⭐ TODO PARA UNA COCINA SANA, NATURAL Y LIBRE DE TÓXICOS ⭐ TODO PARA UNA COCINA SANA ¡IR A LA TIENDA!

Receta de pan sin gluten, con masa madre sin gluten

Receta de pan sin gluten con masa madre sin gluten, paso a paso
Aprende la receta del pan sin gluten perfecto: usando además masa madre sin gluten.

Nos estamos convirtiendo en unos expertos en masa madre, con la novedad de que también estamos aprendiendo la importancia de la masa madre sin gluten y la forma de elaborarla en casa paso a paso. Una vez aprendido qué ingredientes usar, llega el momento de ponernos manos a la obra y hacer la receta de pan sin gluten, usando masa madre sin gluten ¡el pan sin gluten ideal!

Receta de pan sin gluten, con masa madre sin gluten

Paso 1 (lo haremos antes de acostarnos)

  • En un bol, ponemos 1 cucharada de la masa madre sin gluten que habíamos preparado y que la teníamos guardada en el frigorífico. El resto de masa madre que nos sobra, no lo vamos a utilizar más. Por ello, se lo podemos regalar a alguien. 
  • En el bol, añadiremos también 20 g de harina de quinoa, 40 g de harina de avena y 20 g de harina de trigo sarraceno. Añadiremos 80 ml de agua a temperatura ambiente.
  • Mezclamos todo, tapamos el bol y lo dejamos en un lugar cálido durante toda la noche. Si tenemos la fermentadora con control de temperatura, lo introduciremos en ella y pondremos una temperatura de 25 ºC. Lo tendremos ahí durante toda la noche.

Paso 2 (por la mañana, a las 8-9 h)

  • Veremos que nuestra masa está fermentada y que cuando la tocamos con una cuchara comprobamos que ha adquirido una consistencia tipo mousse y ha aumentado ligeramente su tamaño.
  • En este punto, añadiremos 100 g de harina de trigo sarraceno y 80 g de harina de quinoa. Agregamos también 180 g de agua a temperatura ambiente. Mezclamos todo bien, tapamos y la seguimos dejando en el lugar cálido que habíamos seleccionado o mejor aún, lo introducimos dentro de la fermentadora, a 25 ºC.

Paso 3 (medio día, 12-13 h)

  • Veremos que la masa está fermentada, con consistencia de mousse y, por otra parte, habrá aumentado de tamaño.
  • Lo que haremos ahora será coger 50 g de esa masa y la meteremos en un bote. Esa será nuestra masa madre “renovada”, que utilizaremos para hacer nuestro siguiente pan. Conservaremos el bote en el frigorífico hasta que volvamos a hacer pan. Si no vamos a hacer pan en un periodo superior a un mes, es preferible que la masa madre se congele. Este es el proceso de renovación de la masa madre, que llevaremos a cabo cada vez que hagamos pan.
  • Ahora seguimos con el pan. Con la masa que tenemos (tras haber quitado esos 50 g que es nuestra masa madre para la siguiente vez que hagamos pan), lo que haremos será añadir 90 g de semillas de lino molidas, 200 g de harina de avena sin gluten, 100 g de harina de trigo sarraceno y 100 g de harina de quinoa.
  • Agregamos también 500 g de agua a temperatura ambiente.
  • Agregamos 6 g de sal marina sin refinar.
  • Mezclamos todo muy bien y colocamos la mezcla en un molde, que sea grande, ya que la masa va a fermentar más tiempo y va a aumentar su tamaño. Quizás nos hagan falta varios moldes, ya que es bastante cantidad de pan.
  • Tapamos el bol y lo volvemos a colocar en el lugar cálido o en la fermentadora, a 25 grados.

Paso 5 (por la tarde, 18 h)

  • Nuestro pan habrá crecido bastante. Es el momento de introducirlo en el horno.
  • Lo que haremos será poner el horno a precalentar, a 180 ºC. Cuando lleve 10 minutos de precalentamiento, introduciremos nuestro pan. Lo tendremos horneando durante 1 h y 10 minutos, aproximadamente. El pan estará cuando introduzcamos en él un palillo y salga limpio. Si no sale limpio, tendremos que tenerlo un rato más horneando.
  • Una vez listo, esperaremos a que se enfríe totalmente antes de tomarlo. Se conserva hasta una semana en el frigorífico o sino también lo podemos congelar en rebanadas. 
Pan sin gluten con masa madre sin gluten, el pan ideal
Descubre cómo hacer pan sin gluten, usando masa madre sin gluten. ¡Más fácil de lo que pensabas!

 

Para hacer esta receta de pan sin gluten con masa madre sin gluten hemos utilizado:

<< Ingredientes para hacer pan sin gluten, con masa madre sin glutenIngredientes para hacer bizcocho sin gluten, con masa madre sin gluten >>
Mariana Fígares - Publicaciones
Coach nutricional, estudiante de Medicina en la UGR y apasionada de la nutrición y salud en base a la evidencia.

Otros post relacionados...

8 comentarios en “Receta de pan sin gluten, con masa madre sin gluten

  1. Hola! Hago este pan con masa madre desde que pusisteis la receta al menos una vez a la semana y es realmente delicioso y sienta fenomenal. Os quería preguntar cómo aumentar los ingredientes si se quiere hacer más cantidad. Por ejemplo el 50% más, ya que así puedo hacer dos panes tamaño plum cake grande y ahorro energía al fermentar y al hornear.
    Aumento los ingredientes desde el principio proporcionalmente al 50% ( tanto de sólidos como de agua) y si es así también aumento la masa madre? O puedo aumentar la cantidad directamente en El Paso 3 (al mediodía) , y dejo El Paso 1 y 2 como están?
    Gracias por recetas tan estupendas y por vuestra ayuda.

    1. Hola Ana,

      Debes aumentar proporcionalmente todos los ingredientes menos la masa madre que debes aumentar en menor proporción. Es decir que puedes hacer el paso 1 y 2 iguales o con un poquito más de cada y ya a partir del paso 3 si que puedes aumentar el 50% de todos los ingredientes.

      Gracias por tu comentario Ana, nos alegramos mucho de que te resulte de utilidad.

  2. Hola que tal…!!! estoy comenzando a hacer pan con masa madre. He seguido las instrucciones y los primeros pasos para conseguir la primera masa madre sin gluten. Pero no estoy viendo los resultados como veo en vuestra foto. Tengo que decir que no ha sido posible alcanzar los 25 o 30 grados de calor, por lo que creo que no he logrado que fermente adecuadamente.
    Mi pregunta es, debo seguir tal cual con esta masa madre para hacer pan? o debería comenzar una nueva con nuevos ingredientes.
    Dará los mismos resultados a pesar de no haber fermentado todo lo que debería?
    Gracias por vuestra respuesta

    1. Hola Luz,

      Es importante que la masa madre esté muy activa, es decir burbujeante y con actividad, para que esta pueda servir para hacer el levado del pan. Si ves que la masa madre no se activa, hay que tener un poco más de paciencia y dejarla un tiempo más, continuando con los refrescos (añadir agua y harina) a diario, hasta que comience a burbujear y esté vigorosa. Ponla en un lugar cálido de la casa, le puedes añadir algunas pasas para activar la fermentación, pero si no se te ha podrido no la tires, está trabajando en su interior. Si no ha fermentado y no está burbujeante no te dará un buen resultado.

      Un saludo y buen pan!

  3. ¡Muchísimas gracias por la receta! Después de probar muchas recetas y un poco frustrada con los panes de supermercado gomosos y dulzones, me quedo con éste, me encanta el sabor y la simplicidad. Primero he preparado la masa madre siguiendo la receta del blog y sus consejos, y ha quedado increíble (estoy pensando probar más adelante con agua fermentada de frutas). Mi pareja que no es intolerante creo que también lo va a comer, le ha encantado, es ideal con queso o embutido.
    Una pregunta: me ha quedado un poquito ácido, ¿podría añadirle un poquito de azúcar o miel para contrarrestar? Y si es así, en qué paso se lo tendría que añadir? O hago más líquida la masa madre añadiendo más agua?
    Otra pregunta, para hacer alguna variante más, un pan más suave para comer con mermelada, con menos sabor a trigo sarraceno, ¿podría reducir a la mitad el sarraceno y sustituirlo por harina de arroz, es decir 110gr de sarraceno y 110gr de arroz?
    ¡Muchísimas gracias! Mis cenas han cambiando desde el día de hoy 🙂

    1. Hola María,

      Le agradecemos su comentario y que aporte su experiencia. Nos alegramos mucho de que le haya resultado de utilidad y que le encante, en cuanto a la acidez del pan se puede controlar con los siguientes consejos:

      -Dejando la masa menos tiempo fermentar
      -Fermentando la masa en la nevera durante más tiempo pero más lentamente
      -Utilizando una masa madre menos ácida para lo cual hay que desechar más a menudo una parte de la masa madre y refrescarla, con ello disminuye la acidez y se consigue un levado más rápido, con lo que obtendremos un pan con un sabor más suave
      -Utilizando una masa madre más líquida
      -Usando un poco más de sal

      En cuanto a lo de sustituir la mitad de harina de trigo sarraceno por harina de arroz si es posible, aunque quizás habría que añadir un almidón tipo arrurruz para que la masa no quede demasiado compacta.

      Le recomendamos también la siguiente receta:

      Pan sin gluten de sarraceno, arroz y masa madre

      ¡Un saludo!

  4. Hola! Hace tiempo llevo haciendo este pan sin gluten con masa madre sin gluten, tal como ustedes explican. Las primeras veces no me salió del todo bien, el pan muy ácido y la masa madre no fermentaba bien. Tras practicarlo bastante, ahora puedo decir que me sale cada vez mejor! Lo dejo fermentar fuera, ahora está haciendo bastante calor. Pero por algún motivo, las últimas dos veces que hice la masa madre, el último día de renovación la masa madre se me ha podrido 🙁 Se le ha formado un moho y ha cambiado el color, también se la ve como «desinflada». Para que la masa madre no se me llene de las mosquitas podridas que aparecen siempre en la fruta y tal, había llegado a la conclusión de que lo mejor era cubrir con una servilleta y hacerle unos agujeritos muy pequeñitos, de esta manera la masa madre respira pero evito estos bichitos. Estas últimas dos veces no me ha salido, que puede haber pasado?
    Otra consulta, me he comprado el frasco de cerámica para fermentar, algún consejo al respecto? Venía haciendolo siempre en copas de cristal.

    Gracias por su ayuda 🙂
    Anita

    1. Hola Anita,

      Gracias por compartir su experiencia, es muy gratificante ver como nuestra masa y los resultados van mejorando a partir de la experiencia propia.
      Con el calor la masa madre va muy rápido y es normal que se pase de un momento a otro. En verano, convendrá usar agua fresca para alimentar la masa madre, ponerla en los lugares menos cálidos de la cocina. Incluso si fermenta muy rápido, se recomienda utilizar agua fría de la nevera para refrescar la masa madre y para elaborar la masa del pan. Asimismo será beneficioso remover más a menudo la masa madre para favorecer la propagación de bacterias beneficiosas y si esta fermenta muy rápido, será conveniente alimentarla más a menudo. También podremos ponerla en la parte más cálida de la nevera, seguirá fermentando, pero con menor riesgo de que se estropee. Le sugiero que visite el siguiente post lleno de consejos para mantener una masa madre vigorosa y en forma: Masa madre trucos y consejos

      ¡Salud y buen pan!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *