⭐ #CONASICUMPLE15 ⭐ APROVECHA EL 15% DESCUENTO EN UNA SELECCIÓN DE PRODUCTOS + SORTEO 15% DESCUENTO + SORTEO ¡VER PROMO!

Coronavirus y alimentación según la Inmunonutrición

 

Coronavirus y alimentación: berenjena rellena con perejil y una ensalada
Coronavirus y alimentación: ¿en qué nutrientes debemos fijarnos?

Coronavirus y alimentación: qué nos aporta la Inmunonutrición

Estudios científicos de expertos en inmunonutrición proponen nutrientes para reforzar nuestras defensas, combatir el riesgo de infección y regular la afectación del coronavirus mediante la alimentación.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, el pasado miércoles comunicó que ‘El coronavirus que causa la Covid-19 se podría convertir en endémico y no desaparecer nunca del todo‘. Ante esta hipotética situación se hace indispensable que hagamos todo lo que esté en nuestras manos para mantener nuestro cuerpo y sistema inmune lo más saludables y fuertes posible.

El estado nutricional es clave siempre, pero especialmente en este momento. Existen evidencias científicas de los efectos beneficiosos de determinantes nutrientes sobre el funcionamiento del sistema inmunitario. De hecho, algunos comités científicos han hecho públicas estrategias nutricionales para hacer frente al virus Covid-19 (SARS-CoV-2). Cabe destacar la estrategia nutricional del comité científico de la Sociedad Internacional de Inmunonutrición (ISIN).

La importancia de una alimentación vegetal variada

Según la ISIN, la alimentación habitual debe ser variada, equilibrada y con abundancia de alimentos vegetales de colores intensos, que suelen estar cargados de antioxidantes. Esta premisa puede ser suficiente para la mayoría de la población sana, pero para las personas más vulnerables o con mayor riesgo es recomendable y beneficioso suplementar con determinados micronutrientes (minerales y vitaminas).

Concretamente, según la ISIN, hay cuatro nutrientes especialmente indicados que producen un efecto significativo sobre la inmunidad, que tanto se pueden conseguir a través de la alimentación como de la suplementación: zinc y vitaminas C, D y E.

Nutrientes recomendados para reforzar la inmunidad

Los nutrientes recomendados para reforzar la inmunidad y que resultan de interés ante la posibilidad de infecciones víricas son:  

  • Zinc
  • Vitamina C
  • Vitamina D
  • Vitamina E
  • Omega 3
  • Selenio
  • Quercetina
Coronavirus y alimentación: mujaddara, receta árabe de arroz con lentejas
Las lentejas son un ejemplo de alimentos a incluir para reforzar el sistema inmune frente al coronavirus.

Zinc

El zinc se encuentra en las células por todo el cuerpo. Es necesario para que el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunitario) funcione apropiadamente (1). Además, a este mineral esencial se le han atribuido propiedades antivíricas. Un aporte suficiente puede reducir el riesgo de neumonía y sus complicaciones. 

Alimentos ricos en zinc:

Vitamina E

La vitamina E en su forma natural (alfatocoferol) mejora la actividad de las células inmunitarias tipo T y  la actividad de las células asesinas naturales que se encargan de eliminar virus (2). Además, también ayuda a producir interleucina-2 y anticuerpos.

Alimentos ricos en vitamina E

Vitamina C

Es una vitamina antioxidante que estimula la producción de citoquinas e interferones, que son las proteínas que sirven al sistema inmunitario para luchar contra los virus. También mejora la capacidad de los neutrófilos (un tipo de glóbulos blancos) para eliminar virus patógenos. De hecho, la sepsis o septicemia es la infección generalizada del organismo es una de las principales causas de muerte por Covid-19, y un estudio ha demostrado como la vitamina C podría reducir esta mortalidad (3).

Alimentos ricos en Vitamina C:

  • Cítricos (naranja, kiwi, limón)
  • Pimiento rojo
  • Fresas
  • Perejil fresco
Coronavirus y alimentación: aderezo cítrico con lino y chía
Los aderezos son una buena forma de incluir semillas de lino, chía y menta a tus platos.

Vitamina D

Este nutriente actúa como un regulador del sistema inmunitario y un protector frente a las infecciones respiratorias. Un análisis realizado en Estados Unidos probó que existe una relación inversa entre la concentración de vitamina D en sangre y el riesgo de afecciones respiratorias en todos los participantes (4).

Fuentes de Vitamina D:

  • La principal fuente de vitamina D es el sol, ya que nuestra piel la sintetiza ante la exposición solar. En general se estima que en invierno son necesarios 15 minutos de exposición al sol de la cara y los brazos en las horas centrales del día. 
  • Si sospechamos que no obtenemos una dosis suficiente podemos tomar un suplemento en los meses de menos luz, bajo la supervisión de un profesional.

Omega 3

Un equipo de investigadores dirigido por los doctores Dipak Panigrahy y Molly Gilligan, de la Universidad de Harvard, ha hallado que los ácidos grasos de la familia omega-3 podrían prevenir la tormenta de citoquinas inflamatorias, una de las complicaciones graves que se asocian a la infección con el virus de la COVID-19. La cascada de citoquinas ocurre como consecuencia de la intensa respuesta inmunitaria ante la invasión del nuevo virus, provocando una inflamación generalizada en el cuerpo, que afecta especialmente pulmones, corazón y cerebro.

Los científicos han descubierto que los ácidos omega-3 actúan a través de unos metabolitos denominados resolvinas, según el artículo publicado en la revista Cancer & Metastasis Reviews (5). Al ser metabolizados los ácidos grasos omega 3, se generan las resolvinas, unas moléculas que estimulan la eliminación de desechos, contrarrestan la producción de citoquinas proinflamatorias y promueven la producción de anticuerpos, evitando la reinfección.

Según la evidencia científica, los ácidos grasos omega-3 podrían utilizarse para desinflamar el organismo en el tratamiento de la COVID-19.

Alimentos ricos en Omega 3:

  • En una dieta omnívora es posible obtener estos nutrientes del pescado azul salvaje
  • En la dieta vegetal, el metabolismo es capaz de generar estos dos ácidos a partir del ácido alfalinolénico, que se encuentra en abundancia en alimentos como las semillas de lino y chía, y en las nueces
  • Los ácidos EPA y DHA se pueden obtener directamente de suplementos que se encuentran en farmacias y herbodietéticas.
Coronavirus y alimentación: tortias con fresas y plátano
Alimentación frente al coronavirus: copos de avena, fresas y semillas de lino combinadas en una saludable tortita.

Selenio

Según un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition (6), el nivel de selenio en el organismo del paciente podría influir en que el desarrollo del coronavirus sea más o menos benigno

Investigadores médicos de la Universidad de Surrey han evidenciado una correlación entre los niveles corporales de selenio y las tasas de recuperación o mortalidad de las personas afectadas de COVID-19 en China. Por lo general, según esta revisión, la deficiencia de selenio puede conducir a que las infecciones virales progresen de manera más agresiva y mortal.

Sin embargo, la doctora e investigadora del estudio, Kate Bennet, cree que existe un vínculo entre el selenio y la tasa de curación de COVID-19, pero advierte de que no hay que sacar conclusiones precipitadas dado que aún no se han podido estudiar variables individuales como la edad y las enfermedades subyacentes de los pacientes.

Alimentos ricos en selenio:

Quercetina

Investigadores canadienses del Instituto de Investigación Clínica del Instituto de Montreal han iniciado un estudio sobre la eficacia de la quercetina contra el virus SARS-CoV-2 (7). También el pasado mes de febrero un grupo de investigadores canadienses y chinos comenzaron ensayos clínicos con más de 1.000 pacientes (8).

Estas investigaciones han descubierto que un derivado de la quercetina proporciona protección contra una amplia gama de virus y ahora están convencidos de que puede ser eficaz contra el SARS-CoV-2, causante de la pandemia Covid19.

Según las investigaciones realizadas hasta día de hoy, la quercetina es capaz de inhibir la producción de citoquinas inflamatorias que, como hemos comentado anteriormente, se encuentran asociadas a las complicaciones graves de la Covid19, pero sobre todo reduce la multiplicación del virus porque se acopla a los receptores celulares de la enzima convertidora de angiotensina (ACE-2), puerta que utiliza el virus SARS-CoV-2 para entrar en las células.

Si el tratamiento se demuestra eficaz, será fácilmente disponible, ya que la producción de quercetina es sencilla y barata. Este flavonoide se puede tomar en forma de suplemento o a través de determinados alimentos vegetales.

Alimentos ricos en quercetina:

  • Cerezas, bayas, uvas, naranjas y otros cítricos, manzanas con piel
  • Pimientos verdes y amarillos
  • Cebollas y chalotas
  • Alcaparras
  • Espárragos
  • Col kale
  • Té negro y té verde
Pesto de kale y semillas de calabaza
Pesto elaborado con col kale y semillas de calabaza, rico en quercetina y zinc.

Plantas antivíricas

Además de los nutrientes, la naturaleza nos ofrece plantas con potentes efectos antivirales que ahora más que nunca pueden sernos de gran ayuda. Algunos ejemplos que, según un estudio (9), han sido utilizadas en China con enfermos infectados con SARS-CoV-2 son las siguientes:

  • Menta: Esta planta tiene poderosas cualidades antivirales. Sus hojas y aceites esenciales contienen componentes activos, como mentol y ácido rosmarínico, con propiedades antivirales y actividad antiinflamatoria. Se puede agregar a los tés, extractos y tinturas destinados a tratar las infecciones virales de forma natural.
  • Astrágalo: El astrágalo es una hierba con flores popular en la medicina tradicional china. Contiene polisacáridos con importantes cualidades antivirales y potenciadores inmunitarias y es otra de las plantas utilizadas en China en el tratamiento de los enfermos afectados por la COVID-19.
  • Regaliz: El regaliz se ha utilizado en la medicina tradicional china y otras tradiciones terapéuticas naturales durante siglos. Es una de las plantas que se han utilizado en los hospitales chinos dentro del tratamiento protocolario oficial de los enfermos infectados con SARS-CoV-2. La glicirricina, la liquiritigenina y la glabridina son algunas de las sustancias activas en el regaliz que tienen poderosas propiedades antivirales.

Coronavirus y alimentación: ejemplo menú 

  • Desayuno: Té de jengibre y limón. Copos de avena con semillas y frutos rojos.  
  • Comida: Ensalada de quinoa y lentejas con brotes tiernos, pimientos verdes y amarillos, cebolla, alcaparras y menta.
  • Cena: Crema de zanahoria. Revuelto de espárragos, ajos tiernos y sésamo. 
  • Snack: Compota y frutos secos.

Bibliografía

  • Bonaventura P., Alvarède F., Benedetti, G., 2014. Zinc and its role in Inmmunity and Inflamation. Autoinmmunity reviews, 14, (4), pp 277-285. doi: 10.1016/j.autrev.2014.11.008.
  • Lee Y. G., Han, S. N., 2018. The role of Vitamina E in Inmunity. Nutrients: Diet and Inmune Function, 10(11), 1614. doi: 10.3390/nu10111614.
  • Marik P., Khangoora V., Rivera R., Hooper M Catravas J., 2017. Hydrocortisone, Vitamin C, and Thiamine for the Treatment of Severe Sepsis and Septic Shock.
    CHEST, 151 (6), pp 1229 – 1238. doi: 10.1016/j.chest.2016.11.036.
  • Martineau A. R.Jolliffe D. A.Hooper R. L.Greenberg L.Aloia J. F.Bergman P. et al, 2017. Vitamin D supplementation to prevent acute respiratory tract infections: systematic review and meta-analysis of individual participant,  doi: 10.1136/bmj.i6583.
  • Panigrahy, D., Gilligan, M.M., Huang, S. et al., 2020. Inflammation resolution: a dual-pronged approach to averting cytokine storms in COVID-19?. Cancer Metastasis Rev.doi: 10.1007/s10555-020-09889-4.
  • Zhang J., Taylor E. W., Bennett K., Saad R., Rayman M., 2020. Association between regional selenium status and reported outcome of COVID-19 cases in China, The American Journal of Clinical Nutrition, doi: 10.1093/ajcn/nqaa095.
  • Qiu X., Kroeker A., He S., He S., Kozak R., Audet J., Mbikay M., Chretien M., 2016. Prophylactic Efficacy of Quercetin 3-β-O-d-Glucoside against Ebola Virus Infection. Antimicrob Agents Chemother, 60(9) pp 5182‐5188. doi: 10.1128/aac.00307-16.
  • Li, Y., Yao, J., Han, C., Yang, J., Chaudhry, M.T., Wang, S., Liu, H., Yin, Y, 2016. Quercetin, Inflammation and Immunity. Nutrients 8 (3), 167. doi: 10.3390/nu8030167.
  • Yang, Y., Islam, M. S., Wang, J., Li, Y., & Chen, X., 2020. Traditional Chinese Medicine in the Treatment of Patients Infected with 2019-New Coronavirus (SARS-CoV-2): A Review and Perspective. International journal of biological sciences16(10), pp 1708–1717. doi: 10.7150/ijbs.45538.

Otros post relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *