¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Batch cooking y conservación de las preparaciones

Batch cooking y conservación de las preparaciones
Conoce los distintos métodos de conservación para optimizar tu batch cooking.

Batch cooking y conservación

Si lo traducimos, “batch cooking” significa “cocinar por lotes” o “cocinar en grandes cantidades”. Se está poniendo de moda el batch cooking, porque queremos comer sano pero a veces no tenemos tiempo de cocinar todos los días o de dedicarle el tiempo que quisiéramos. El batch cooking consiste en organizarnos para cocinar un día a la semana y dejar preparado el menú de la semana completa.

¿Quieres saber más sobre este práctico método de organización culinaria?

Batch cooking: lo que tienes que saber antes de empezar

  • Diseña un menú saludable y variado, teniendo en cuenta el tiempo de conservación de cada preparación y el día que se consumirá.
  • Intenta que algunos de los ingredientes o preparaciones sean reutilizables, es decir, que un mismo ingrediente, sofrito, salsa o aliño sirva para varios platos. Por ejemplo, el sofrito de un pisto antes de añadir tomate puede servir para una tosta con pipas de calabaza para cenar o como acompañamiento de una hamburguesa vegetal.
  • Haz la lista de la compra y elige un día para cocinar durante aproximadamente 3 horas.  Haz la compra ese día o el día anterior.
  • Prepara envases adecuados para guardar las preparaciones. Nuestras sugerencias de envases de materiales saludables son: contenedores de cristal herméticos, tarros de cristal herméticos, bolsas de silicona con cierre. Es interesante tener en cuenta hacer las porciones del tamaño que luego se vayan a usar, para una persona, dos, para la familia…
  • Considera la conveniencia del uso de máquinas de vacío para la correcta conservación de las preparaciones, como explicamos a continuación.
Batch cooking y conservación de las preparaciones
Los tarros de cristal son uno de los mejores recipientes para conservar nuestras preparaciones.

Ventajas e inconvenientes del batch cooking

Ventajas

En el batch cooking, casi todo son ventajas:

  • Ahorro de tiempo: es la principal razón por la que este método se esté popularizando. A la vez que aumenta la conciencia de la necesidad de alimentarnos de forma saludable, disminuye la disponibilidad de tiempo, por lo que surge la necesidad de organizarse de forma inteligente y eficiente.
  • Ahorro energético: ahorramos energía calorífica, porque de una vez hacemos más alimentos; y también ahorramos nuestra energía, comprando más cantidad de una vez y haciendo de una vez más porciones de comida.
  • Ahorro de dinero: podemos comprar a granel, de modo que conseguimos mejores precios y también menos envases. Utilizamos los restos de unos alimentos para otras preparaciones, de modo que todo queda aprovechado.
  • Consumir alimentos de temporada: el batch cooking propicia el uso de alimentos frescos y podemos enfocarnos fácilmente en los de temporada.
  • Diseñar un menú equilibrado para la semana: si planificamos para toda la semana es más fácil que hagamos un menú variado y saludable, a diferencia de cuando hacemos la comida rápido y sin organización alguna.

Inconvenientes

Al cocinar para una semana, encontramos una sola objeción, que es el deterioro de las preparaciones. Se considera que el tiempo óptimo de conservación en nevera de los alimentos cocinados son 2 días, 3 como máximo.  Supongamos que el domingo nos dedicamos a preparar la comida de la semana siguiente. Las preparaciones que hacemos el domingo y consumimos el viernes o el sábado siguientes son comidas con demasiados días de almacenamiento, aunque se guarden en la nevera. Por lo tanto, tendremos que congelar o conservar al vacío parte de lo que preparemos, si queremos frenar el crecimiento bacteriano y el deterioro enzimático.

  • Problemas de la refrigeración prolongada: la temperatura de la nevera ralentiza el crecimiento microbiano y también el deterioro causado por las enzimas. Pero las bacterias pueden seguir multiplicándose, aunque más lentamente y las enzimas y proteínas pueden seguir degradándose. Para optimizar al máximo el uso de la nevera, tenemos que asegurarnos de que:
    • La temperatura se mantiene entre 1º y 4ºC.
    • No llenarla demasiado para no sobrecargarla y disminuir la temperatura media interior.
    • Mantener la puerta abierta sólo el tiempo necesario.
    • Mantenerla bien limpia.
    • Prestar especial atención de no tener en la nevera más tiempo del estrictamente necesario los alimentos perecederos, sobre todo pescados, carnes (especialmente la carne picada) y quesos (especialmente frescos).
Batch cooking y conservación de las preparaciones
La congelación a temperaturas adecuadas evita la formación de cristales grandes que dañan el alimento.
  • Problemas de la congelación: la congelación sí es capaz de detener el crecimiento microbiano y el deterioro enzimático. Una buena congelación debe hacerse de forma rápida y a temperaturas de aproximadamente -18ºC o inferiores, pero la temperatura habitual de congelación en los hogares no llega a ser tan baja o no se mantiene en esos niveles. Inconvenientes a tener en cuenta cuando elegimos la congelación de alimentos:
    • A temperaturas superiores entre -18ºC y hasta los 0º se forman más cristales y de mayor tamaño al congelarse el agua de los alimentos. Cuando se congela a menor temperatura de -18ºC y de forma más rápida, se producen a cristales más pequeños y redondeados que producen menos daños en la estructura de los alimentos. Es decir, la congelación lenta y a temperaturas más altas rompe más fibras y paredes celulares, produciendo más alteraciones en el valor nutricional de los alimentos. Si queremos congelar adecuadamente, manteniendo las texturas de los alimentos y con la mínima pérdida de propiedades, debemos hacerlo a temperaturas adecuadas.
    • Desnaturalización de las proteínas: en congelaciones lentas, rotura de la cadena de frío o fluctuaciones de la temperatura de congelación, se desestructuran las proteínas, debido al daño producido por los cristales de hielo.
    • Grasas: se produce contracción y/o rotura de los lípidos, debido al estrés por congelación.
    • No se deben congelar las verduras para ensalada, champiñones crudos, y alimentos con contenido en grasa, como nata, mayonesa o salsas muy grasas, que tienden a cortarse cuando se congelan.
    • No congelar los alimentos calientes, para no aumentar la temperatura del congelador.
    • Realizar adecuadamente el proceso de descongelación, teniendo en cuenta que los jugos que se producen al descongelar, fruto de la rotura de cristales, son caldos de cultivo excelentes para que las bacterias puedan recobrar su actividad. Por lo tanto, manipular los alimentos con máxima higiene antes y después de la congelación y utilizar los alimentos una vez descongelados (no volverlos a almacenar en la nevera).

El vacío, aliado perfecto del batch cooking y de la conservación en nevera o congelador

Conservar previamente los alimentos al vacío es lo ideal cuando queremos organizar el menú de la semana mediante batch cooking. Esto es así porque:

  • Se prolonga el tiempo de conservación en nevera: si los alimentos cocinados se deben conservar en nevera como máximo 2-3 días, al conservarlos al vacío mantienen su estado como el primer día sin problemas durante una semana. El vacío elimina la posibilidad de los procesos de oxidación que requieren oxígeno y a la vez impide el metabolismo de los microorganismos aerobios.
  • Se optimiza la congelación y se prolonga el tiempo de conservación en congelador: la congelación en bolsas o envases herméticos y al vacío evita la formación de pequeñas bolsas de hielo en los espacios que quedan entre los alimentos. Además, impide las quemaduras por frío al estar protegidos los alimentos por las bolsas de vacío, que son de triple capa o por contenedores rígidos. Los tiempos de congelación se prolongan en meses si los alimentos  se conservan previamente al vacío. La forma más eficaz de congelar en cualquier caso es siempre conservando los alimentos previamente al vacío.
Batch cooking y conservación de las preparaciones
Bolsas Vacuvita, almacenamiento perfecto.

Conasi-Consejos para optimizar tu batch cooking

Lo adecuado es consumir los alimentos una vez cocinados, no conservarlos de un día para otro o para varios días en la nevera (a excepción de cereales y patatas, para que se forme almidón resistente). Por eso, si queremos hacer batch cooking y mantener la frescura de lo que queramos consumir a partir del día 3 de nuestro menú, el método más adecuado de conservar nuestras preparaciones es extraer el oxígeno de los envases en los que se conservan los alimentos, ya sea para conservarlos en la nevera o en el congelador.

La temperatura de la nevera ralentiza el crecimiento de microorganismos y la degradación por parte de las enzimas, pero no los evita (por esa razón, los alimentos también se estropean en la nevera). La congelación prolonga los tiempos de conservación, ralentizando aún más estos procesos, si bien tiene repercusiones en la pérdida de algunas vitaminas, en la desnaturalización de las proteínas y en el cambio de textura de algunos alimentos.

Al extraer el oxígeno haciendo el vacío y conservando las bolsas o contenedores en la nevera, se mantiene intacto el contenido nutricional de los alimentos y se prolonga el tiempo de conservación, de modo que al cabo de una semana los alimentos están en su estado óptimo de conservación y el batchcooking nos ha permitido comer realmente sano y organizarnos a la perfección.

Para ello, nuestras sugerencias son:

  • Conservación al vacío mediante Vacuvita: nos permite disponer de contenedores de diferentes tamaños, bolsas y de una espaciosa estación de vacío en la que podemos prolongar la duración de alimentos que no requieren nevera.
  • Conservación al vacío mediante máquinas de vacío: podemos utilizarlas con bolsas, contenedores y también nos dan la opción de prolongar la duración de líquidos en botellas a las que podamos adaptar los tapones de vacío.

Te animamos a realizar el mejor y más saludable de los batch cooking 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *