⭐ TODO PARA UNA COCINA SANA, NATURAL Y LIBRE DE TÓXICOS ⭐ TODO PARA UNA COCINA SANA ¡IR A LA TIENDA!

Conasiqueso: queso tierno vegano de anacardos

Conasiqueso o queso vegano de anacardos

Autora: Aïda Lirola - Fotografías: Raúl García
Estamos muy contentos de presentaros tras muchas pruebas el Conasiqueso: queso tierno vegano de anacardos. Una receta laboriosa en la que obtenemos un queso vegano de características exquisitas que nada tiene que envidiarle al queso tradicional. Para no perdernos en el proceso y verlo claro vamos a estructurar la elaboración del queso tierno vegano en 3 etapas:
1. Adición del fermento
Tras triturar los frutos secos y mezclar con el aceite de coco y el zumo de limón o vinagre, obtenemos una masa homogénea a la que añadimos el fermento, así garantizamos que nuestro queso sea un alimento fermentado y probiótico. Para ello, podemos utilizar rejuvelac o bien, un sobre de fermento para queso vegano.
En el caso de utilizar rejuvelac no es necesario añadir más agua en este paso. Por el contrario, si elegimos el sobre de fermento hay que añadir 1/4 taza de agua templada. En cualquier caso, tras la adición del fermento elegido se deja reposar un par de horas en un recipiente de madera o cristal tapado con un paño.
Es muy importante mezclar el fermento con un utensilio de silicona o madera, nunca de metal.
Saborizantes del queso vegano
Pasado el tiempo de reposo se pueden añadir saborizantes para personalizar el queso (levadura nutricional, miso suave, especias...etc). Recomendamos añadir poco a poco e ir probando.
Otra opción es suprimir los saborizantes, a excepción de la sal para que se conserve más tiempo, obteniendo un queso de sabor más neutro.
2. Drenaje y prensado
Unimos dos etapas que normalmente se encuentran separadas en la elaboración del queso tradicional dado que nuestro queso vegano tiene menos líquido.
Colocamos la masa en una tela de algodón, hacemos un atillo al que le daremos forma redonda y lo colgamos para su drenaje durante unas 6 horas como mínimo.
3. Maduración
Pasado el tiempo de drenaje, introducimos el queso en la parte central o alta de la nevera durante 8 horas, tiempo en el cual se terminará de formar la corteza y se asentarán los diferentes sabores de nuestro queso.
Y ya por fin podremos degustar nuestro exquisito queso vegano de anacardos probiótico. ¡Esperamos que os guste tanto como a nosotros!
5 de 2 votos
Tiempo de preparación 12 h
Tiempo de cocción 8 h
Tiempo total 20 h
Categorías Yogures y quesos veganos
Raciones 6
Calorías / RACIÓN 587 kcal

Ingredientes
  

Saborizantes

  • 1/4 taza levadura nutricional
  • 1 cucharadas miso blanco o miso suave
  • 2 cucharaditas ajo o ajo fresco rallado
  • Cebollino fresco picado
  • Nueces picadas
  • 1,5 cucharadita sal no refinada

Elaboración paso a paso
 

  • Dejar en remojo los anacardos y las nueces de macadamia entre 4 y 8 horas.
  • Triturar los anacardos y las nueces de macadamia junto con el rejuvelac o el agua (preferiblemente templada), el zumo de limón o vinagre y el aceite de coco, de forma ideal en una batidora Vitamix o procesador de alimentos. Trabajar la masa hasta conseguir una textura fina.
  • Colocar la masa en un recipiente de cristal o madera y añadir el fermento. Mezclar bien con una cuchara de madera y dejar reposar la masa un par de horas a una temperatura de unos 20-25 ºC, tapada con un paño de cocina.
  • Mojar con agua hirviendo una tela de algodón o una gasa de unos 50 x 50 cm y escurrir bien. Doblar por la mitad dos veces, de manera que quede un cuadrado. Pintar con un pincel con aceite de oliva la zona del centro donde vamos a colocar la masa.
  • Añadir la masa de queso en el centro y juntar los extremos de la tela formando un atillo. Apretar el queso para dar forma redonda, podemos usar un cordel o un goma para atar los cuatro extremos por encima de la masa.
  • Dejar reposar el queso al aire, colgado de forma que pueda drenar el exceso de líquido durante unas 6 horas o más (si se elabora con rejuvelac o hay una temperatura de más de 25 ºC lo guardaremos directamente en la nevera).
  • Dejar reposar en la parte más cálida de la nevera durante unas 8 horas más.
  • Desmoldar el queso y consumir en unos 7 días. Conservar en la nevera.

Valores nutricionales / Ración

Calorías: 587kcalCarbohidratos: 24gProteinas: 14gGrasas: 53gGrasas saturadas: 10gSodio: 696mgPotasio: 550mgFibra: 5gAzúcar: 5gVitamina A: 22IUVitamina C: 5mgCalcio: 48mgHierro: 5mg
Keyword Fermentar, Remojar, Triturar
¿Te ha gustado esta receta?Ayúdanos valorando qué te ha parecido
Un trozo de conasiqueso: queso tierno vegano de anacardos.
Según los saborizantes utilizados podemos elaborar múltiples conasiquesos diferentes.
Dos cuñas de conasiqueso o queso vegano de anacardos
Conserva el Conasiqueso en la nevera hasta una semana.

Para hacer esta receta de Conasiqueso o queso tierno vegano de anacardos hemos utilizado:

Aïda Lirola - CONASI - Publicaciones
Naturópata, especializada en cocina saludable. Formada en dietética y nutrición, macrobiótica, dietética china y tradiciones culinarias. Focalizada en los últimos años en la fermentación y la agricultura ecológica. Complementa su vocación y profesión con el estudio y aplicación de la aromaterapia y el ayuno como herramienta de salud. Desde el año 2016, comparte camino, pasión y aprendizaje en conasi como asesora, además de elaborar contenidos y realizar demostraciones de cocina saludable.

Otros post relacionados...

7 comentarios en “Conasiqueso: queso tierno vegano de anacardos

    1. Hola Khaterine,

      No le sabemos decir con exactitud y que nos lo comemos muy rápido, pero le durará varias semanas, incluso meses, si lo guarda una vez elaborado en la nevera, seguirá fermentando poco a poco y su propia acidez ayudará a su conservación.

      Saludos y que lo disfrute,

  1. 5 stars
    Hola,
    Yo he seguido una receta que lo ponen a fermentar sólo con miso, ya tiene 10 días y tiene buena pinta. ¿Es suficiente el miso para que fermente? Gracias

    1. Hola Benayga,

      Si queremos conseguir quesos que sean como los quesos fermentados con leche animal, en cuanto a sabor y textura, necesitaremos utilizar bacterias específicas para quesos. Pero en realidad podemos fermentar las pastas de frutos secos con numerosos fermentos o cultivos iniciadores como el miso, el kéfir, el yogur, el koji o el rejuvelac. El miso concretamente, debe ser sin pasteurizar y aporta un sabor muy interesante que combina muy bien con la base de frutos secos.

      Un saludo y buena fermentación,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valorar la receta