¡No te pierdas nuestras recetas y noticias!

Dulces de otoño

Bizcocho crujiente de manzana y frutos rojos encima de una mesa.
Disfruta de esta temporada con las recetas dulces de otoño.

En otoño necesitamos volver a recargar las pilas, reorganizarnos y ponernos en marcha para reemprender nuestras actividades cotidianas. Los alimentos que nos ayuden a centrar, a relajar y a recuperar la energía, serán de mucha utilidad para volver a hacer frente a la variabilidad de la nueva temporada. El dulzor bien equilibrado es un buen aliado para tal fin. Los dulces de otoño nos ayudan, naturales y elaborados con procesos saludables, a comenzar a calentarnos y a aclimatarnos para la llegada de las primeras bajadas de temperatura. Y también nos permitirán recogernos y adaptarnos a la disminución  de la luz.

Dulces de otoño para aclimatar nuestro cuerpo al frío

En esta época del año caracterizada por la variabilidad del tiempo y la luz, es importante cambiar el tipo de alimentación y comenzar a templar nuestro organismo. Si continuamos con la alimentación refrescante propia del verano, podemos debilitar nuestras defensas y acumular demasiada humedad. Por eso recomendamos no abusar de las frutas crudas, helados, zumos y batidos fríos. Y recomendamos también comenzar a calentar los dulces para no enfriarnos, ya sea añadiéndoles especias, sal marina, cociéndolos al vapor, en forma de compotas, tartas o pasteles saludables.

El otoño es, sin duda, la estación en que nos comienza a apetecer más el dulzor, y es el periodo más dedicado a la cosecha y recolección. Nos llegan los últimos y más dulces melocotones, higos, ciruelas, moras y frambuesas. Asoman las más sabrosas uvas, las manzanas y las peras más frescas, los aromáticos membrillos, los melosos caquis y las depurativas granadas comienzan a madurar. Las frutas más dulces del año adquieren ahora su mayor protagonismo y nos preparan recargándonos de antioxidantes y fitoquímicos para hacer frente al invierno. También nos llegan los mangos, los aguacates y las chirimoyas, que provienen de las zonas más cálidas de la península y nos traerán el aroma y la cremosidad de las últimas reminiscencias de la calidez veraniega, que ya llega a su fin.

Las verduras también aportan dulzor en otoño

La calabaza y los boniatos adquieren también ahora su mayor protagonismo. Bien cocinados, ya sea al vapor, estofados, al horno, en compotas o incluso en deliciosas tartas, cremas y batidos, nos calentarán, nos aprovisionarán de energía y endulzarán nuestra vida creando la exquisita y placentera armonía que reclama el final del verano. La chirivía, la remolacha y la cebolla bien cocinadas en forma de compotas también nos endulzarán de forma suave y nos aportarán energía y calma.

No nos olvidemos de los vigorizantes y sencillos frutos secos, que se cosechan justamente en esta temporada y nos servirán como base perfecta para preparar ricas meriendas, cremas, tentempiés, bases para tartas, trufas, barritas energéticas etc. Nos surtirán generosamente de minerales y energía duradera. Hablamos de las castañas, las nueces, las almendras y las avellanas. Son todos ellos frutos de proximidad y de temporada que servirán como precalentadores y fortalecedores para pasar el invierno.

Peras cocidas en una bandeja de horno con canela y limón.
Las peras al horno o cocidas con canela y limón son uno de los postre más consumidas en esta época.

Alimentos y recetas dulces para el otoño

Alimentos e ingredientes dulces

  • Verduras dulces de otoño: zanahoria, calabaza, boniato, chirivía, cebolla, remolacha, hinojo, patata.
  • Frutas de temporada otoñal: manzana, pera, uva, caqui, higos, membrillo, moras, frambuesas, granada.
  • Frutas deshidratadas: orejones de albaricoque, dátiles, uvas pasas.
  • Cereales: el mijo y la avena son cereales dulces que calientan el organismo. El arroz integral también aporta dulzor y ayuda a regular la temperatura corporal.
  • Legumbres: las legumbres como el garbanzo, las azukis o soja en forma de tofu también se pueden usar para elaborar postres y aportan un sabor ligeramente dulce.
  • Endulzantes naturales: las melazas de cereales y la miel nos ayudarán a dar un toque de dulzor a nuestros postres aportando minerales y enzimas.
  • Fermentados: el amasake es una crema fermentada a base de cereal que nos aporta un dulzor tibio, con un ligero toque ácido y nos puede ayudar a saciar la ansiedad por el dulce sin desequilibrarnos. Se puede usar para endulzar tartas, galletas, cremas, batidos. Servido tibio o caliente es muy nutritivo.
  • Frutos secos de temporada: nuez, almendra, avellanas y castañas.
  • Especias dulces de otoño:  canela, anís estrellado, comino, regaliz.
  • Espesantes: el kuzu y el arrurruz tonifican y permiten espesar los dulces para que queden cremosos.
  • Complementos: el zumo de manzana y las leches vegetales son muy útiles a la hora de preparar tartas, glaseados, salsas, almíbares o simplemente para endulzar.

Compotas y mermeladas

Las compotas con frutas de temporada elaboradas con una pizca de sal, poca agua y la fruta al natural son ideales para saciar la necesidad de dulce y comer con pan, crackers, tortitas, galletas o solas como si fueran un yogur. Según la fruta, si es ácida como la mora o la frambuesa, podemos añadir un poco de endulzante natural en pequeña proporción: ágave crudo, azúcar de coco, o bien frutas secas deshidratadas como los orejones de albaricoque o los dátiles o frutas dulces como la manzana o la pera:

Dulces de otoño: bizcocho con higos en la parte superior.
Durante el horneado, el sabor de los higos se potencia pasando al bizcocho.

Frutas y verduras cocidas, asadas al horno o al vapor

El dulzor natural de las frutas y las verduras se realza cociéndolos con muy poca agua o sin agua y con una pizca de sal. Los hervidos prolongados con poca agua y el horneado también realzan el dulzor natural de los alimentos. Por otro lado una cocción al vapor corta y suave puede servir para darle un punto de calor a la fruta si no queremos que nos enfríe demasiado.

Flanes o “pastelitos” de agar-agar con frutas/verduras de otoño

El agar-agar de frutas es una técnica muy interesante para crear meriendas dulces y saludables. Esta receta es ligera, fácil de preparar y es ideal para sustituir los yogures o postres lácteos. Se trata de hacer una compota con frutas (se puede añadir alguna fruta seca o frutos secos), una pizca de sal y poca agua y al final de la cocción añadirle un poco de agar-agar para que cuaje. Si se desea, posteriormente se puede triturar y dejarla enfriar en moldes o vasitos.

  • Agar-agar de manzana y orejones*
  • Agar-agar de chirivía y coco*

Tartas de frutas y verduras

El otoño es la época ideal para comenzar a calentar los fogones para preparar deliciosas tartas. No recomendamos tomar a menudo horneados a base de harinas, sobre todo si tenemos una condición digestiva debilitada o queremos depurar. Pero compartir de vez en cuando una tarta sana elaborada en casa, por ejemplo en el fin de semana, puede aportarnos mucha calidez y satisfacción. Es la temporada idónea para preparar dulces tartas calabaza, de manzana con canela, de pera con frutos secos, de boniato, incluso de caqui o uvas:

Dulces de otoño: dos trozos de tarta de calabaza vista desde arriba.
La calabaza alcanza su mayor protagonismo en esta época, ya sea en su versión dulce o salada.

Repostería cruda

Y si no queremos usar los fogones también hay recetas deliciosas que mantienen las enzimas y los nutrientes frescos y vivos, sin cocción:

Batidos o zumos con frutas y verduras de temporada

Podemos seguir preparando zumos y batidos si notamos que nos sientan bien y si el clima acompaña. Usando las frutas y verduras de la temporada y teniendo en cuenta que las frutas enfrían más que las verduras y que las verduras son más equilibradas y depuran más. Para que los zumos y batidos no sean tan enfriadores podemos añadirles jengibre, canela, cúrcuma y/o pimienta para calentarlos un poco. Ensalivarlos muy bien y calentarlos en la boca también es una forma muy efectiva de evitar su efecto enfriador extremo.

Un comentario en “Dulces de otoño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *