¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Crujiente nutritivo de sarraceno, coco y manzana

proteinas vegetales
Estos crujientes se pueden llevar tal cual para comer como snack.

Crujientes de sarraceno con coco, gran aporte de proteínas

En esta receta de crujiente de sarraceno utilizamos este pseudocereal notablemente nutritivo, cuyo valor nutricional se multiplica con la germinación. No contiene gluten, es rico en minerales y su proteína presenta un buen perfil de aminoácidos. Rico en hidratos de carbono de carga glucémica media-baja, principalmente en forma de almidón,  también contiene almidón resistente que actúa como fibra prebiótica, alimentando la microbiota intestinal del colon. Gracias a su riqueza en rutina, antioxidante que refuerza los capilares sanguíneos, se recomienda para el corazón y la circulación.

Su fibra mucilaginosa le confiere extraordinarias propiedades culinarias para elaborar galletas, creps, pasteles salados y dulces, rellenos, hamburguesas y croquetas. Esta es mi versión con coco inspirada en dos recetas que me encantan: el “Snack de sarraceno y manzana” de Elka Mocker y la “Granola Chai” de Gina Estapé. Estos crujientes se pueden llevar tal cual para comer como snack, solos o con fruta fresca y frutos secos, mermelada o compota, mojados en  leche de coco o de almendras.  Untados con un poco de crema de coco o ghee eco son un vicio. Y admiten tantas variantes como puedas imaginar.

crackers de coco y trigo sarraceno
El grano de sarraceno se tuesta y queda muy duro si lo horneas demasiado.

Para evitar que el puré de manzana oscurezca demasiado, hazlo en el último momento, cuando ya lo tengas todo preparado: los ingredientes, las bandejas para deshidratar y la espátula para aplanar la mezcla.

La receta está pensada para deshidratador, pero si lo quieres hacer al horno, no le pongas chía para no dañar sus omega-3 tan poco estables. Mantén el horno a temperatura baja alrededor de 120-150ºC y ves dándole la vuelta cada 20-25 minutos. El grano de sarraceno se tuesta y queda muy duro si lo horneas demasiado, buscando textura crujiente. Este horneado requiere mucha atención, en cambio con la deshidratadora, se programa y listos.

Crujiente nutritivo de sarraceno, coco y manzana
  • Autor: 
  • Tipo de receta: Snack
  • Tiempo de preparación:  | Tiempo de cocinado:  | Tiempo Total: 

Ingredientes

Instrucciones
  1. Para germinar el sarraceno: remojar el grano 1-3 horas en abundante agua buena. Tirar el agua y enjuagar bien para eliminar el mucílago generado. Escurrir y dejarlo germinar hasta que empiece a salir el brote, unas 18-38 horas según la temperatura ambiente. Enjuagar 2 o 3 veces.
  2. Triturar las manzanas en la batidora Vitamix hasta obtener un puré y verter en un bol. Espolvorear con canela, chía y sal removiendo. Incorporar el aceite de coco derretido y remover. Añadir el coco rallado, el sarraceno germinado y la manzana laminada.
  3. Esparcir la mezcla sobre varias bandejas de la deshidratadora con hojas teflex o papel para horno. Aplanar con una espátula de silicona para que quede como máximo un grosor del diámetro del grano de sarraceno. Opcional: espolvorear chía para un toque crujiente.
  4. Deshidratar a 60-70ºC durante las 2-3 primeras horas para evitar que fermente y continuar a 45º unas 8 horas más. Cuando empiece a estar seco, dar la vuelta a la masa con la ayuda de otra bandeja. El tiempo de deshidratado dependerá de si se quiere un poco tierno o más seco y crujiente.
  5. Cuando esté al punto, trocear y conservar en tarros herméticos, preferiblemente en la nevera si no se va a consumir rápido.

Notas
La temperatura inicial de deshidratación puede ser más baja, incrementando el tiempo y controlando que no fermente. Puedes ahorrarte la tarea de germinación comprando el sarraceno activado y deshidratado.

alimentación deportiva
Haz estos crujientes de trigo sarraceno en tu deshidratadora.

Otras recetas que te pueden interesar:

Para hacer este crujiente de sarraceno, coco y manzana hemos utilizado:

4 comentarios en “Crujiente nutritivo de sarraceno, coco y manzana

  1. Hola, una pregunta, al deshidratar a 75grados al principio, no destruimos tida una serie de nutrientes? Y por lo tanto pierde sentido la deshidratación?

    1. Hola Cecile,
      Si queremos elaborarlas completamente crudas podemos usar una temperatura inicial de deshidratación más baja, por ejemplo a 42ºC e ir incrementando el tiempo y controlando que no fermente. Si elegimos temperaturas alrededor de 42º, todas las enzimas y las vitaminas termolábiles de los alimentos se mantienen intactas, por otro lado, si utilizamos una temperatura mayor, favorecemos la evaporación inicialmente y facilitamos el proceso, obteniendo un resultado más crujiente en menor tiempo, pero si que es cierto que hay mayor pérdida nutricional.

      Saludos,

    1. Hola Marta, pues no hemos usado otros cereales para hacer este crujiente. Puedes usarla en grano, si, el enlace no estaba bien puesto y lo que se tiene que usar es sarraceno en grano. Gracias por hacérnoslo ver!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puntúa esta receta:  

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.