¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Cómo hacer yogur vegano de frutos secos y semillas

Cómo hacer yogures veganos de frutos secos y semillas
Foto de Raúl García, Contigo en la playa

En el anterior post sobre yogures veganos caseros expusimos las bases para poder elaborar diferentes tipos de yogures partiendo de semillas, frutos secos, leches vegetales, coco, etc. En este post vamos a hablar concretamente de cómo elaborar yogur vegano a partir de frutos secos y semillas.

Podemos elaborar yogures cremosos y deliciosos con cualquier fruto seco o semilla, pero según nuestra experiencia hay algunos frutos secos y semillas que se prestan más a conseguir una textura más dulce y suave y que quedan mejor que otros. Asímismo, os recomendamos comenzar por los yogures de frutos secos antes que los de semillas, ya que debido a su mayor contenido en grasas, quedan más cremosos y dan como resultado un sabor más dulce.

Ingredientes para hacer yogur vegano de frutos secos y semillas

  • Recomendamos para comenzar los anacardos, las almendras y las nueces de macadamia.
  • Para preparar yogur de semillas recomendamos las de cáñamo, girasol y sésamo mezcladas o bien por separado.
  • Para preparar yogur de frutos secos o semillas podemos o bien partir de una base más líquida con una mayor proporción de agua y luego añadir un espesante, o bien partir de una base más densa con mayor proporción de fruto seco o semilla.  También podemos elegir entre no añadir espesante, o bien añadir una menor cantidad de éste y elaborar un yogur semilíquido.
  • Cuanto mayor sea la cantidad de frutos secos, más denso y cremoso será el yogur, pero más graso y trabajoso de digerir.
  • Recomendamos tomar los yogures veganos por la mañana, acompañados de fruta fresca de la estación, frutos rojos y especias como el cardamomo, la canela o la cúrcuma, que facilitarán su digestión. También pueden resultar una buena opción de merienda para los niños a adultos que dispongan de una buena capacidad digestiva.

Espesantes para hacer yogur vegano con frutos secos y semillas

  • Si queremos hacer un yogur tipo yogur líquido, con una base de anacardo, nueces de macadamia o almendra en la proporción 1 taza de fruto seco por 1-1,5 de agua, no hará falta añadirle espesante. El que queda mejor es el de anacardo.
  • Cuanto menor cantidad de ingrediente base usemos, mayor cantidad de espesante requerirá la receta para conseguir una textura con algo de densidad.
  • Si queremos un yogur más denso y cremoso:
  • Si queremos un yogur más ligero solamente utilizaremos el agar-agar como espesante y nos quedará una textura más tipo cuajada.
  • Podemos espesar los yogures añadiendo, una vez elaborados 1-1,5 cucharadas soperas por yogur de semillas de chía, revolviendo bien las semillas dentro del yogur y dejándolo reposar en la nevera, dará como resultado un yogur granulado, más ligero y digestivo con una textura que nos recordará a un pudding.
Como hacer yogur vegano de frutos secos y semillas
Semillas de girasol, cáñamo y sésamo para la base de un yogur de semillas

Fermentos para hacer yogur de frutos secos y semilllas

Los yogures son alimentos probióticos que cuidan de nuestra salud intestinal. Para convertir la leche vegetal en un alimento con estas cualidades probióticas se necesita un fermento rico en lactobacilos y bifidobacterias variadas, a mayor variedad y calidad del fermento, mejor resultado y mayor efecto beneficioso para nuestra salud. Para elaborar yogures recomendamos fermentos elaborados a partir de bacterias puras al 100%, libres de aditivos, de modificaciones genéticas y con una alta actividad biológica probada.

En conasi consideramos la salud intestinal el pilar de nuestra salud total y recomendamos y comercializamos los fermentos Génesis por ser únicos en el mercado por su gran calidad y efectividad para la elaboración de yogur con una gran riqueza de bacterias. Hay que tener en cuenta que los yogures industrializados provienen habitualmente de una sola cepa bacteriana (que puede ser genéticamente modificada), en cambio al elaborarlos en casa podemos elegir y controlar la calidad de los fermentos utilizados.

Dudas frecuentes

  • El yogur elaborado en casa desde cero queda mucho mejor, desde nuestra experiencia, que el elaborado a partir de leche vegetal comprada, que también se puede hacer pero requiere de más aditivos para que quede espeso y dependerá mucho el resultado de la calidad de la leche empleada. Recomendamos en ese caso que la leche lleve la menor cantidad posible de aditivos y sea lo más natural posible.
  • Añadir un poco de endulzante natural como azúcar de coco o la panela antes de la fermentación, puede ayudar a mejorar la fermentación del yogur vegano de frutos secos y semillas.
  • Para agregar fruta o cualquier otro saborizante o edulcorante, es mejor dejar que el yogur fermente y se enfríe.
  • Al elaborar yogures de frutos secos y semillas y tras el reposo suele ocurrir que se separa el yogur del suero, basta con remover y emulsionar con la cuchara para que quede uniforme de nuevo. El hecho de que se separe más o menos también depende de la calidad de la emulsión del yogur. Añadir espesantes como el garrofín, la agaranta o el agar agar, mejora también la durabilidad de la emulsión.
  • Otra factor que aumenta que se separe el suero del yogur o que no permite que el yogur de frutos secos y semillas fermente bien, es una temperatura demasiado caliente durante la fermentación, algunas yogurteras alcanzan una temperatura demasiado alta.
  • Es posible elaborar el yogur de frutos secos sin calentar la leche, o calentarla directamente a unos 38-40ºC si queremos hacer un yogur crudo. Pero también es interesante tener en cuenta que el hecho de calentar la leche suavemente a unos 60-70ºC antes de añadirle el fermento, permite eliminar bacterias nocivas que pueden entorpecer una correcta fermentación y por otro lado el proceso de calentamiento ayuda a que el resultado sea más espeso ya que desnaturaliza las proteínas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *