¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Factores para el bienestar durante el posparto. La importancia de la alimentación.

El posparto es una etapa muy importante tanto para la mujer como para el bebé. Tras la intensidad del parto, el cuerpo se encuentra débil y con la necesidad de reparar sus tejidos. El sistema digestivo se ve afectado significativamente y hay muchos cambios ocurriendo a nivel físico y emocional en la madre.

Madre con su bebé
El bienestar de la madre y el bebé dependen mutuamente uno del otro

El bienestar del bebé dependerá en gran parte del bienestar de la madre. La madre necesita estar nutrida y fuerte pero en este momento, aunque muchas veces sea imperceptible, es tan delicada como su bebé. Las seis semanas tras el parto juegan un papel importante en la recuperación de la madre. El bienestar del bebé y de la mami dependen en gran medida de cómo se viva el posparto inmediato y de cómo se recupere la madre.

En nuestra cultura occidental no se suele dar relevancia a este periodo. Por lo general se espera que una madre esté “como si nada” después de dar a luz, lista para recibir invitados y hasta poner un aperitivo. Prestamos mucha atención al embarazo y al parto y se nos olvida ahondar en prepararnos para el posparto. ¿Alguna vez has visto un grupo de preparación al posparto anunciado por ahí? ¿a que no?… ¡pues debería haberlo! La mayoría de las futuras madres ni se les ocurre que haría falta que, además de hacer una preparación para el parto, hicieran una preparación para el posparto.

En otras culturas orientales como en la India, el periodo del posparto es visto como un momento sagrado, donde se debe poner máxima atención a la recuperación de la madre para el bienestar conjunto de mamá-bebé.

Factores para el bienestar en el posparto

Según el ayurveda (medicina tradicional de la India), los factores para el bienestar en el postarto consisten a grandes rasgos en:

  • Dar masajes con aceites templados tanto a la madre como al bebé.
  • Baños calientes y aplicación de calor (a través de baños calientes y botellas de agua o sacos de semillas calientes).
  • Una alimentación basada en alimentos muy digestivos, calientes, oleosos y nutritivos.
  • Suplementación herbal
  • Bebidas calientes
  • Dar lactancia materna
  • El descanso
  • Apoyo de la familia y amor

Aunque todos estos factores son importantes, el pilar de la alimentación es fundamental y me centraré hoy en hablar de éste – la alimentación posparto. Daré un toque práctico para adaptar la sabiduría que nos comparten estas culturas que saben dar a la alimentación posparto la importancia que tiene para la salud de la mamá y el bebé.

Por lo general se encuentran libros e información acerca de cómo alimentarnos en el embarazo pero poco se encuentra acerca de cómo alimentarnos durante el posparto. La alimentación y la nutrición de la madre son vitales en este periodo. ¿Cómo se puede nutrir a un bebé desde la desnutrición? ¡Únicamente a costa de la madre!.

El Ayurveda y la Medicina China nos indican que durante mínimo 90 días la alimentación debe basarse en alimentos:

  • Calientes o templados: los caldos, cremas, sopas, los potajes con tubérculos y/o cereales son ideales. Si fueran de legumbres mejor pasarlos un poco con la batidora de mano. Tomar sopa de miso o añadirlo a nuestros caldos o potajes ayudará tanto a aportar minerales como probióticos. Si se toman productos animales, optar por caldos de pollo o pescado.
  • Oleosos: semillas, frutos secos, tahini y otras mantecas de frutos secos, aceite de lino, ghee, aguacate, etc.

Buscamos preparar alimentos que sean fáciles de digerir. Para ayudar al máximo a recuperar la capacidad digestiva de la mujer tras el parto, es recomendable:

  • Usar especias digestivas al cocinar como: comino, curry, hinojo, cardamomo, clavo o jengibre (únicamente las que ya estuviera acostumbrada la madre).
  • Suplementar con probióticos (usar el mismo suplemento durante 3 meses).
  • Beber infusiones digestivas. Un ejemplo de una bebida ideal para el posparto es infusión de semillas de hinojo y semillas de fenogreco. Se hierve media cucharadita de cada durante 10 minutos, se guarda en un termo y se bebe durante el día.
  • Tomar infusiones de jengibre o añadir jengibre fresco al cocinar.

Y dependiendo del clima y de la constitución de la mujer, podemos complementar esta alimentación caliente y digestiva, en mayor o menor medida, con una joya nutricional de la alimentación crudivegana – los batidos verdes posparto. Estos se pueden hacer templados e incluso calientitos y son una bomba nutricional.

Los batidos verdes del posparto idealmente tendrán principalmente: frutas dulces + apio o kale + elemento oleoso + especie digestiva + agua templada.

Añadir leches vegetales templadas (de almendra por ejemplo) hechas en casa a los batidos o tomarlas entre horas aportará ácido grasos esenciales y otros nutrientes como minerales.

En conclusión la comida del posparto será templada – caliente / líquida, densa nutricionalmente, haciendo énfasis en grasas buenas, y especiada, para hacerla digestiva (según la costumbre de la madre).

Tenemos suerte, pues nada más fácil que hacer (o pedir que traigan las visitas) que una buena olla de un caldo o potaje para tirar de él un par de días y congelar el resto para esos momentos de adaptación donde no alcanzas a entender cómo un ser tan hermoso y pequeñito puede necesitar todo tu tiempo y energía 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.