¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Pirulís de plátano

Pirulís de plátano en un plato
Pirulis de plátano: un postre muy sencillo rico en micronutrientes y además, ¡prebiótico!

Pirulís de plátano: sencillos, sabrosos y prebióticos

Os presentamos los pirulís de plátano, un verdadero festín para nuestra microbiota intestinal, ya que nos aporta una buena dosis de fibras fermentables con acción prebiótica, así como antioxidantes, que van a actuar también estimulando la producción de ácidos grasos de cadena corta (como el butirato) por parte de nuestras bacterias intestinales.

Por un lado, el plátano nos aporta almidón resistente, un tipo de fibra soluble, fermentable, que ejerce una acción prebiótica. Para que el plátano sea verdaderamente rico en este ingrediente, debe estar entero y ligeramente verde. Además, presenta un índice glucémico bajo y resulta más saciante.

Para recubrir los plátanos vamos a emplear chocolate negro (con un contenido mínimo del 85% de cacao), una de las mejores fuentes de antioxidantes que encontramos en la naturaleza. En concreto, el chocolate abunda en un tipo de flavonoides llamados catequinas, de potente acción antioxidante. Estos compuestos son metabolizados por nuestras bacterias intestinales, dando así lugar a una serie de metabolitos que son aún más beneficiosos y biodisponibles. A su vez, consumir chocolate negro o cacao puro, por su elevado contenido en polifenoles, estimula la producción de butirato por parte de nuestras bacterias beneficiosas intestinales, el cual tiene acción antiinflamatoria.

Por último, finalizaremos nuestros pirulís de plátano con trocitos de almendras crudas, también ricas en antioxidantes, como los eligataninos, que se concentran en la piel y han demostrado ejercer acción prebiótica. Además, las almendras son ricas en vitamina E, también con acción antioxidante, y son ricas en fibra, hierro, calcio y magnesio, así como grasas cardiosaludables.

Pirulís de plátano
  • Autor: Mariana Fígares
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes

Instrucciones
  1. Poner agua a calentar en un cazo. Mientras, introducir el chocolate en un recipiente de vidrio, que resista altas temperaturas. Colocar el recipiente (que lleva el chocolate negro dentro) en el cazo donde está el agua calentándose, para que así el chocolate se vaya derritiendo al baño María. En unos 7-10 minutos a fuego medio, el chocolate estará totalmente derretido.
  2. Pelar los plátanos y cortar por la mitad. Coger cada mitad y bañarla en el chocolate derretido, de forma que queden totalmente cubiertos.
  3. En este punto, pinchar los plátanos en un palito de madera de los que se usan para los pinchitos. Cuando esté el plátano totalmente cubierto de chocolate, sacarlo con su palo y agregar por encima las almendras, ligeramente machadas. Este proceso es importante que se realice rápidamente para que se queden adheridas las almendras a la cobertura de chocolate.
  4. Hacer el mismo procedimiento con todas las mitades de los plátanos. Colocar sobre una rejilla o lámina de secado y esperar a que se enfríen (se puede acelerar este proceso metiéndolos en el frigorífico). Una vez esté el chocolate frío y solidificado, ya tendremos nuestros pirulís listos para disfrutarlos.

Para hacer esta receta de pirulís de plátano hemos utilizado:

Otros post relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta: