¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Porridge de mijo fermentado de inspiración india

Porridge de mijo fermentado
Porridge de mijo fermentado acompañado de manzana, coco rallado y miel.

Crema o porridge de mijo fermentado: una delicia de fácil digestión

De la gran cantidad de formas que existen para mejorar la digestibilidad de los cereales, te mostramos una deliciosa para desayunar o merendar: porridge de mijo fermentado. Esta receta está inspirada en una bebida popular india, el ragi java.

El ragi java se presenta como bebida o crema a base de mijo fermentado durante 24 horas y opcionalmente germinado. Se tritura hasta conseguir harina y ésta se calienta a fuego suave con agua o leche. Por último se le añade, ghee, aceite de coco, mantequilla, miel, fruta… etc. Existen multitud de versiones de esta receta, tanto dulce como salada y otras más sencillas para introducir cereales a los bebés, ya que este formato es muy digestivo, además de aportar proteínas, fósforo, magnesio, hierro, calcio, ácido fólico y otros micronutrientes.

Nuestra versión es una unión del ragi java y del tradicional porridge en el que aprovechamos lo bueno de ambos: los beneficios de consumir alimentos fermentados, entre ellos, mejorar nuestra salud intestinal, sentirnos saciados y ser de fácil digestión.

Porridge de mijo fermentado
  • Autor: 
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes

Instrucciones
  1. Lavar el mijo con abundante agua.
  2. En un recipiente dejar en remojo el mijo con agua y una cucharadita de sal, tapado con una gasa o paño fino, durante 24-48h para que fermente.
  3. Pasado el tiempo, lavar el mijo en un colador.
  4. Poner en una cacerola el mijo escurrido con 2 vainas de cardamomo, un trozo de piel de limón y un trozo de vaina de vainilla. Cocer con 1 y ½ tazas agua y 1 y ½ tazas de leche a fuego bajo, durante unos 20 min hasta que el mijo quede espeso y cremoso, removiendo a menudo.
  5. Apagar el fuego y añadir dos cucharadas de ghee o aceite de coco y remover.
  6. Servir así caliente y cremoso a modo de crema dulce. También se puede dejar enfriar en un molde, para luego cortarlo y tomar tal cual o tostarlo pasándolo por la sartén.

Para hacer esta receta de Porridge de mijo fermentado hemos utilizado:

3 comentarios en “Porridge de mijo fermentado de inspiración india

  1. Qué bien que hayáis publicado esta receta ahora, ¡hace días que estoy experimentando con el mijo! :)
    Dicho esto, he conseguido cocerlo para que quede suelto (1 parte de mijo, 2 partes de líquido, cocer 20 minutos al mínimo y sin remover nada), pero no hay manera de conseguir que me quede con textura de crema para el desayuno (como vuestro porridge, por ejemplo). Cuando lo cocí con más líquido y removiendo, sólo conseguí a) una textura de “pasta de cemento” y b) textura bastante densa, muy pesada (hice varios intentos).
    Así pues, cuando decís “Cocer con 1 y ½ tazas agua y 1 y ½ tazas de leche a fuego bajo, durante unos 20 min hasta que el mijo quede espeso y cremoso, removiendo a menudo.”: el removiendo a menudo, ¿qué queréis decir, removiendo los 20 minutos? ¿O cómo?
    ¿Algún otro consejo para que por fin consiga cocer el mijo tipo crema del desayuno (y no tipo cemento o pasta densa)?
    ¡Gracias!

    1. Hola Laurienne,

      El mijo requiere mimo y tiempo. Para que te quede meloso y no pastoso es cuestión de ajustar bien la cantidad de líquido por cantidad de mijo pero también influyen otro factores. En esta receta como lo hemos tenido en remojo 12-24h el mijo ya se ha hidratado en parte y por lo tanto, lo cocemos con menos agua, una parte de mijo por tres partes de líquido, pero si vemos que durante la cocción se reseca le añadiremos más líquido. Si no hemos dejado el mijo en remojo o solo un rato, y queremos que quede muy cremoso, lo enjuagaremos primero y le añadiremos 5-6 partes de agua por una de mijo para elaborar un congee, lo tendremos por lo menos 1 hora al fuego y lo coceremos a fuego mínimo y con difusor de calor. Una vez elaborado lo podemos servir con un poco de leche vegetal y ya verá como queda cremoso y meloso, pero si lo guardas en la nevera para otro día volverá a apelmazarse y se tratará de calentarlo con un poco de agua o leche para devolverse su cremosidad. Por otro lado, también influye el tipo de olla que utilices, cuanto más gruesa sea y mejor conductora sea del calor, obtendrás un resultado más óptimo.
      El mijo se puede cocinar de muchas maneras y hay diferentes clases de mijo, en el siguiente post podrás ver más información acerca de ello: ¿Qué cereales no contienen gluten?: El mijo

      Saludos y que disfrutes mucho de la cocción!

      1. ¡Muchas gracias por todos los trucos, Aïda! Tendremos que probar con el mijo en remojo, pues 😉 A ver si a la enésima va la vencida haha
        Difusor de calor no tengo, ¡así que espero que la táctica de remojarlo ya haga el hecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta: