar “fugas”.

Pañales ecológicos desechables, ¿todos son iguales? Elección

Dentro de los denominados “Pañales Ecológicos” sólo algunos cumplen con todos los requisitos (o casi todos, porque contienen SAP y la mayoría contienen algún tipo de plásticos). Dentro de los desechables convencionales ninguno cumple los requisitos como hemos comentado antes.

Entre las marcas ecológicas, mi elección final han sido los pañales ecológicos Natty, son los que más se aproximan al pañal ideal porque:

  • Estos pañales ecológicos utilizan una mínima cantidad de SAP.
  • Usan el método Totally Chlorine Free para tratar la celulosa.
  • Barrera antifugas hecha con film de maíz no manipulado genéticamente.
  • Celulosa procedente de bosques sostenibles certificados FSC.
  • No contienen ningún tipo de plástico derivado del petróleo, esto es una gran ventaja. La capa externa está fabricada con almidón de maíz no modificado genéticamente y celulosa. La capa interior está fabricada con materiales comportables naturales no derivados del petróleo.
  • No utiliza perfumes.
  • No utiliza ftalatos, formaldehído, PVC, sustancias para evitar olores (como TBT –tributilestaño-, MBT ni DBT) ni cualquier otro producto químico tóxico.
  • Los colores utilizados están libres de metales pesados u otras sustancias perjudiciales.
  • Buena puntuación en el test Dermatest. Por eso el índice de Dermatitis del pañal es menor con estos pañales y han sido avalados para niños con Asma y Alergia.
  • Buen grado de absorción.
  • Los pañales ecológicos Naty están certificados por la Asociación Sueca de Asma y Alergias.
pañales-infantiles-naty
Pañales ecológicos Naty

Notas

    • (²) McGregor DB,  Partensky C, Wilbourn J, et Rice JM. An IARC evaluation of polychlorinated dibenzo-p-dioxins and polychlorinated dibenzofurans as risk factors in human carcinogenesis. Environ Health Perspect. 1998 Apr; 106(Suppl 2): 755–760.
    • (³) Alberta L1, Sweeney SM, Wiss K. Diaper Dye Dermatitis. Pediatrics. 2005 Sep;116(3):e450-2.
    • (4) Hsieh TH, et al. Phthalates induce proliferation and invasiveness of estrogen receptor-negative breast cancer through the AhR/HDAC6/c-Myc signaling path- way. FASEB J. 2012 Feb;26(2):778-87.
    • (5) Park MA, et al. Cell growth of BG-1 ovarian cancer cells is promoted by di-n- butyl phthalate and hexabromocyclododecane via upregulation of the cyclin D and cyclin-dependent kinase-4 genes. Mol Med Report. 2012 Mar;5(3):761-6.

 

2 comentarios en “Pañales desechables, ¿cuáles son los mejores?

  1. Muy buen post! Es realmente importante conocer todos los tipos de pañales para saber comprar. Desconocía muchas cosas de las que se explican aquí y creo que es de vital lectura para todos los futuros papis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *