¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Croquetas caseras de garbanzos y berenjena

Croquetas caseras de garbanzos con forma de bolitas en un plato.
Croquetas de garbanzos para abrir boca o como comida principal: ricas en fibras y en proteína vegetal.

Croquetas caseras de garbanzos: sin huevo, lácteos y ricas en fibra

Porque los garbanzos no son solo para el cocido y para ir un paso más allá del falafel, hoy os traemos estas croquetas caseras de garbanzos y berenjena. Una exquisitez basada en vegetales para seguir creando croquetas vegetarianas fácilmente y a partir de cualquier ingrediente.

Como no podía ser de otra manera, estas croquetas tienen como protagonista al garbanzo en dos de sus formas: cocidos para la base del relleno y en harina como aglutinante y sustituto del huevo para el rebozado.

Completando la base, nos encontramos a la berenjena y las especias, curry y ajo en polvo. Así, obtenemos unas croquetas deliciosas, ricas en fibra, saciantes, con aporte de proteína vegetal de calidad y 100% veganas. ¡Que aprovechen!

4.7 from 3 reviews

Croquetas caseras de garbanzos y berenjena
  • Autor: Raúl García
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes

Instrucciones
  1. Precalentar el horno a 180 ºC. Cortar la berenjena por la mitad a lo largo y hacer unos cortes en la pulpa. Colocar en una bandeja de horno, rociar con un poco de aceite de oliva, salpimentar y asar unos 30 minutos o hasta que su carne esté tierna. Retirar del horno y dejar enfriar.
  2. Escurrir y secar bien los garbanzos. Con ayuda de un procesador de alimentos o de una batidora potente como Vitamix triturar hasta obtener un puré lo más homogéneo posible y colocar en un cuenco grande.
  3. Con cuidado, separar la carne de la berenjena de la piel. Colocar la carne sobre una tabla de cortar y picar muy finamente. Añadir al puré de garbanzos.
  4. Añadir las especias y dos cucharadas de harina de garbanzos. Mezclar bien hasta que todas las especias y la berenjena queden bien mezcladas con los garbanzos.
  5. Formar pequeñas bolas con la masa y reservar.
  6. En un cuenco diluir 2 cucharadas de harina de garbanzo con 4 de agua.
  7. Pasando las croquetas por la mezcla de harina de garbanzo y luego por pan rallado.
  8. Elegir si hornear o freír las croquetas. Puesto que hemos horneado la berenjena, el horno está caliente: habría que mantener el horno a 180 ºC y ponerlas en la bandeja para hornear unos 15 minutos. O bien freír en abundante aceite caliente hasta que comiencen a dorarse. Servir calientes.

Notas
Si cuesta darle forma a la croqueta, añadir una cucharadita más de harina de garbanzo a la masa.

Una variante para estas croquetas sería añadir hierbabuena y ralladura de limón en lugar de curry y ajo, para darle un toque refrescante y cítrico.

Masa de las croquetas caseras de garbanzos.
Si es necesario, añade más harina de garbanzo para darle forma fácilmente a las croquetas.
Interior de las croquetas caseras de garbanzos.
Cuando las croquetas son de legumbres no es necesario rebozar aunque el pan rallado aporta una cobertura más crujiente.

Para hacer esta receta de croquetas de garbanzos y berenjena hemos utilizado:

Otros post relacionados...

5 comentarios en “Croquetas caseras de garbanzos y berenjena

  1. Me gustaría sugerir que añadiéseis a vuestras recetas de croquetas, por ejemplo, la opción de terminarlas en el horno, en lugar sólo de freírlas con aceite caliente en la sartén, para hacer la receta más saludable aún.
    Gracias.

  2. Las acabo de hacer fritas, las he rebozado con harina de avena en vez de pan rallado (por no tener) y han quedado exquisitas. Muchas gracias por compartir la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta: