¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Leches vegetales caseras: ¡frescas y vivas!

tipos de leches vegetales

¡Elabora tus propias leches vegetales caseras, frescas y repletas de nutrientes!

Las leches o bebidas vegetales son un alimento muy habitual en el día a día de muchos hogares. Convirtiéndose en un sustituto a la leche de origen animal para muchas personas que han optado por prescindir de esta.

Al contrario de lo que puede parecer, su uso se remonta a culturas muy antiguas, donde el uso de la extracción del jugo de granos, semillas y frutos por prensado era una manera fácil y accesible de aprovechar lo que el entorno ofrecía. Esta nutritiva leche o crema blanca era utilizada a menudo para cocinar, curar y elaborar manjares.

Encontramos numerosos ejemplos de su uso en la antigua China (sigo II a.C), dónde data el primer molino encontrado para elaborar leche de soja o en el imperio romano, dónde se hace referencia a la acción de “… sucu seu lacte illius arboris” que quiere decir “ordeñar la leche de algunas plantas o árboles”.

En la siguiente infografía encontramos un resumen de las bases para poder elaborar leches vegetales en casa: métodos, ingredientes, proporciones, formas de endulzar, temperaturas…

Diferentes tipos de leches vegetales.
Diferentes tipos de leches vegetales

 

Ventajas de elaborar las leches vegetales en casa:

  • Están frescas y vivas
  • Son más digestivas
  • Contienen una mayor proporción de ingredientes 
  • Se elaboran al momento, de forma rápida y fácil y se pueden guardar entre 3-5 días
  • Las podemos elaborar con los ingredientes convenientes creando nuestras propias combinaciones 
  • Podemos elaborarlas más o menos densas en función de si las queremos para cocinar o para beber
  • Podemos endulzarlas de forma natural o tomarlas tal cual, sin edulzar.

Recetas de leches vegetales en Conasi:

*Podéis encontrar más información sobre la historia de las leches vegetales en el nuevo libro “Tus leches vegetales caseras” elaborado cuidadosamente por los creadores de Chufamix, que han plasmado su experiencia y han asentado unas buenas bases sobre cómo elaborarlas.

4 comentarios en “Leches vegetales caseras: ¡frescas y vivas!

  1. En el caso de leches de cereal (grano de arroz, copo de avena) es necesario remojarlo y cocerlo antes? Cuanto hay que cocerlo? En el caso del grano de avena hay que molerlo antes? Cómo?
    En el caso de quinoa, hay que remojarlo y cocerlo también?
    En el caso de las semillas y frutos secos, entiendo que sólo hay que remojarlos.
    Muchas gracias por la aclaración, Fátima

    1. Hola Fátima,
      En el caso de elaborar leches a partir de cereales, se pueden elaborar por un lado y de forma más sencilla a partir de los copos, en cuyo caso no debemos remojarlos y el truco para que queden bien, es elaborarlas con una temperatura de entre 60-70ºC del agua. Por otro lado, si elaboramos la leche a partir del grano cocido, simplemente utilizaremos el grano cocido entero con el agua en frío o en caliente. En el caso de la quinoa se puede dejar toda la noche en remojo, desechar el agua del remojo y proceder a elaborar la leche con el agua templada, o bien podemos dejar germinar la quinoa y, una vez germinada, elaborar la leche con el agua fría para mantener sus propiedades enzimáticas. En el caso de las semillas y los frutos secos la leche se elabora con el agua en frío y es mejor si los dejamos toda la noche en remojo ya que de esa forma se activan y mejora su digestibilidad. Te recomendamos asimismo el post que vamos a publicar hoy 29 de Mayo donde podrás ver el showcooking que realicé sobre leches vegetales en la pasada edición de biocultura donde puedes aclarar tus dudas.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de Conasi.eu.